19ª de San Isidro en Madrid. Magistral, inspiradísimo y a hombros Antonio Ferrera

Salida a hombros de Antonio Ferrera por la Puerta Grande de Las Ventas.

El recuerdo de Fernando Domeq, fundador de la ganadería llamada Zalduendo, estuvo muy presente ayer. Sus actuales dueños, los multimillonarios señores Bailleres, presentes en la plaza el padre y uno de sus hijos, tuvieron el muy grato detalle de que sus seis hermosísimos y muy ofensivos ejemplares llevaran divisa negra.

Ferrera, rodilla en tierra, brinda al cielo la faena de las pasiones desatadas

Y también se acordaron de Fernando, Antonio Ferrera, arrodillado en un emotivo brindis al Cielo, y alzando también al Cielo su montera, la primera faena de Curro Díaz. Cuantos quisimos a Fernando, agradecimos muy sentidamente estas muestras de cariño y de respeto. Quede dicho por mi parte, también en su memoria y honor. También fue homenajeado Antonio Ferrera, obligado a saludar al recibir una gran ovación tras deshacerse las filas del paseíllo, todos contentos al verle tan entero tras el accidente que sufrió hace pocos días.

Antier, yo tuve la ocasión de saludarle al entrar en el mismo burladero que ambos ocupamos en la corrida de Córdoba. No quise preguntarle por su accidente ni tampoco decirle que suelo tener muy buen bajío. Pegado a mi, me quedé con las ganas de decirle que, dado ese don que siempre me acompañó, estaba seguro de que triunfaría en Madrid al día siguiente. Y así fue. Le fueron concedidas tres orejas que debieron ser cuatro porque la presidencia no quiso la muy solicitada segunda del primer toro, que fue con mucha diferencia el mejor del envío. Ferrera, ayer, estuvo lo que se suele decir “sembrado” en estos casos: Valentísimo, inteligente, acertado y maravillosamente improvisador.Cumbre con el primer toro tanto con el capote como sobre todo en su gran faena de muleta repleta de la más sublime naturalidad. Y sensacional matando de una estocada en la suerte de recibir para la que citó al toro desde muy lejos. Creo que esto mismo hizo Esplá hace mucho tiempo en Pamplona. Pero esa estocada valió por sí misma una oreja. No me explico por qué no quisieron darle la segunda los del palco presidencial.

Estas cerrazones, absolutamente intolerables, como ayer también en Córdoba sucedió lo mismo con Finito, habría que cortarlas de raíz. En Las Ventas, los que ocupan la presidencia están atemorizados con los vociferantes del tendido 7 y, últimamente, también con los que ocupan un sector de la grada del 6, llamada en una pancarta “grada joven”. Pues estamos arreglados con estos tíos y si les digo “tíos” es porque no les tengo el menor de los respetos sino todo lo contrario. Si yo fuera presidente en Las Ventas, hace años que les prohibiría presenciar las corridas porque, cada tarde, tendrán que ir a mi comisaría y permanecer allí detenidos aunque pudiendo ver el festejo por televisión.  Pero si no son más de cincuenta. !Qué digo¡, no pasan ni de quince individuos los más revoltosos. Cualquier tarde va a suceder una gravísima desgracia irreparable. Cerca de ello sucedió hace poco con el cornalón que sufrió Manuel Escribano… Esta clase de gentuza lleva años desvirtuando la primera plaza del mundo y hay que acabar con ellos de una vez por todas. Háganme caso los que les corresponda. Pues eso.

Ferrera durante la corrida

Antonio Ferrera, por fin premiado con las  dos orejas del cuarto toro, un animal en principio muy problemático aunque poco a poco fue mejorando gracias al valor y a la magistral pericia del quien lo lidió y mató, otra vez en la suerte de recibir, terminó por dar una gran lección que todos los que allí estuvimos celebramos vivamente junto a su ayer extraordinario autor. Darle la enhorabuena es poco. A Ferrera hay que hacerle un monumento porque ya lleva muchos años en la batalla y ha sido capaz de evolucionar desde sus atléticos y veloces principios a este elegante, sensible y creativo gran artista e efectivísimo lidiador que ahora es y tanta admiración provoca por su propio derecho. !!Enhorabuena¡¡.

Delicias de Antonio Ferrera con «Bonito», al que cuajó una faena excepcional

No tuvo la misma suerte con ninguno de sus  dos toros Curro Díaz quien suele torear mirándose en su propio espejo y para que tal menester resulte limpio y redondo, necesita de un sumiso colaborador. Es torero de gustarse no de resolver. Ayer no faltaron sus chispazos siempre celebrados por el público. Pero ninguno de sus enemigos dieron facilidades para que tal conjunción cuasi astral de produjera. Cuando sucede de vez en cuando, reconozco que es algo realmente precioso. Otro día será.

Y tarde heroica del joven mexicano Luís David, el segundo de la saga Adame. Tantas ganas de triunfar tuvo ayer – siempre las tiene por cierto -que con su primer oponente, el tercero, se pasó demasiado de metraje tratando de que el animal terminara por colaborar, lo que no sucedió nunca. Dispuesto a que le cambiara la suerte, como si tal cosa no dependiera de la Divina Providencia, extremó sus muchísimas ganas de triunfar frente a también nada fácil sexto, logrando bullir vistosamente en la primera parte de su faena hasta lograr que hasta pareciera que el toro había mejorado y, por tanto, definitivamente confiado el de Aguascalientes, finalmente sorprendido por una espectacular y más que dramática cogida que pareció un más que trágico suceso que nos asustó muchísimo a cuantos estábamos en la plaza y, sobre todo, a los profesionales que lo vieron desde el callejón. Los más cercanos no llegaron a tiempo de hacer los oportunos quites el torero pareció un guiñapo entre los pavorosos cuernos de su feroz oponente. Tan impresionante fue la cogida y tan seguros estuvimos todos de que Luis David iba llevado inerte a la enfermería que nos sorprendió vivamente verle regresar al ruedo más que maltrecho para continuar intentando proseguir su faena tan valiente como enrazada. Labor desde luego heroica y en un derroche de entrega y de valor sin tacha. Hasta fue capaz de terminar con bernardinas cambiadas.

Realmente impresionante la presentación de los seis toros.

Madrid. Plaza de Las Ventas. 1 de junio de 2019. Decimonovena de feria. Tarde muy calurosa con dos tercios de entrada repartida entre huecos. 

Seis toros de Zalduendo, serios y muy descarados de cuerna. El muy suelto que abrió plaza, cumplió manseando en varas, pronto y con gran nobleza en la muleta, sobre todo por el lado izquierdo por donde tuvo clase hasta empezar a rajarse. El muy veleto y cinqueño segundo, echó las manos por delante en el recibo sin dejar de hacerlo después, salió suelto de cada embroque, apenas cumplió en varas y acabó manejable aunque derrotón en la faena de muleta. Muy serio el también cinqueño tercero, muy corto e incómodo en el recibo con el con el capote, sin emplearse nada y suelto en varas, también en el amago de quite por chicuelinas, ampliado después, y suelto, descolgado e indefinido en la muleta hasta romper algo por el lado derecho. También ofensivo y cinqueño el cuarto, zancudo y corto de cuello, suelto y corto en el saludo, también suelto en varas, algo blando de remos y apenas manejable aunque mejor por el lado izquierdo en la muleta con muy buen final por ambos pitones. Otro cinqueño e imponente fue el quinto, muy suelto de salida y en varas aunque cumplió, noble pero también suelto y sin fuerza en la muleta. Bien armado aunque basto el cuatreño sexto, blandeó sin emplearse en varas, fue el más débil del envío aunque alegre y en apariencia noble en la muleta, rota al coger muy aparatosamente a su matador que, pese a la aparatosidad del percance, volvió a la cara del toro tras pasar brevemente a la enfermería, mostrándose más fácil por el lado derecho que por el izquierdo. 

Antonio Ferrera (verde triana y oro): Gran estocada recibiendo citando desde muy lejos, oreja y gran petición de la segunda y dos vueltas al ruedo. Estocada recibiendo, dos orejas. Salió a hombros.

Curro Díaz (nazareno y oro): Estoconazo trasero desprendido, ovación con saludos. Estoconazo caído, ovación con saludos.

Luis David (berenjena  y oro): Estoconazo arriba de rápidos efectos, leve petición y ovación con saludos. Pinchazo hondo arriba, otro pinchazo, media trasera y dos descabellos, aviso y gran ovación.

Parte médico de las cornadas sufridas por Luis David:

Dos heridas por asta de toro: una, en región perineal izquierda con una trayectoria ascendente de 5 centímetros que contusiona uretra, y otra en región perianal de 5 centímetros. Contusiones y erosiones múltiples. Es intervenido bajo anestesia general. Pronóstico: Reservado

Fdo: Máximo García Leirado

Destacaron en banderillas Fernando Sánchez, Juan Valdeoro, Juan Carlos García y Miguel Martín.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: