4ª de las Corridas Generales en Bilbao. Sobre el toreo terrenal de El Juli y el celestial de Manzanares

A José María Manzanares le robaron ayer la segunda oreja del tercer toro y la segunda del sexto. Dada la aristocrática excelencia de cómo toreó a ambos, por cierto nada fácil el último porque tuvo que domesticar la muy incómoda casta de este bellísimo animal, por cierto digno de ser disecado y exhibido después en un museo de ciencias naturales,  y dada la soberana y pluscuamperfecta ejecución de sus dos monumentales estocadas, una en la suerte de recibir y otra a perfecto volapié, ambas merecedoras por sí mismas de una oreja, el robo fue manifiesto.

Quizá algunos piensen que no llevo razón y, sobre todo, el celebérrimo don Matías que en Vista Alegre siempre ocupa el palco presidencial y, ayer, en vez de sacar el segundo pañuelo blanco para distinguir a Manzanares, sacó el azul de las vueltas al ruedo para que nadie osara protestar su maliciosa cicatería, intento por cierto baldío porque a la postre ¿qué más dará una oreja de menos u otra de más dada la maravilla de las maravillas que acabábamos de saborear?. En el trasfondo de ello también viene manifestándose parte de la crítica pertinaz y radicalmente en contra de Manzanares en su baldío intento de que le bajen los humos económicos, cuando no para que nadie ose discutir a los toreros que llevaron mientras duraron sus apoderamientos y más actualmente a EL Juli en el que han puesto toda la carne en el asador.

Sus apoderados actuales siempre fueron maestros en influir a la prensa como bien sé porque cada vez que me encuentro con alguno de los hermanos al salir de la plaza me sueltan la letanía que les conviene por ver si cuela y a un servidor nunca se la cuela nadie porque si ellos saben de toros, yo tanto o más. Sin embargo, hoy me cabe señalar a quienes les obedecen y, si hay alguien que no me cree, que lean los periódicos donde escriben. Y todo lo que acabo de decir, también destinado a las cabezas de los presidentes que cada mañana leen las críticas de los medios más importantes y obedecen sus maledicentes doctrinas.

Pero bueno, en este pasen y vean a tantísimas martingalas, lo verdaderamente importante y, más que les pese, ostensiblemente más trascendental, la televisión en directo juega un papel importantísimo porque por la tele se ve y se oye todo. Sin embargo, merece la pena leerles para mejor contrastar las opiniones. Y gracias a internet, ahora podemos permitirnos el lujo de disfrutar leyendo a casi todos porque al hacerlo muchas veces nos partimos de risa. Oigan, que tratar de tapar lo intapable son ganas de ganetas. Menuda tropa…

Y dicho todo esto, vayamos a los hechos de ayer tarde en Bilbao. A estas alturas de su ya muy larga carrera, nadie puede dudar ni poner reparos sobre la grandeza profesional de El Juli, maestro indiscutible tarde a tarde en todas partes del mundo aunque en cuanto a la cáscara estética de su toreo, hay quienes se rinden y quienes no porque, para gusto, los colores.

Bien es cierto que últimamente, El Juli viene mejorando mucho en sus formas hasta el punto de que ya no parece un labrador de la Sagra como antes, sino un hombre que ha sido capaz de perfeccionarse aunque, inevitablemente, todavía le quedan aristas de vulgaridad. Tal ayer en sus dos desde luego magistrales faenas ensambladas mediante el don del temple, su indómito valor y su admirable poderío. Pero en su acostumbrado afán, en su labor frente al segundo toro que de muy huidizo en el primer tercio pasó a bueno, se pasó de metraje en la faena por por ello pinchó con la espada y con el descabello.

Me gustó más en el quinto que con el capote no valió un duro, en varas ganó muchos enteros – magnífico a caballo mi tocayo Barroso – y en en la faena de muleta pasó de geniudo y huidizo a sumiso colaborador por supuesto gracias a la indiscutible maestría y al aún más indiscutible valeroso poderío del madrileño con algún pequeño reparo a la colocación de su espadazo.

Pero ayer, El Juli, tuvo enfrente y por detrás en su turno a José María Manzanares que medió y cerró la tarde con dos actuaciones imperiales además de arcangélicas y desde luego memorables. Jose Mari piensa delante de los toros y torea como le enseñaron su abuelo y su padre, ambos grandes maestros de las formas y de los fondos técnicos y ahí está la respuesta del heredero.

Muy pocas veces han habido en el toreo padres e hijos con tamaña categoría. El Niño de la Palma y su hijo Antonio salvando las distancias en la permanencia de ambos, y los Manzanares, padre e hijo, que jamás podremos olvidar. Porque viendo al hijo vemos a su señor padre. Una herencia carísima e imperial. Tanto que, ambos, en sus mejores tardes, eclipsaron a sus congéneres. Que es lo que ocurrió ayer para gloria del toreo y satisfacción de los que sabemos…

Poco que contar de lo poco que pudo hacer Antonio Ferrera con el peor lote de esta por lo demás gran corrida de la familia, porque los hijos y hasta los nietos de Victoriano del Río ya cuentan junto al abuelo. Enhorabuena a todos.

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Miércoles 21 de agosto de 2019. Tercera de feria. Tarde soleada con casi tres cuartos de entrada.

Seis toros de Victoriano del Río y de Cortés (tercero y quinto, bien presentados, suficientemente encornados y de juego importante aunque desigual. Negro el primero,  franco en el saludo aunque sin salirse de los vuelos del capote, fue alegre y luego se defendió en los dos puyazos, manejable, muy falto de fuerza y quedándose corto en la muleta. Castaño el segundo, muy suelto en el saludo, blando de patas, cumplió defendiéndose en varas saliendo muy suelto y falto de fuerza aunque muy noble en la muleta queriéndose ir a tablas al final.  Negro el tercero,  franco en el saludo aunque echando las manos por delante, fue alegre en varas, muy noble y con fijeza por ambos lados en la muleta. Negro el cuarto, indefinido en el saludo, bravo en varas, muy exigente en su nobleza para la muleta por el lado derecho, que no por el izquierdo. Negro el quinto, suelto y las manos por delante en el saludo, muy suelto en el primer puyazo y bravo en el segundo, esperó y persiguió en banderillas y correoso en la muleta. Y el sexto, jabonero salpicado y capirote de bellísima estampa, noble en el saludo, bravo y con fijeza en varas y desigual además de exigente por muy encastado en la muleta, con peligro por el lado izquierdo. Le dieron la vuelta al ruedo en su arrastre.

Antonio Ferrera (añil y oro): Pinchazo y estocada casi entera desprendida que escupió, silencio. Pinchazo bajo y hondo sin soltar saliendo zarandeado, media muy baja y dos descabellos, aviso y palmas para el toro.

En sustitución de Roca Rey, El Juli (musgo y oro): Pinchazo, estocada y dos descabellos, ovación con saludos. Estocada trasera caída y tendida,  oreja.

José María Manzanares (grana y oro): Gran estocada en la suerte de recibir, oreja y ovación al toro en su arrastre. Estoconazo a volapié, oreja e inmerecida vuelta al al toro en su arrastre.   

A caballo destacaron Paco María y sobremanera José Antononio Barroso. En la brega y/o en banderillas, Fernando Sánchez, Valdeoro, José María Soler, Álvaro Montes, Suso, Luís Blazquez y Duarte.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Juanpablo dice:

    Tarde importante de Manzanares en Bilbao, de las que marcan la temporada y su carrera. Pero no me explico la frialdad con la que tanto el público como la mayoría de la crítica ha acogido esta magistral actuación. Luego piden que las figuras maten toros bravos y encastados y cuando ocurre no se reconocen del todo sus méritos. Y hasta hay un escritor, heredero de una tribuna taurina, que dice que el Juli ayer fue el triunfador “moral”. Uno que de moral no sabe nada, véase las peleas barriobajeras en bares de Madrid. Ellos se lo pierden y pierden cada vez más credibilidad. Pero muy a su pesar allí sigue y suma el gran Manzanares…

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Es un gran placer coincidir con usted y con los verdaderos grandes aficionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: