Hay que boicotear a La Sexta

El peor de los Ferreras bilaketarekin bat datozen irudiak

Bastaría que todos los políticos que no sean de izquierdas se negaran a ser entrevistados y que todos los periodistas netamente fieles a la verdad se negaran a participar en sus programas.

Y así se darían de bruces contra sí mismos.

¿O no?

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. alberto alcantara dice:

    jamas veo la sexta, en mi televisor la sexta no existe, esta bloqueado.

  2. juan dice:

    No veo la SECTA, y menos al indeseable Ferreras y Sra., todavía nadie le a puesto la cara roja por todo el mal que hizo la noche después del atentado de los trenes.

    Solamente a Federico Jimenez Losantos le he oído hablar de este “elemento” sobre el mal que hizo a España, donde hizo todo lo posible para que Zapatero saliera como Presidente.

  3. Vidal Smith García dice:

    Don José Antonio, la “Sexta” como “El País”, ni son de izquierdas ni de derechas, sino simples medios serviles de la oligarquía de partidos que nos abusa. Más concretamente del bipartidismo PP-PSOE, quienes se reparten el poder en alternancia y controlan la disidencia con nuevos partidos estatales que traen de vuelta al estado a seguir solo votando, sin elegir jamás, a incautos que confunden la representación política auténtica, inexistente en España con la simple identificación con el perfil del candidato.

    Esos, que se podían inclinar peligrosamente para el estado de partidos, hacia la abstención deslegitimadora, tragan y entran en “la manga” de estos nuevos partidos dócilmente, para seguir votando, es decir, legitimando su propio sometimiento perpetuo. Ya preparan entre Pedro Sánchez y Casado, la infame reforma constitucional que dará la propiedad absoluta de la nación española al que gane las elecciones por mayoría SIMPLE. Con dicha reforma, el estado le regalará al partido ganador 50 escaños dizque por la “gobernabilidad”.

    Nadie se da cuenta que en España, como en toda oligarquía de partidos, no se forma gobierno, porque la sociedad civil tiene amputada la ciudadanía, es decir, la potestad de ejercer los derechos políticos que permiten tener verdadera injerencia en el estado a través de unos verdaderos representantes políticos que en vez de trapichear con los votos recibidos, los harían valer y respetar, so pena de ser destituidos por sus propios votantes.

    Somos meros súbditos, impedidos por la infame ley electoral de sacar nosotros mismos del seno de la sociedad civil a gente cualificada y limpia, para elevarlos a un sociedad política intermedia entre el estado y la sociedad civil, organizada en partidos societarios, sin privilegios estatales. Esta sociedad política, seguirá vinculada a la sociedad civil, debiéndole absoluta fidelidad, siendo controlada por ella, sometida a rendición de cuentas y conservando siempre la potestad, la sociedad civil de que, cuando pasen al estado temporalmente, poder DESTITUIRLES si una vez en él fallan al mandato de voto imperativo o accionar a favor de sus mandantes, la sociedad civil, sólo entonces seremos ciudadanos.

    En España NO existe tal sociedad política sino una clase estatal corrupta que se auto regenera a sí misma, gestando en su propio seno y pariendo a todo candidato EN el estado, elegiendo a dedo entre los más serviles y vocacionales traidores a todo principio. Los partidos son estatales, financiados por el estado, pagados con los impuestos de todos los españoles, quien es de derechas financia a Podemos y lo opuesto. Así entonces, con partidos políticos que son ÓRGANOS del estado, todos los asuntos de estado son asuntos DE PARTIDO.

    La impostada “pluralidad” que se ve en los platós de “La Sexta”, llenos de analfabetos locuaces, ignorantes políticos absolutos y cínicos, no es más que vil CONSENSO socialdemócrata culpable de todos los males de la nación española, el que señala nítidamente VOX, lo que le ha costado los ataques furibundos desde los medios del consenso, en el que ahora de poquito ya va inevitablemente entrando. Ya sabemos lo que dijo del consenso Juan Manuel de Prada: “Es el lugar de encuentro de la gente sin principios”. O lo que afirmó Antonio García Trevijano: “Donde hay consenso ha habido REPARTO, muere el disenso, el pensamiento libre, e impera una voluntad impuesta por el poder”.

    Ahora desde el PP se dice que Casado quiere “absorber” a VOX y en eso deben estar, en meterlo enteramente en el consenso socialdemócrata. Así culmina, exactamente como con “Podemos” y “Ciudadanos”, el control de la disidencia, el principio FASCISTA, de integración de las masas en el estado, el “asesinato” de la representación, en detrimento de la civilización de los partidos, que se logra sacándolos del estado y disolviéndolos entre la sociedad civil.

    Como a VOX, la mayoría de la clase estatal le impedirá mantener sus principios dentro del estado, veremos en unos años a votantes defraudados de VOX, haciéndole a Abascal el mismo tipo de escrache que hoy le hacen a Errejón, los cándidos podemitas que se fiaron de tal embaucador de oficio. Lo que acontece es coherente con las reglas de juego pervertidas, no hay representación, el legislativo nombra al ejecutivo por medio de aprieta botones puestos en las listas electorales A DEDO por el cabeza de partido para que le voten a presidente del gobierno. No hay separación de poderes ni peor aún democracia formal, así nos va y nos seguirá yendo hasta que no deslegitimemos pacíficamente por abstención mayoritaria a la oligarquía o estado de partidos antes de que impongan el voto obligatorio. A este paso lo veremos porque después de absorber y anular a VOX será el paso inevitable contra la abstención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: