Un San Isidro histórico y, por tanto, trascendental

Salida a hombros de Paco Ureña bilaketarekin bat datozen irudiak

En el toreo siempre juegan los inciertos e imprevisibles devenires de sus dos protagonistas, el toro y el torero. Y a veces, se juntan los planetas. Este último dicho, al que ya me he referido no pocas veces a lo largo de mi vida, puede referirse al comportamiento, casual y no, de ambos contendientes. Un gran toro y la mayor grandeza profesional de un torero coincidentes. Y, en efecto, suele suceder algunas veces que coinciden en su mayores excelencias. Ejemplos de esto ocurrieron en las despedidas de algunos toreros en muy determinados momentos de sus vidas profesionales. Los casos más llamativos de los que ahora mismo me acuerdo tuvieron lugar en las últimas actuaciones de Manolo Vázquez en Sevilla y en las de Luis Francisco Esplá y de Juan Mora,  ambas en Madrid. Maravillosas casualidades porque nunca habían estado mejor ninguno de ellos.

Pero, a veces, muy pocas en estas extraordinarias coincidencias acontecen en una misma feria con varios toros y varios toreros. Y si estas afortunadísimas ferias se celebran en las plazas más importantes, no digamos en las de Sevilla y de Madrid, las celebraciones de lo sucedido son fortísimas y unánimes. Y esto fue lo que ocurrió este año 2019, en la de Abril – esta vez en mayo – en Sevilla y, sobre todo, en la de San Isidro en Madrid. Dándose además la circunstancia que en la celebrada en la plaza de Las Ventas, las coincidencias fueron abundantes.

Siempre he dicho que el éxito de una feria sucede cuando los mejores toros les corresponden a los mejores toreros. Porque, si no es así, podemos imaginar cuales son sus resultados. Y es que no hay cosa peor en el toreo que los mejores toros caigan en manos de los peores toreros. De ahí lo imperdonable.

Este año, además, en la feria isidril han comparecido las últimas grandes revelaciones del toreo que, más o menos recientemente, han acontecido. Y como, para mayor dicha, a los mejores toreros les han correspondidos toros extraordinarios – no pocas veces el mejor e incluso el único de una misma corrida, que ya es decir -, el ciclo ha sido uno de los más triunfales de la historia. Y ello, además, pese a no haber querido o podido actuar tres de las más consagradas figuras de las ultimas épocas: Enrique Ponce a consecuencia de su gravísimo percance en las Fallas de Valencia, Morante de la Puebla y José María Manzanares, ambos por negarse a participar en el ya famoso “bombo”, penúltimo “invento” del más imaginativo de los empresarios taurinos que hayan existido, Simón Casas.

Pero es que, además, algunos toreros añejos han estado mejor que nunca, la más reciente de las revelaciones, Pablo Aguado, confirmó su excepcional grandeza en Madrid, la absoluta ratificación de Andrés Roca Rey y, por si faltaba algo, la plaza de Las Ventas ha descubierto a nuevos toreros llamados a ser próximas figuras aunque algunos ya lo venían anunciando como ha sido el ya declarado gran triunfador del interminable ciclo, Paco Ureña.  Añadamos al autor de una de las evoluciones artísticas más importantes y trascendentes de los últimos años, Antonio Ferrera. Estos tres y el que voy a mencionar por todavía desconocido factualmente – no por cierto gracias a la televisión – son los llamados a protagonizar un relevo más que considerable: el onubense David de Miranda.

En el capítulo ganadero, figuran en el cuadro de máximos honores, el toro “Poeta” de Domingo Hernández del que Ginés Marín cortó una oreja aunque fue de dos; el “Enviado” de Motalvo que no aprovechó del todo el mexicano Luís David; el “Despreciado” de Juan Pedro Domecq, descubridor de David de Miranda; el “Maderero” de Parladé con el que que Roca Rey cortó dos orejas; “Carasucia” de Valdellán que se le escapó a Cristián Escribano; el “Madroñito” de Adolfo Martín con el el volvió a decir !aquí estoy yo¡ Roca Rey aunque fallido a espadas; el “Director” de Victorino Martín, del que cortó una oreja Emilio de Justo y apunten también este nombre; el “Bonito” de Zalduendo, inmortalizado por Antonio Ferrera quien cortó dos orejas; el “Zaareño” de Santiago Domecq que propició dos memorables tercios de El Fandi; el “Pijotero” de Fuente Ymbro al que cortó dos orejas Miguel Ángel Perera; y el “Empanado” de Victoriano del Río con el que se consagró Paco Ureña.

Roca Rey y Pablo Aguado bilaketarekin bat datozen irudiak

De modo que, ya ven mis lectores, por qué en el pasado San Isidro “se juntaron los planetas”. Ojalá que se repita. Y, mucha atención para los empresarios porque la primera fila se ha ampliado indiscutiblemente con dos toreros de lleno asegurado con su sola presencia en cualquier otras compañías y cartel: Roca Rey y Pablo Aguado pese a que este lleva encima una cosa que no me gusta nada, de nada, de nada…

A más de uno, hasta ayer mismo colocados en la primera fila, les van a rebajar sus humos económicos que les parecían intocables. Y El Juli no volverá a ganar nunca más en Madrid lo que dicen que ha ganado este año…

Habrá muchos que me preguntarán por qué no meto a Ponce en esta misma cesta. Pues muy fácilmente les contesto: Porque está por ver si Roca Rey  y Aguado permanecerán tanto tiempo en la cumbre como el Exmo Sr. don Erique Ponce Martinez que el año que viene cumplirá 30 años 30 consecutivos de alternativa y 28 de ellos en la máxima cumbre del toreo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. Gregorio dice:

    Ha sido un buen San Isidro. Pero en números, las 5 Puertas Grandes están en la línea general de 4 por cada feria. El público subió un 3%, pero el año pasado se dio una corrida menos, con la cual se hubiera empatado. En fin, no se entiende porque este San Isidro se tenga que calificar como histórico. La única novedad ha sido Aguado, pero sin llegar a la rotundidad demostrada en Sevilla. También apareció David de Miranda, que con todos mis respetos es un honesto torero pero que dice poco. Los triunfos de Roca Rey, Perera, Ferrera, o Urena no son novedad dados los años de alternativa que llevan, salvo RR. Se lamentó mucho la falta de todas las Figuras y quizás por eso ahora se está montando esta campaña triunfalista

  2. Marco dice:

    Existe un tipejo llamado Carlos Illian que bien haría en aprender a hacer una crítica constructiva y un análisis honesto como el autor de este blog. Gracias Sr del Moral y ojalá que a estos dos muchachos toreros les respeten los toros y tendremos una época dorada por 20 años mas

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Ese tipejo colombiano es enano y horrible además de muy mala persona. Yo no le leo nunca

  4. Felipe dice:

    Ahora todo el mundo se ha vuelto loco con lo del San Isidro histórico. Qué bien os cuida don Simón después de ahorrarse los dinerales de las figuras. Y ahora lo está celebrando ya que va a montar ferias atractivas con toreros baratísimos pero revalorizados por sus triunfos isidriles.

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Como que “qué bien os cuida don Simón”. A mí no me ha “cuidado” nunca nadie del taurinismo. El que les ha cuidado a ellos he sido yo que es muy distinto.

  6. Mariano J. dice:

    ¿Qué opina de los premios de San Isidro? Esperaba algún comentario suyo sobre la faena de la Feria y la mejor ganadería. Saludos

  7. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Mejores faenas de la feria han sido varias y de ahí su éxito. Corrida completamente buena, desierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: