8ª de San Fermín en Pamplona. No todo fue para tantos regalos…

Cayetano aplaude al sexto toro, premiado con la vuelta al ruedo

No fue la primera vez ni será la última que el dispendio orejófilo sucedido ayer que hayamos visto y vivido en los Sanfermines, por lo menos en los casi sesenta años que llevo en misión de crítico por todos los confines del mundo taurino. Otro “viva Cartagena” y van…..

Pero así fue, así es y así seguirá siendo Pamplona. Y al que no le guste, que se arrasque… Pero uno está obligado a separar el grano de la paja a sabiendas de que no todos los que me leen están de acuerdo con mis juicios. Es el precio que tengo que pagar, por cierto gustosamente porque también y siempre me ha dado gusto nadar contra corriente. Uno está acostumbrado a soportar toda clase de dicterios por graves que sean. Así que, cada oveja que se vaya con su pareja.

Veamos y por orden: A Antonio Ferrera le regalaron una oreja del cuarto toro. A Miguel Ángel Perera no le regalaron nada a cuenta de sus fallos a espadas que ensuciaron la mejor actuación de la tarde con notoria diferencia porque fue quien mejor ha toreado en esta feria. Así como suena. Porque es la verdad. Y a Cayetano también le regalaron las segundas orejas de las cuatro que cortó, con petición de rabo incluido tras matar al último, premiado por fin con una muy merecida vuelta al ruedo. También debieron premiar con lo mismo al tercer toro y al quinto.

Y ¿por qué dice usted todo esto?, oigo decir… Pues porque, yendo por partes, la oreja del cuarto para Ferrera fue pura verbena. Y porque las segundas que le regalaron a Cayetano fue porque, aun estando tan fenomenal como estuvo, las partes de toreo fundamental de sus dos faenas, las recetó por las afueras. No se puso en el “sitio” ni una sola vez. Todo lo contrario de cómo toreó Perera a sus dos toros y muy especialmente al quinto, mediante el mejor y más auténtico toreo de toda la feria con perdón para los demás triunfadores. ¿Con qué hubieran tenido que premiar a Perera de haber matado pronto y bien a sus dos toros? Con las dos orejas del segundo y con el rabo de quinto. Así, como suena. Lo más espectacular y meritorio de Cayetano ayer fueron sus estocadas citando de lejos y acertando de lleno al primer envite. En la plaza de Pamplona, últimamente se valora la prontitud y los rápidos efectos de las estocadas. Esto, desde hace pocos años, es lo que más cuenta a la hora del triunfo. Y me parece muy bien. Pero también hay que valorar el toreo en sus estrictos términos.

Pero bueno, lo que ocurrió, ocurrió, y no hay que darle más vueltas. En cuanto a la abundante “guarnición” que rodearon las dos faenas de Cayetano, hay que reconocer que fueron tan vistosas como enervantes aunque no todas valieron tanto como creyeron sus miles y miles de fans. Cayetano sabe quien es, tanto personal como profesionalmente, y hace bien en explotarlo. Faltaría menos… Pero también estamos obligados a decir que su figura excede con mucho de la del resto de los toreros porque se trata de alguien que sale todos los días por televisión en todos los programas habidos y por haber de los llamados del corazón. Tanto Cayetano como su hermano Francisco vienen siendo dos de los grandes protagonistas de los espacios dedicados a las vidas públicas y privadas de los famosos. Y eso, sobre todo ahora mismo a Cayetano, le viene que ni pintado. Pues qué bien. Mi más sentida enhorabuena.

Reconozco que la inmensa variedad de los adornos que ayer derrochó Cayetano sin medida ni fin le salieron de perlas en una abundante muestra de cuanto legitima las faenas de muleta en pos de enjoyarlas lujosamente. Pero en mi modesta opinión, lo que más debería legitimarlas son cómo y por qué se debe torear con total autenticidad. Sobre todo cuando se está delante de dos toros de excepcional calidad,  sin igual fijeza y excepcional durabilidad. Contentos tienen que estar los criadores de la ganadería de Cuvillo. Y es que es muy difícil alcanzar tanta y tan extraordinaria condición de unos animales que hasta parecen amaestrados.

Sería un un abuso por mi parte, dar detalles de cuantas suertes accesorias derrochó ayer Cayetano. Y es que, como es lo que suelen hacer mis colegas, pues lean sus crónicas. Yo ya estoy de pasada como para ponerme a describir pormenores. Me da pereza y, además, creo que en mis crónicas se entiende todo lo que digo, no como a algunos que hay que leerles tres o cuatro veces para poder enterarse de lo que quieren decir…

Plaza Monumental de Pamplona. Viernes, 12 de julio de 2019. Octava de feria. Tarde agradable con lleno total.

Seis toros de Núñez del Cuvillo, de ideales hechuras con abundante arboladura  y varios en juego con tres, tercero, quinto y sexto para cantarlos en latín por su extraordinaria clase e inagotable durabilidad. Solamente el sexto fue premiado con la vuelta al ruedo en su arrastre. También lo merecieron los otros dos reseñados. Primero y cuarto conformaron el peor lote. Y el segundo fue el mejor de los menos lucidos. En cualquier caso, un corridón de premio e inagotables enhorabuenas.   

Antonio Ferrera (tabaco y oro): Tres pinchazos, estocada caída atravesada y tres descabellos, silencio. Estocada fulminante, muy barata oreja.

Miguel Ángel Perera (blanco y plata): Bajonazo, silencio. Pinchazo y estocada caída, oreja.

Cayetano (marino y oro) Estoconazo tendido, dos orejas. Estocadón, dos orejas y petición de rabo. Salió a hombros de la plaza en hombros y en medio del delirio.

Sobresalieron tanto en la brega como en banderillas, Curro Javier y Javier Ambel. También aunque en menor medida, Montoliú y Fernando Sánchez.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Ignacio de Burgos dice:

    Su cronica está muy por debajo de las circustancias. No creo sea justo ridiculizar así el posible triunfador de estos sanferines. Su abuelo seguro le regañaría

  2. Gregorio dice:

    Buena faena de Perera a uno de los mejores toros de la Feria y de la temporada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: