Palma de Mallorca. Puerta grande a la libertad de ir a los toros

El Coliseo Balear defiende la Fiesta en una noche con los tendidos rozando el lleno

La Fiesta sigue viva en Mallorca. Más viva que nunca. La plaza de toros de Palma acogió ayer por la noche, con un lleno casi absoluto, un festejo muy especial. En primer lugar, porque se conmemoraba el 90 aniversario de la inauguración del Coliseo Balear, con una corrida «monstruo» de verdadero lujo, con Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y El Fandi. En segundo lugar, porque los toros volvían a la isla tras dos años de ausencia, después de la controversia política y judicial que había generado la ley de toros «a la balear».

La ley había sido aprobada en julio de 2017 por el Parlamento regional y validada un mes después por el Ejecutivo de la socialista Francina Armengol. Dicha norma no prohibía expresamente las corridas de toros en el archipiélago, si bien establecía que no se podía maltratar, herir o matar a las reses, además de otras limitaciones. El Gobierno central presentó en aquel momento un recurso ante el Tribunal Constitucional contra los artículos más restrictivos de dicha ley. Finalmente, el Órgano de Garantías dictó en diciembre del pasado año una sentencia en la que acordó anular esos artículos.

Gracias a esa resolución, el Coliseo Balear pudo ayer volver a abrir sus puertas a la verdadera tauromaquia, en esta ocasión con reses de Juan Pedro Domecq y Virgen María. «Esta corrida supone una reivindicación de la libertad de las personas y del derecho que tiene cada persona a acudir a los espectáculos que desee», explicó Juan Pedro Domecq.

El gran triunfador de la noche fue El Fandi, que salió al ruedo dispuesto a todo. Recibió a su primer toro de rodillas, con excelentes lances. Con la muleta estuvo muy bien, con un toro de Virgen Maríapara el que el público pidió su indulto, pero el presidente no lo concedió. Tras una estocada perfecta, mientras el toro caía mortalmente herido fue besado por El Fandi, al que le concedieron las dos orejas.

Con su segundo toro, El Fandi no tuvo tanta fortuna a la hora de entrar a matar, pero aun así se le otorgó una oreja, mientras se escuchaban en la plaza gritos de «¡torero, torero!». El diestro «enfandiló» a los aficionados y salió a hombros. Por su parte, Morante estuvo voluntarioso en sus dos toros, pero sin suerte. En cuanto a Manzanares y El Juli, estuvieron mejor y se llevaron una oreja cada uno.

A favor y en contra

«Este festejo significa un triunfo para los taurinos y por eso hoy –por ayer– es un día muy especial para nosotros, por todo lo que hemos luchado en estos últimos años», explicó el aficionado Quico Garau expresando un sentir generalizado en la afición. Por su parte, el presidente de la Peña Taurina y Gastronómica de Mallorca, Miguel Ángel Herranz, indicó que se sentía muy contento, «porque los toros vuelven a la isla, pero sobre todo por haber superado las dificultades que distintas instituciones nos han ido poniendo en el camino».

En el mismo sentido se expresó Gabriel Nadal, mayoral de la ganadería El Onsareño. «Afortunadamente, el Constitucional devolvió la libertad a las personas que quieren disfrutar de la Fiesta, porque los políticos de izquierdas querían acabar con ella», recalcó Nadal. Precisamente, ayer se volvieron a escuchar en la plaza palmesana los gritos de «¡libertad, libertad, libertad!» que se habían podido oír en el mismo coso dos años atrás.

El nuevo contexto legal derivado de la sentencia del Constitucional fue el que hizo posible que se pudiera organizar la corrida de este viernes. Aun así, la empresa promotora debía contar con el beneplácito previo del Ayuntamiento de Palma, que preside el socialista José Hila. El consistorio dio finalmente su aprobación al festejo el pasado jueves, después de la inspección realizada por funcionarios municipales. Esa decisión no fue bien recibida por los socios del PSOE en el Gobierno balear y en el Ayuntamiento de Palma, Unidas Podemos y MÉS.

Además, tal como se esperaba, varias decenas de personas animalistas y antitaurinas se concentraron ayer en el exterior de la plaza, poco antes del inicio de la corrida. «Estoy en contra de los toros y del maltrato animal», explicó Toni, quien se expresó de manera muy respetuosa. «Dicen que el toro no sufre, pero es una idea que no comparto», apostilló. La opinión expresada por Quique fue en esa misma línea. «Afirman que los festejos taurinos son cultura, pero yo considero que no es así», sintetizó.

«Pisotón» de los políticos

En cambio, entre los aficionados que no quisieron perderse el regreso de los toros a Palma se encontraba el presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, Paco March. «En Cataluña, los aficionados fuimos los primeros en recibir el pisotón de los antitaurinos y de los políticos», recordó.

Un hecho a recalcar a nivel normativo es que, como se ha indicado, el Constitucional sólo derogó los artículos más restrictivos de la ley de toros «a la balear», por lo que por ejemplo sigue estando vigente la prohibición de que entren en la plaza los menores de 18 años o la de que se pueda consumir alcohol en el interior del recinto.

«En mi humilde opinión, deberían dejar que los menores entren», explicó la empresaria Bárbara Pons, quien recordó que cuando era niña iba con sus hermanas y con sus padres a ver corridas de toros. De ese modo, crecieron amando la Fiesta. «Jamás hemos tenido ningún trauma, somos madres, esposas y abuelas, y puede que algún día bisabuelas», añadió con buen humor.

Pensando ya en el futuro, el abogado y presidente del Círculo Mallorquín, Nacho Deyá, señaló ayer que «la fiesta de los toros está en auge y Mallorca merece que sus cuatro plazas se abran al público, que es lo que está pidiendo la segunda mayor afición de la isla».

El gran filósofo José Ortega y Gasset, también taurino, escribió hace más de medio siglo que «una de las gracias mayores de las corridas de toros es que siendo el toreo ocupación silenciosa, que se ejercita taciturnamente, sin embargo, da enormemente que hablar». Tras el gran festejo vivido ayer en el Coliseo Balear, seguro que así seguirá siendo también en Mallorca. Y además por mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: