Zafra (Badajoz). Todos a hombros

Santiago Román en Cultoro

Enrique Ponce, El Juli y Ginés Marín hacían el paseíllo este sábado en la primera de abono en la localidad pacense de Zafra. Se lidiaban astados de Zalduendo para el festejo

Ponce con el capote lacea a la verónica con el compás abierto al primer toro de la tarde. Despacio los derechazos iniciales. Por el pitón izquierdo menos recorrido y menos limpieza, vuelve a diestras con el burel yendo a menos y sin ninguna transmisión ni emoción. Acaba con doblones. Mata de casi entera y corta una oreja.

El Juli gana en premios en medio de una tarde triunfal con toros flojos

Templado y pasándoselo cerca el comienzo muleteril de Juli al segundo. Efectividad y remató con tres circulares invertidos que espabilan al respetable. Mata de una gran estocada al segundo intento. Oreja.

Ginés no pudo lucirse de inicio con el tercero al salir distraído y dando síntomas de flaqueza. Protesta monumental del público durante tercio de varas y banderillas por no devolverlo el presidente. Comenzó con una meritoria serie de derechazos rodilla en tierra. A pesar de todo Ginés no escatimó en esfuerzo, ganas e interés. Finiquitó por manoletinas, lo pasaportó de pinchazo y estoconazo paseando una oreja. Toro pitado al arrastre.

Abanto la salida del cuarto, mejor presentado que sus hermanos anteriores., tras el segundo muletazo el toro da la vuelta con los pitones hincados en el albero. Ponce por enésima vez saca a relucir su técnica y conocimiento de los toros, a la par que estuvo de enfermero, antes de acabar un par de circulares genuflexos que fueron del gusto de los asistentes. Estoconazo. Oreja y petición de la segunda. Toro aplaudido al arrastre.

En el quinto, Juli quiso lucirse con un capote de manos bajas para saludarlo. Quite por lopecinas. Brindis al público. Toro sin fuerzas, y con muletazos de uno en uno fue tirando de su condición hasta convencer al tendido. Estocada y dos orejas.

El último, el mejor hecho y presentado de la corrida, tardó en ir a los vuelos del capote de Ginés. Se vislumbró de inicio que no iba a estar sobrado de fuerzas y Ginés lo cuidó en el caballo y se pusieron solo dos pares. Antes un ajustado quite por chicuelinas. Brinda a su mozo de espada Jesús Maria Fernández y al ayuda Miguel Luna, ambos de Zafra. Rápidamente la característica de la falta fuerza se hace presente y eso unido a la nula bravura y escaso recorrido impiden que se vea nada destacado. Ginés se justifica de sobra, poniendo todo de su parte y lo que no tiene el toro, estando muy por encima de él. Tras pinchazo cobra la mejor estocada de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: