6ª de La Magdalena en Castellón. Castella y Perera, dos feroces gallos de pelea

Castellón de la Plana. Plaza del Paseo Ribalta.  Tarde nublada y fría con casi lleno. Cinco toros de Vegahermosa,  discreta y desigualmente presentados. Todos limitados de fuerza en distintos grados de nobleza y manejabilidad. Debilísimo el primero. Uno de Jandilla corrido en segundo lugar que fue el mejor del conjunto. Tardón y a más en la muleta el tercero gracias a su matador. Parado el cuarto. Enclenque y muy quedado el quinto.  Y enseguida muy a menos el sexto que tuvo guasa por el pitón derecho. Morante de la Puebla (lirio y oro): Pinchazo y estocada trasera, ovación. Pinchazo y estocada trasera caída, silencio. Sebastián Castella (amapola y oro): Estocada,  dos orejas.  Tres pinchazos y estocada trasera caída, gran ovación. Miguel Ángel Perera (avellana y oro con remates negros):   Tres pinchazos y estocada, gran ovación.  Estoconazo trasero, oreja. Castella salió a hombros.  Curro Molina destacó en palos.

Cartel redondo y casi lleno en los tendidos. Lleno normal con aficionados a verlas venir sin partidismo ni favoritismo alguno. Morante recibió el cariño de la gente encantada con su presencia en esta plaza después de muchos años sin venir.  En cuanto se abrió de capa en el recibo del primer toro se escuchó ese murmullo colectivo que antecede a los grandes artistas y los inconfundible olés que solo se oyen cuando estos privilegiados se mecen toreando.  Fueron solo dos verónicas y media tras sabrosos intentos y bastaron para que se encendiera la llama de la esperanza.  No llegó a consumarse por la flojera del animal que, sin embargo, embistió con franquía por el pitón derecho aunque intermitentemente al defenderse por alto en el final de algunos viajes. Pero cuando metió la cara, temblaron los cimientos de la plaza. Una lástima que el toro se acabara enseguida. Morante nos dejó con la miel en los labios a la espera de su segundo enemigo. Desgraciadamente no hubo tal porque este animal se paró muy pronto y Morante se lo quitó raudo de en medio.

Como si de otra corrida se tratara,  Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera se vieron las caras por primera vez esta temporada y no anduvieron con remilgos sino todo lo contrario.  Ninguno de los dos son de los que dejan pasar a nadie y cada cual lleva su procesión por dentro. Se miden y se temen porque todas las tardes salen a jugársela sin contemplaciones.  Un permanente juego del si tu bueno, yo mejor.

Empezó ganando Castella frente al segundo, de Jandilla, que fue estupendo de principio a fin y de menos a más porque huyó un poquito de los primeros lances, se creció en varas descabalgando en el primer encuentro y llegó con noble fijeza a la muleta. Tras un quite por chicuelinas muy ceñidas, Sebastián empezó por firmísimos estatuarios y, de ahí en adelante, todo fue un coser y un cantar por soleares.  Toreó más sobre la mano derecha, dejando los naturales para la segunda parte del emocionante trasteo que llegó muchísimo al público, crecido en entusiasmo a medida que Castella se entregaba por redondos, redondísimos,  pases de pecho eternos, sabrosas trincheras y oportunos cambios para terminar con manoletinas. No fue un faenón de los grandes de Castella, pero sí una buena faena marca de la casa que cerró con estocada contundente.  Cayeron las dos orejas. ¿Quizá excesiva la segunda? Se han dado otras segundas menos merecidas.

La réplica de Perera fue como el rayo que sucede al trueno pese a que el tercer toro no pareció al principio de su lidia que iba a colaborar. Despertó en un precioso quite por tafalleras y, aún más, gracias a su matador por saber consentirle y llevarle muy empapado en la muleta en sucesivas rondas que parecieron un solo muletazo cada una por cómo ligó Perera cada pase. Faena de mérito aparte de los que Perera aporta de motu propio, porque de este toro hubo que tirar siempre al no venirse nunca por su cuenta. Los redondísimos finales, de encadenada angustia, pusieron a la gente en pie. Pero venido del todo abajo el tanimal y ya descolgado, en cada embroque de Perera al entrar a matar echó siempre la cara arriba y de ahí  los inoportunos pinchazos que impidieron el triunfo del extremeño.

Las segundas partes de la actuación de los competidores no fue tan grata y no por ello menos importante. Y es que ni el quinto toro ni el sexto fueron como los buenos anteriores. El de Castella, un enclenque marmolillo con el que el tuvo que echar mucho valor para sacarle cada muletazo de uno en uno hasta empalmar dos o tres seguidos por puros testículos. Pese a la irremediable sosería del animal y a la escasa trasmisión del trasteo, el público  estuvo en todo momento con Castella quien, por pinchar, no pudo redondear su gran tarde.

Como tampoco Perera pudo desquitarse en la alta media que deseaba con el sexto que dejó crudo – ni una gota de sangre en el único encuentro con los montados – para que durara lo que, a la postre, no duró.  Muy bien con el capote Perera en el recibo por verónicas ganando terreno en cada una, y en un precioso quite combinando chicuelinas y tafalleras. Hasta ahí pareció que iba a durar el toro pero no fue así. Si de su anterior oponente tuvo Perera que tirar de él en cada pase, con este sexto tuvo que extremar tanto la cercanía y el temple – embestía al paso y con guasa por el pitón derecho – que al citar cerquísima para un redondo, el toro metió la cabeza por abajo y Perera sufrió una cogida aparatosa con pinta de haberle calado o roto un hueso de la pierna.  Indisimuladamente  dolorido, Perera se zafó de las asistencias y, aunque le costó reponerse, lo consiguió heroicamente con un arrimón digno del espartano valor de este torero que nunca dejó de tenerlo en grados superlativos e inalcanzables. Y como se tiró a matar como un jabato, cayó la oreja que buscó como el agua de un sediento en el desierto. Chapeau, Perera.      

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

8 Resultados

  1. Juan Ramirez dice:

    Señor Del Moral¿alguien me puede decir los verdaderos motivos del abandono de Zabala de la Serna de ABC?¿disminuyó la publicidad de Telefónica y Movistar en ABC coincidiendo con el abandono de Zabala de la Serna como critico de ABC?.Coincidiendo con la llegada de Zabala de la Serna a el periódico El Mundo¿hay mucha más publicidad de Telefonica en el periódico El Mundo?
    ¿Hay actualmente en el periódico La Gaceta-donde usted escribe como critico taurino-publicidad de Telefonica?¿Y si usted dejara de escribir en La Gaceta,habria publicidad de alguna potente empresa de Telecomunicaciones?

    ¿Cree usted de que su tribuna interesa en un periodico de Madrid?¿No podria usted poner en entredicho las verdades oficialistas de otras tribunas?
    Su periodico La Gaceta es nuevo y supongo le interesa que entre mucha publicidad,aunque se tengan que sacrificar algunas tribunas molestas¿es su tribuna una de esas molestas?

    Bueno solo son interrogantes que yo me hago,demos tiempo al tiempo.

  2. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    DESCASTADOS ADOLFOS EN VALENCIA: En primer lugar quiero mostrar mi sorpresa por la presencia de el Califa en este cartel cuando se han quedado fuera de la feria el Fundi y Rafaelillo. Y antes de que se me olvide destacar las actuaciones de Carlos Casanova y de los hermanos Montoliú, tanto a pie como a caballo (excelente, monumental el tercer par del hijo del malogrado Manolo en el tercer toro). El Califa está retirado de esto. Su primer Adolfo, recibido con el capote, al igual que el cuarto, a base de chicotazos y recortes defensivos en vez de embarcando y alargando las embestidas como piden los toros de sangre Saltillo, parecía desplazarse en los capotes, pero le costaba humillar. El diestro valenciano, al ver esto, y con las pocas ganas que tenía de tirar ayer la moneda, le pegó tres puyazos durísimos en el caballo, de donde el toro salió avisado y quedándose corto, afianzado a la defensiva sobre las manos para no perderlas más, como había hecho antes. Con la muleta no sólo no hubo lucimiento, sino que el Califa anduvo a marced del burel por su falta de firmeza y capacidad de dominio. Cuando el toro le achuchaba, en vez de tocarle, se llevaba la muleta con él como si fuera un aficionado en una capea. Con el cuarto, soso y de cortas embestidas, se repitió el sainete. Dio gusto ver a Jose Luis Moreno con su primero. Haciéndole las cosas bien desde el principio, el animal no adsmitía más de dos muletazos ligados, pues aunque en los capotes se había deslizado con largura, a partir del primer par de banderillas se paró y comenzó a pegar regates feísimos. El cordobés se armó de paciencia, y perfectamente colocado en la media distancia, dando los toques suaves que requieren estos toros y alargando todo lo posible el muletazo, dejó una labor maciza y de su particular gusto en algunos buenos pases que le robó. Una primera estocada defectuosa le impidió cortar la oreja de un toro que lo prendió del muslo muy feamente a final de faena. Tal vez esto afligió a Moreno con el quinto, otro toro cambiante en el segundo tercio que pedía la media distancia por el pitón izquierdo, con toque suave y la muleta retrasada para aprovechar la inercia de su corta embestida. Sólo le dio dos naturales de esta guisa, excelentes por cierto, dentro de una faena encimista basada en el pitón derecho y abusando de los toques bruscos, como de torero desfondado por la tarde. Al valenciano José Calvo le correspondió el lote dulce de la corrida. Su primero, embistiendo muy a la mexicana, a media altura pero con recorrido, exigía mucha alma por parte del torero. Este le hizo una labor técnicamente desigual debido a su falta de festejos, en la que demostró por momentos un gran sentido del temple, pero una desgarbada falta de clase, toreando con la cintura muy rígida, sin sentirse del todo. Algo fría al cabo la labor en su conjunto. Al sexto, también noblote aunque sin gran transmisión, le realizó una faena tan larga como superficial e insípida, A ambos toros los mató rematadamente mal. En todo caso, dejó muestras de ciertas aptitudes, sobre todo el temple y un cierto valor sereno, que ya me gustaría a mí ver en unos cuantos toreros anunciados en esta feria exclusivamente por su cara bonita, y que ya la han empezado a liar en los corrales de la plaza de Valencia.

  3. JCMD dice:

    Casi lleno. Torean Morante, Castella y Perera. Y casi lleno.

    ¿En cuanto tiempo agotó las entradas quien vosotros sabéis?

  4. Otro del dos dice:

    Parece que a nadie le interesa esta crónica. Nadie hace ningún comentario.

    Sr del Moral, se parece usted mucho a Moncholi. El Sr Moncholi en sus retransmisiones en TM, cuando un torero le cae bien (digámoslo así) siempre le disculpa con carencias y limitaciones del toro. La culpa siempre es del toro. Cuando es al contrario y el torero le cae mal (sigamos diciéndolo así), los toros siempre son buenos y si está bien el torero es por la calidad del toro. El toro se lo pone fácil.

    Ahora ya a su guardia pretoriana de mariachis sí le interesará la noticia y comenzarán a salir a la arena.

  5. JCMD dice:

    Muy feo el comentario ese que utiliza como base para un argumento la enfermedad de Vicente Zabala.

    Lo de esta página ya pasa de castaño oscuro. Esto no es ni análisis ni crítica taurina. Simplemente es cainismo: el cainismo, tan español, que está llegando a los toros.

    Yo no he leído nada a Vicente Zabala sobre el Sr del Moral. Ni escrito por él ni por nadie que escriba comentarios en su blog. ¿No será el Sr del Moral y su grey quienes están obsesionados con Vicente Zabala? Al menos, ya lo han puesto en su punto de mira.

  6. Venancio Fernandez dice:

    Lean entre lineas a Vicente Zabala,la fineza para atacar a Del Moral.Siempre en lo personal nunca en lo profesional.Yo tampoco estoy de acuerdo en que se saquen similes con su enfermedad,pero casi siempre empieza Zabala la ofensa,solo hay que ir a su blog y ver las fechas de la agresión a Del Moral,Zabala siempre va por delante.Y dudo de que la obsesion de Zabala se limite a su blog.Seguro hay otro tipo de maniobras para acallar o neutralizar la opinión del Moral.Con publicidad se compran y se modifican muchas lineas de opinión de los periódicos.

  7. Otro del dos dice:

    La práctica más directa y antigua para comprar y modificar líneas de opinión en el mundo del toro siempre se ha dicho que es el sobre. El sobre al periodista entregado por los apoderados de los toreros o por personas muy cercanas a ellos. O a través de ese entramado que forman empresarios y apoderados, que son los que gobiernan el llamado circuito de las ferias; incluyendo ahora, por supuesto, al gestor del nuevo agente que ha aparecido en escena en los últimos años: la televisión de pago. Nueva fuente de suculentos ingresos y, por tanto, de distribución de fondos y de capacidad de influir y manejar voluntades. Y el propio circuito; como le gusta denominarlo a ese gestor (también cronista, y en directo, por cierto).

    Pues bien, con la misma ligereza que se están comenzando a verter acusaciones veladas (o no tan veladas) muy graves contra el Sr. Zabala, se podría decir o dar a entender otras cosas del mismo pelaje. Por ejemplo, que como José Tomás ni ha entrado en ese juego que ha movido tradicionalmente los hilos económicos del mundo del toro (sabido es que se fue a México para hacerse torero sin tener que pagar) ni entra (tiene un apoderado que no tiene historia ni la tendrá en el mundo del toro), pues que así le va con algunos cronistas. Al menos, comparativamente a como le va al resto de figuras que sí tienen apoderados de ese mundo y aceptan la dinámica del circuito y sus reglas.

    Hay cronistas cuya raya está muy marcada; llamativamente marcada: unas figuras lo hacen todo bien, y otras todo lo hacen mal. Eso sí que es sospecho.

  8. Pedro Trena dice:

    Hace tiempo que la practica del “sobre” se ha sustituido por otro tipos de sobres adecuados a los tiempos-derechos de television,produtoras,grandes anunciantes publicitarios-“yo me anuncio y tu te callas”,”yo me anuncio y tu exageras””yo me anuncio y tu miras para otro lado”,”yo me anuncio y tu quitas a tal columnista”.El sobre quedó muy anticuado,pero no solo para los toros sino para cualquier tipo de información a la que se quiera manipular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: