Bitácora de América. El rojo teja en exteriores de Acho y el morado del Señor de los Milagros

 

Resultado de imagen de Acho en Lima

Hace 10 años le tradujimos del inglés al español por iniciativa propia al señor José Antonio Del Moral una columna sobre el Club Taurino de New York que publicó en “De toros en libertad”, página web referente de crítica y opinión fundamentada de los aficionados del mundo entero, así como lo es el diario “Esto OEM”, a nivel de crónicas taurinas en México.  

Vivíamos y trabajábamos en créditos y cobranzas en San Diego, California, asistiendo a todos los festejos y ferias taurinas  posibles mexicanas; lo hacíamos premunidos desde el digital año 2000 de una Sony PC 100 Videocámara de cinta mini dv. Hoy en Lima, después de tales ajetreos que duraron 22 años, recordamos cómo se vive en Aguascalientes la Feria de San Marcos, en Guadalajara las corridas de octubre, en el Distrito Federal la Temporada Grande, y en otras plazas de toros los grandes carteles, las grandes ferias.

Eran los tiempos en que El Juli, Enrique Ponce, César Rincón, Armillita Chico, Eulalio, Jorge Gutiérrez, Morante de la Puebla, convocaban los grandes públicos, siempre con ganaderías mexicanas. Publicados los carteles, correspondía al aficionado y al público asistente a ASISTIR a sostener el espectáculo, se hace  consiguiendo el financiamiento y la adquisición de las entradas. Los economistas le llaman “elasticidad de la demanda”, cuando ya los públicos saben del evento e independientemente que se bombardee con spots radiales o de televisión en los medios masivos de comunicación, ellos se encargan de ir a retratarse en las taquillas, a sostener el espectáculo, a hacerlo que perdure en el tiempo, participar y que no decaiga sino que se retroalimente la afición de toros y toreros. Se hace en España, en Francia, en Colombia, en México, en Perú y otras tierras.

En el Perú, pastan en las tierras norteñas del fundo de la ganadería Camponuevo de Rafael Puga Castro los toros-toros de las ganaderías españolas a ser lidiados en Acho en apenas unos días, por El Juli, Enrique Ponce (el gran maestro de maestros), Andrés Roca Rey (el peruano orgullo del mundo taurino), Morante de la Puebla, Manzanares, Juan Carlos Cubas, Alfonso de Lima, Román Collado, Silveti, el nuevo ídolo de Acho Joaquín Galdós, el gran Antonio Ferrera, Fandi, Paco Ureña convaleciente, y Juan José Padilla en su despedida de los ruedos.

La plaza que viste en exteriores el color rojo teja, recién pintado, en su edición 72ª abrirá sus puertas dando inicio a la  próxima Feria del Señor de los Milagros, el Cristo Moreno, sagrada imagen con los ornamentos de color morado, que será paseado en andas el 18 y 19 de octubre, en un recorrido por el Centro Histórico de la capital, masiva procesión católica, para que al día siguiente sábado 20 a las 3.30 pm y domingo 21 a las 12 del mediodía y a las 3.30 de la tarde – el próximo fin de semana – abra sus puertas el recinto histórico Plaza de Acho de Lima manejado por la empresa taurina Consorcio Casa Toreros Perú, gente muy seria de Perú y México  identificada con la Fiesta, en el marco del 50º Aniversario de la ATA, personalidades del mundo de los aficionados prácticos internacionales que se presentarán con erales de prestigiosas ganaderías nacionales.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: