8ª de San Isidro en Madrid. Brutal cogida de Gonzalo Caballero tras cuajar la mejor faena de la tarde

La brutal cogida de Gonzalo Caballero al entrar a matar a su primer toro de El Pilar, por cierto el mejor del envío, tras haber cuajado la faena más brillante de la tarde, fue lo más destacado en un espeso espectáculo que no ofreció demasiados alicientes

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes  de mayo de 2019. Octava de feria. Tarde gris y en calma con dos tercios largos de entrada repartidos.

Seis toros de El Pilar con la altura que les caracteriza, la de ayer con enorme arboladura cornea y los negros con la testud muy rizada en astracán. También trajeron dos castaños. En la crónica que sigue a esta ficha, abordo con detalle el juego que dieron los seis.

Juan del Álamo (crema y oro):Estoconazo trasero muy caído, insuficiente y ruidosa petición y gran ovación con vuelta al ruedo que protestaron los “sietemesinos”.  Estocada entera tendida caída y descabello, gran ovación. Ya había matado con eficacia al toro que cogió a Caballero y al sexto lo mató de estocada caída, silencio.

José Garrido (azul muy intenso y oro): Pinchazo contrario y estocada, silencio Tres pinchazos y estocada baja, aviso y silencio.

Gonzalo Caballero (grana y oro): Resultó cogido de lleno al entrar a matar…, muchas palmas que no fueron recogidas por ningún miembro de su cuadrilla.

Juan del Álamo, a merced del primer toro

Vaya por delante denunciar el intolerable griterío de los de siempre contra la presidencia. Es hora ya de impedir como sea que esta gentuza pueda asistir a las corridas.

Todavía recuerdo y seguiré recordando la gran tarde que cuajó Juan del Álamo de hace años en Las Ventas. No le vi más veces así. Claro que sus no pocos percances fueron limitando esa gran capacidad que le descubrimos ya de novillero. Yo mismo dije entonces que tras El Viti, Capea y Robles, Gonzalo era el  mejor que nos había dado Salamanca. No obstante, ayer mostró sus dotes y sus dones aunque no tuvo la suerte de cara con su primer toro, costándole meterle en la muleta. Pero le echó valor y un gran esfuerzo a costa de una repentina cogida y un palizón del que se repuso en el acto logrando después muy valientes y meritorios muletazos sobre todo a derechas, hasta cerrar la faena con manoletinas y un estoconazo que cayó trasero y bajo. De haber quedado la estocada en buen sito, casi seguro estoy de que habría podido cortar una oreja. Dio una para mi muy merecida vuelta al ruedo.

Altivo y también negro y sobrepesado el cuarto que, pese a salir suelto, aceptó compuestos lances de Juan del Álamo. El toro se arrancó solo hacia el caballo para mansear en el primer puyazo. Y lo mismo en el segundo que fue largo. Un animal muy revoltoso. Esperó y persiguió en banderillas. Y aunque evidenció falta de fuerza en la faena, mantuvo su comportamiento temperamental aunque con claras posibilidades. Un clarividente Juan del Álamo estuvo firme, muy solvente y hasta templado conjuntando una buena faena de muleta que hasta resultó ligada. Fenomenal anduvo el salmantino pese al interregno en el que resultó desarmado. Se tiró a matar con fe, dejando una estocada entera tendida y caída que necesitó de un golpe con el descabello. En mi opinión debería haber sido obligado a dar una vuelta al ruedo.

Y el sexto, también para Juan del Álamo por la cogida de Caballero. Colorao con abundantes astas. Muy en zambombo (619 kilos). Estupendo recibo por verónicas del salmantino que remató con fastuosa media. Bravo este toro en el primer puyazo. Más excelentes verónicas en el quite de Juan. Y no tan bravo el burel en el segundo encuentro. Más verónicas esta vez de Garrido en su breve intervención. En banderillas actuaron los de la cuadrilla del diestro herido con no buena fortuna. Del Álamo brindó a su compañero antes herido. Una faena en principio ingrata junto a tablas y luego mejor en el tercio con la derecha. Había que abrir al toro y acertó Juan aunque el animal no respondió casi nunca como lo había hecho en el toreo de capa.  Con ambas manos, sin duda con mérito aunque muy a menos en el lucimiento.

José Garrido se las vio en segundo lugar con otro de pelo negro con casi 600 kilos de peso, alto, muy suelto de salida y poco grato en el capote. Tanto fue así, que que José también resultó arrollado aparatosamente sin consecuencias por fortuna. Manseó en en primer puyazo, escarbó cuando le pusieron de lejos para taparle la salida en el segundo encuentro. Bonito quite de Gonzalo Caballero. Y nada fácil de banderillear. Molesto por un repentino viento, tardó en buscar el sitio preciso para recetar, movido, algunos derechazos – otro toro para nada fácil – y más forzosamente sucios por el genio del animal, estando otra vez al borde la cogida. Lo mismo ocurrió al natural aunque por este lado, Garrido tuvo aún más mérito recetando muletazos más lucidos que los primeros. Con el toro ya dominado, mejoró la faena con más derechazos en un muy notable esfuerzo. Estupendos los de pecho. Pinchó contrario antes de meter la espada en buen sitio.

Muy abierto de cuerna y muy astifino el menos pesado, más bajo y colorado de pelo quinto. Buenos lances sueltos de Garrido. Bravo en el primer puyazo, no en el segundo. Pronto en banderillas – un muy buen par de Antonio Chacón – Caballero brindó en homenaje al difunto  Fernando Domecq. Y la verdad sea dicha: se entregó al natural pese al gazapeo del animal que también fue gazapón por el lado derecho. Otro toro muy difícil que fue a peor contra pronóstico. Además molestó el viento y por poco también coge al matador en esta segunda parte de su faena, un tanto angustiosa por los hachazos que pegó el toro. Muy meritorio Caballero. Y difícil de matar. !Qué duro es el toreo, señores¡. De tres pinchazos y estocada baja murió el torvo animal.

Y otro negro que hizo tercero para Gonzalo Caballero. Un poco más bajo que los anteriores aunque con dos perchas de susto. Caballero se templó en abiertos lances, saliendo suelto el animal y de seguido arrancado al caballo para un leve puyazo, seguido de otro parecido y asimismo leve. Y lo mismo en un tercer encuentro. Manseó pues. Y muy difícil en palos. Pero mejoró mucho en la muleta. Ya franco y encastado,  mediante series buenas aunque cortas con ambas manos y los remates de pecho de pitón a rabo, continuó esta bien construida faena que agradó mucho al público. Muy notable la entrega del torero, citando muy de verdad y rematando limpiamente los pases entre la complacencia del respetable. Faena de oreja. Innecesarias inas y, tirándose encima del toro, un pinchazo arriba resultando cogido brutalmente y desde luego herido. Las asistencias lo llevaron con prisas a la enfermería. Mató al toro Juan del Álamo de media estocada algo tendida y también por muy poco cogido y descabello, doblando por fin en animal.  Una pena. Había sido el toro más grato del envío con notable diferencia con sus hermanos.

Juan del Álamo, a merced del primer toro

Parte facultativo de la cornada sufrida por Caballero: “Herida por asta de toro en cara externa tercio medio del muslo izquierdo, con una trayectoria ascendente de 25 cm. que produce destrozos en músculo tensor de la fascia lata, vasto externo e isquiotibiales y alcanza cara posterior del fémur contusionando el nervio ciático, alcanzando isquion. Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza. Se traslada al Hospital La Fraternidad. Pronóstico: Grave. Firmado: Máximo García Leirado”.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Aficionao dice:

    En mi opinión su crónica refleja bastante bien lo ocurrido ayer en Las Ventas. Nada que añadir por tanto. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: