Temporada 2018 (II). Altibajos en la primera fila e ingresos en la segunda

Resultado de imagen de El mejor Manzanares

Resultado de imagen de El mejor Manzanares

Resultado de imagen de El mejor Manzanares

La permanencia en la cúpula del toreo de José María Manzanares independientemente del momento en que se encuentre – en la campaña que analizamos hubo más simas que cimas – se debe a la hiperclase con la que torea en su mejor versión sin desdeñar su distinguidísima apostura. De tal manera es así que, el todavía joven maestro, lleva a las plazas a tanta gente por como torea y a otros tantos o incluso más por su hermosura meramente corporal. Y esto último a no pocos les da tanta envidia que no pueden soportar que continúe ocupando un lugar tan preeminente.

En la pasada temporada le bastó con mostrarse completamente pletórico en las ferias sevillanas de Abril y de San Miguel – si colosal fue su alfa, aún más su omega – para continuar ocupando su sitio de elegido. Le sobra con su “don” y, por eso, muchos críticos – la mayoría por cierto – y no pocos aficionados partidarios de diestros más seguros en el éxito aunque carentes de “don”, caigan tantas veces en un soberano ridículo en sus pertinaces deseos de acabar con él. Llevan años anunciando el fin profesional del alicantino sin conseguirlo y eso les encocora. Digámoslo solo con dos palabras. Mueren de envidia. Y tanto le envidian que le miden hasta como le atan los lazos de sus zapatillas. Y yo me parto de risa cada vez que veo las caras que ponen sus estúpidos enemigos mientras la gente normal, la mayoría de los aficionados más sensatos, enronquecen extasiados y arrastran hasta el infinito interminables olés. Y con eso, amigos, no hay quien pueda. Así pues, punto y aparte para Manzanares.  Pues tal cual ocurrió con su señor padre a quien la mayoría de sus detractores en vida, dijeron y escribieron maravillas tras su muerte.

Imagen relacionada

Resultado de imagen de Morante

El caso aparte y fuera de cualquier serie de Morante de la Puebla, prodigio del arte pese a sus irregularidades y a sus continuos caprichos, dueño de los corazones de todos los aficionados en la tardes que está sembrado y repentinamente alegres tras sus muchas jornadas de enfados, máxima suma y sigue entre triunfos inenarrables y broncas épicas,definen a este singular torero que nunca estorba porque su caso es único.

La ventaja que tenemos los viejos aficionados es que, como hemos visto tantas cosas, nada nos sorprende porque estamos curados de tantos falsos espantos.

Resultado de imagen de Castella, Perera y Talavante

Resultado de imagen de Castella, Perera y Talavante

Imagen relacionada

Con mayor o menor fortuna, han permanecido en su lugar los que ya llevan mucho tiempo disfrutando con nos pocos éxitos pese a su falta de “cante”. A saber: el ya plano Sebastián Castella, el más intenso entre los intensos que hayamos visto Miguel Ángel Perera y no tanto Alejandro Talavante por haber pretendido mear fuera de su tiesto y lo ha pagado tan caro que hasta nos ha dado pena por tratarse de alguien que unas veces torea como los propios ángeles – su mano izquierda es de oro y diamantes, y otras parece que, o se olvida de sí mismo o no puede con su propio peso. Alejandro, tras su fracaso en la feria de Otoño en Madrid, pensó secretamente en retirarse en Zaragoza y así lo hizo tras una de sus más grandes tardes. Retirada que, esperamos y deseamos, será más corta que lo que cree el propio diestro.

Resultado de imagen de Talavante

En el toreo, como en la vida en general, es muy importante saber conocerse a uno mismo y no salirse más allá de su ego. Claro que esto es algo normal en los que empiezan pero no en los que llevan tantos años ejerciendo. Pues bastante mérito tienen con mantener sus respectivos rangos. Cada cual es cada cual. Y que nadie se engañe. Talavante no midió bien quien podría ser y hasta donde podría llegar en sus pretensiones económicas sin querer reconocer sus pertinaces desigualdades. En fin…

Resultado de imagen de antonio ferrera

La transfiguración artística de Antonio Ferrera ya la hemos celebrado y asumido como suceso un tanto sorprendente además de feliz y en ello anduvo la pasada temporada aunque ya sin tanta sorpresa aunque siempre con agrado. Pero continúo lamentando que ya no banderillee. Se lo deberían exigir los públicos. No obstante, lo mejor en sus nuevos haberes han sido sus espontáneas y creativas intervenciones en la lidia de sus toros y sus quites en los de sus compañeros. Un prodigio de espontánea inspiración que enjoya las tardes en que participa.

Resultado de imagen de El Fandi

Hay un torero que ya ha pasado muchísimo tiempo arriba pese a sus carencias y por eso no se inmuta sabiendo ser quien es y pasando olímpicamente de lo que dicen de él sus detractores. Nunca mejor empleado este término olimpista. Me refiero a El Fandi. Indiscutible figura quieran o no quieran reconocerlo los del “paladar”. Oigan, es que David Fandila es un seguro contra el aburrimiento. Se podrán discutir en frío sus mayores o menores virtudes digamos artísticas. Pero no que es un  magnifico capotero, un excepcional banderillero, un eficaz muletero pese a no ser exquisito y muy buen matador. Espectáculo asegurado para quienes compran la entradas para verle a sabiendas de que no van a quedar defraudados. Y los listos, a rabiar. Confieso que lo paso bomba viendo como a los del “paladar” se les revuelven las tripas con el granadino. Oigan: es que el mozo lleva ya dieciocho años arriba desde que tomó la alternativa. Un respeto por tanto, señores.

Desplante de rodillas de Juan José Padilla al toro de su adiós en Bilbao

Otro caso particular de la pasada temporada han sido las despedidas de Juan José Padilla. Todas apoteósicas aunque no todas con la misma factura porque, mediada su campaña, le vimos muy cansado como por otra parte era algo normal, dados los sucesivos y graves percances que siguió padeciendo. Padilla, a quien en este 2018 incluso vimos muchas tardes mejor que nunca, se vio obligado a desvirtuarse recurriendo excesivamente a los efectismos teatrales para continuar triunfando. Y como los públicos continuaron admirando su incuestionable mérito por haber superado cuasi milagrosamente sus terribles desgracias, todo le fue permitido, incluso sus carnavalescos y estrafalarios disfraces hasta pasarse de rosca.

Y los demás?. Pues lo hubo, bastantes, entre los ya muy veteranos y los más nuevos. Además para todos los gustos. Sobre todo los que más se han destacado por fieles a su común concepto.  No hubo y por el momento hay novedades que se aparten de lo clásico lo que es buena señal porque el toreo clásico, pese a cualquier heterodoxia, es lo que más ha permanecido en el tiempo.

Resultado de imagen de Diego Urdiales

El más fiel al mejor concepto de lo clásico las pocas veces que pudo demostrarlo frente a dos toros excepcionales fue el riojano Diego Urdiales. Casualidad o no, tuvo la enorme suerte de cuajar dos de sus más grandes faenas a lo largo de su prolongada vida, en Bilbao y en Madrid. Dos plazas de tanta repercusión que bien podríamos decir que ambas le bastaron para abrir otra vez más  sus expectativas y van…. Muchísimas. Solo que casi nunca las aprovechó por su incapacidad de fondo en lo profesional por su falta más grave, la del valor.  Y sin suficiente valor no conozco a nadie que haya conseguido ser figura del toreo. Baste decir que  los grandes artistas de la historia hasta el más actual Morante de la Puebla, tuvieron y tienen más valor que Urdiales. ¿qué más quisiéramos todos que Urdiales tuviera más valor? En fin. Le acompañan con insistente fuerza sus incondicionales que los tiene sobre todo en su tierra, en Bilbao y en Madrid muy precisamente. Pero es que hay que tenerlos en todas partes y eso, por ahora, y ya es tarde, nunca los tuvo el de Arnedo.

Paco Ureña, tras la cornada en Albacete en septiembre

Lo más lamentable de la temporada 2018 fue el inoportuno y gravísimo percance que sufrió el murciano de Lorca, Paco Ureña, en el borde mismo de conseguir una consagración más que prometedora como consecuencia de la perdida de visión de un ojo. Tuvo que cortar drásticamente y queda por ver si fuera capaz de seguir pese a tamaño desastre. Debería pasar unos días con Padilla y escucharle atentamente. Talante y modales purísimos no le iban a faltar.

Resultado de imagen de juan bautista torero

Ha anunciado su prematura despedida causada por la muerte de su señor padre, Juan Bautista Jalabert. Para un servidor el mejor de los espadas galos. Lo siento mucho. Por el fin de Luc, su padre, que fue todo un señor, buen ganadero, buen rejoneador y buen empresario. Y también lo siento por este anuncio forzado del hijo que es dignísimo heredero de su procreador. Pocos conozco entre los actuales matadores más educado y cortés. Siempre que escribo de Juan Bautista, me acuerdo de la crónica que le hice de su primer gran triunfo en Madrid hace ya bastantes años y que titule: “Juan Bautista convierte la Ventas en Versalles”. No me equivoqué. El “artista” linarense Curro Díaz continuó más pendiente de torear bonito que bien aunque ahí sigue.

Resultado de imagen de Manuel Escribano

Mantuvo el tirón Manuel Escribano lo que no es poco dados sus muchos percances que ha venido afrontando sin perder un ápice de su natural valor.  De los tres mexicanos, hermanos Adame, se adelantó Luis David. Buenos aunque insuficientes apuntes del salmantino Juan de Álamo. Avanzó gracias a su alegrísimo valor, el valenciano Román.  

Resultado de imagen de Alvaro Lorenzo

Entre las novedades hubo alteraciones porque los que habían parecido iban a ser grandes, todavía no por dormirse en los laureles, caso de Ginés Marín que sigue siendo el de mayor clase de entre los nuevos valores. Ha tenido que dar paso al toledano Álvaro Lorenzo cada día más asentado y a más… Cuidado con él.

Tampoco termina de romper quien nos pareció elegido desde su gran triunfo novilleril una mañana de feria en Bilbao, José Garrido. No acaba de recuperar el tiempo perdido quien fue un novel destacadísimo, López Simón.

Y los más nuevos en lid con particular interés entre los de mayor y menor experiencia con algunas formidables sorpresas:  Pablo Aguado, Juan Ortega, Pepe Moral, Juan Ortega, Octavio Chacón, Emilio de Justo, sin olvidar a otro peruano de singular futuro, Joaquín Galdós.

Resultado de imagen de Toñete en Nimes

Se espera mucho de Toñete tras su gran temporada novilleril y su triunfal alternativa en Nimes. Toñete a acabado definitivamente con la mítica sentencia “más cornás da el hambre“… E incluso seguimos a la espera de Alfonso Cadaval a raíz de su sorpresiva por feliz alternativa en la feria de San Miguel en la Maestranza.

Y después? Mucha tela por cortar porque esto no se acaba ni nunca se acabará pese al bajón del numero de festejos. De ninguna manera  hay que perder la ilusión.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Chelu dice:

    Juan Leal, un valor que asusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: