3ª de Fallas en Valencia. A El Fandi le vale todo y muy recuperado López Simón que salió a hombros

No obstante los triunfos de El Fandi y de López Simón, con una y dos orejas respectivamente en sus esportones – el de Granada perdió otra del segundo toro con la espada – esta triunfal tarde de ambos quedó algo difuminada por la extrema blandura del ganado de Zalduendo. Una corrida en su mayor parte podrida. Ferrera se llevó lo peor en su muy deslucido lote y se fue de vacío aunque sus aislados lances y muletazos fueron los más vistosos del festejo. Y otra floja entrada.

Valencia. Coso de la calle Xátiva. Jueves 14 de marzo de 2019. Tarde soleada, fresca  y ventosa con media entrada muy repartida. 

Seis toros de Zalduendo. El burraco primero, altito y cómodo de cabeza, noble aunque muy  escaso de fuerza y sin gas ni apenas recorrido por lado derecho y bastante mejor por el izquierdo. Muy bonito de hechuras y serio por delante el segundo también débil aunque alegre en banderillas y noble en la muleta aunque defendiéndose. Más agresivo de cara el negro tercero, con tan poca fuerza como sus hermanos anteriores aunque también mejor en la muleta que los dos primeros. Bonito el hondo cuarto al que tampoco le sobraron las fuerzas y apagado en la muleta hasta pararse. Acapachado el también negro quinto que se fue arriba en los dos últimos tercios.  Desimilar tipo a los anteriores y flojo aunque muy manejable el sexto 

Antonio Ferrera (marino y oro): Estoconazo de rápidos efectos, ovación con saludos. Dos pinchazos y bajonazo, aviso y silencio

El Fandi (pistacho y oro): Pinchazo y estoconazo, aviso y gran ovación. Estoconazo, aviso y oreja.

López Simón (añil y oro): Gran estocada, oreja. Estoconazo, dos avisos y oreja. Salió de la plaza a hombros.

Del peonaje destaco la brega de José Manuel Montoliú y Fernando Sánchez en banderillas.

Ya quedó escrito que la extrema blandura del ganado pesó mucho y a la contra del festejo en casi su totalidad. Y la verdad sea dicha, esta vez la tarde la salvaron los toreros. Escasamente Ferrera por la calidad de su toreo frente al lote menos propicio. Ampliamente el perseverante e inagotable David Fandila “El Fandi” a quien llevamos viendo triunfar a golpe cantado en casi todas las corridas que lleva sumadas y ya con 20 años de alternativa. Oigan y esto no se puede ocultar. Lo digo por sus acostumbrados detractores. Si hubiera sido por estos, El Fandi hace años que estaría en su casa. Pero continúa inasequible a cualquier desánimo y a cualquier desaliento. Este ya señor Fandila es uno de los toreros más seguros en el éxito que hemos visto en nuestra ya larga vida. David sale cada tarde a darlo toro y sus indeclinables ánimos jamás le faltan. Y esto no es algo fácil aunque lo parezca en su caso que requiere de un indeclinable esfuerzo en mantener intactas sus excepcionales facultades físicas. Y yo diría también que mentales. Porque, señores, mantener viva su inmensa presencia de ánimo durante cuatro lustros sin descanso ni el menor de los desánimos, solamente los grandes profesionales son capaces de conseguirlo. Si, ya sé que su toreo con la muleta carece de calidad aunque no pocas veces sino en muchas predomina el temple que es un arma fundamental en el toreo. Pero con el capote es uno de los mejores actualmente, con las banderillas, uno de los mejores de todos los tiempos y con la espada que ayer le falló al matar en segundo toro, generalmente segurísimo. Ayer perdió la puerta grande por pinchar al matar a su primer toro. Hubiera podido, por tanto, acompañar a López Simón en su triunfal tarde.

Me alegra poder escribir de triunfos sobre este todavía muy joven torero madrileño de Barajas. Torero que ha pasado de una prematura y breve cumbre a otra más larga de decaimiento hasta llegar a verle como le vimos ayer, cuasi totalmente recuperado, hasta el punto de que podamos afirmar que si persiste en el entusiasmo que mostró ayer en Valencia, pronto le veremos en la primera fila o muy cerca de ella. Y esta recuperación por qué, preguntan muchos? Pues porque se le nota más seguro de sí mismo que nunca. Algo que quienes sabemos a qué y a quien se debe, nos alegra muchísimo porque somos amigos de quien ha sido y sigue siendo el gran pigmalión del toreo contemporáneo: Diego Robles. Imagino la enorme e inagotable paliza que ambos – profesor y alumno – habrán tenido de cubrir porque de sobra sé cómo se las gasta Dieguito. Un poquita cosa gigantesco. Enhorabuena a los dos, al gran profesor y al joven alumno.

Y unas líneas más para referirme a lo que ayer debió hacer Ferrera que además de haberse transfigurado con las telas, también sabe banderillear maravillosamente como venía demostrando antes de dejar de hacerlo. Ayer, en vista de que apenas pudo lograr lo que se propuso con la muleta y dado que en la plaza estaba quien fue su gran competidor con los palos, bien podría haber hecho una excepción… O no?

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Gregorio dice:

    Y usted solo ha sido el que unicamente defendió al Fandi como la figura que es. Pero la prensa sigue atacandole (y ofendiendole) come el Pacco Mora que seguro no tendrá problemas en alabar a toreros del mismo corte como Soro, Mendez, Paquirri o incluso el toricantano de hoy. Luego nos quejamos…

  2. Astoria dice:

    En cambio Zabala habla peste de LS y parece no haber visto nada. O no haber visto lo de siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: