1ª de las Corridas Generales en Bilbao. Emotivo adiós de El Cid e importante Emilio de Justo que resultó herido

Emilio de Justo bilaketarekin bat datozen irudiak

Fue una pena que, fuera por la llovizna incesante en forma del aquí llamado sirimiri que acabó en lluvia o por lo que fuese, apenas hubo público en los amplios tendidos de esta por todo magnífica plaza. Emotivamente, lo compensó el aurresku de honor bailado por un gran danzari dedicado a El Cid que se despedía de Bilbao tras sus 26 tardes en esta plaza. La de ayer fue la 27. Pero, repito, la falta de público restó mucho brillo a lo acontecido después del homenaje.

El Cid torero en Bilbao bilaketarekin bat datozen irudiak

La imponente corrida de Victorino no acrecentó su fama. Una más de su hierro sin nada de particular mas que sus dificultades que pusieron a prueba a quienes la mataron. Si acaso, destacó el primer toro de El Cid con el que pudo estirarse rememorando pasajes brillantes que fueron tomados por sensacionales. El Cid es un torero histórico en Bilbao, sobre todo a raíz de su grandísimo triunfo la tarde que se enfrentó en solitario a seis toros de Victorino. Ayer fue tratado en consonancia a su prestigio en El Bocho. Y el de Salteras hizo lo posible por corresponder a la misma altura. Sobre todo por cómo toreó al natural. Cortó su undécima oreja en esta plaza que ayer fue muy suya. Luego, aunque intentó repetir lo ya hecho con el quinto toro, no hubo tal aunque algunos espectadores lo tomaron como si hubiera repetido lo del segundo toro.

El Cid torero en Bilbao bilaketarekin bat datozen irudiak

Lo más valioso e importante de la tarde corrió a cargo de Emilio de Justo a quien cada vez que le vemos nos gusta más. Su firmeza, su serenidad, su pureza en la interpretación de las suertes, su espontánea templanza y todo ello sostenido por un monumental valor del que no hace gala sino que le sale de las entrañas de su ser, le llevó a permanecer en el ruedo tras su aparatosa cogida de la que fue intervenido tras pasar por su pie a la enfermería una vez completada la vuelta al ruedo que dio entre la admiración rendida de los presentes sosteniendo un su mano la carísima oreja que le concedieron. En principio, creímos que volvería al ruedo para matar al sexto. Pero las heridas tuvieron bastante más importancia y trascendencia de la que el propio diestro creyó tras sufrir el percance.

Emilio de Justo en Bilbao bilaketarekin bat datozen irudiak

Emilio de Justo bilaketarekin bat datozen irudiak

Salió del trance con una considerable paliza y un fuerte desgarro en una oreja. Además de la herida en la oreja fue atendido también de una contusión en la región sacra y de un varetazo en un muslo. Los médicos impidieron al torero salir a matar el sexto victorino, derivándolo tras suturarle la oreja a un centro hospitalario para mayor estudio radiológico.

Abrió la tarde Curro Díaz con mala suerte, sobre todo con el imposible cuarto. Simplemente discreto aunque demasiado insistente frente al toro que abrió el festejo y pasaportó a los otros dos que mató por la cogida de Emilio de Justo.

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Domingo 18 de agosto de 2019. Tarde nublada con incesante sirimiri  que acabó en incesante lluvia y muy floja entrada.

Seis toros de Victorino Martín, muy bien presentados, entipados y sobradamente armados. De pelo cárdeno los seis. Blando de remos el primero, suelto de salida y corto de viajes aunque noblote por el lado derecho, fatal por el izquierdo. Noble en el saludo con el capote el segundo, no sobrado de fuerza, cumplió en varas aunque defendiéndose. muy a menos después, esperando en palos, manejable sin regalar nada aunque desigualmente posible por el lado izquierdo y nada por el derecho. Blando y defendiéndose el muy armado tercero en el saludo con el capote, alegre en el caballo, blando, corto, desigualmente posible hasta desarrollar peligro en la muleta. Blando y corto de salida el cuarto, cumplió aparatoso en varas y corto sin pasar nunca además de violento en la muleta. Muy feo de cara el quinto que echó las manos por delante en el recibo capotero, cumplió en aliviados puyazos y no se dejó en la muleta. Muy suelto en el recibo corto el sexto y echando las manos por delante después, blando de remos, simplemente cumplidor en varas y se dejó sin mayores virtudes por ambos lados. 

Curro Díaz (prusia y oro): Estocada caída perdiendo la muleta, palmas con saludos. Pinchazo y estocada muy caída, palmas con saludos. En el que mató sustituyendo al herido Emilio de Justo, buena estocada, palmas.

El Cid (añil y oro): Estocada trasera caída de prontos efectos, gran ovación y cariñosa oreja. Tres pinchazos, un cuarto hondo y dos descabellos, aviso y ovación con saludos. 

Emilio de Justo (verde inglés y oro): Pinchazo y soberbio estoconazo, aviso y carísima oreja. Pasó a la enfermería donde fue atendido de 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: