San Antolín en Palencia. Ureña otra vez herido y oreja para Urdiales y Toñete

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Excelso había estado Paco Ureña con el segundo un animal de excelente condición. “Espabilado” derrochó clase y recorrido en su embestida, se rebozaba en la muleta. Ureña lo cuajó por ambos pitones, toreando por momentos a cámara lenta. Tandas de cinco y seis muletazos de mano baja y trazo largo brotaron de sus muñecas. En el epílogo de la faena fue volteado feamente, sufriendo una cornada en el muslo derecho, se lo llevaron en volandas a la enfermería, no pudo continuar la lidia. Se enfrió sobremanera el ambiente, nada fue igual.

Excelso había estado Paco Ureña con el segundo un animal de excelente condición. “Espabilado” derrochó clase y recorrido en su embestida, se rebozaba en la muleta. Ureña lo cuajó por ambos pitones, toreando por momentos a cámara lenta. Tandas de cinco y seis muletazos de mano baja y trazo largo brotaron de sus muñecas. En el epílogo de la faena fue volteado feamente, sufriendo una cornada en el muslo derecho, se lo llevaron en volandas a la enfermería, no pudo continuar la lidia. Se enfrió sobremanera el ambiente, nada fue igual.

 

 

 

 

El primero fue un toro bien presentado con el que se gustó y gustó Urdiales con el capote. El de Bañuelos se dio una voltereta y recibió un puyazo bien colocado. Con la muleta Urdiales confeccionó una faena que estuvo basada sobre el pitón derecho. También lo intentó con la zurda a pesar de que la faena tomó consistencia con la diestra. Mató de estocada y descabello y el público pidió con fuerza la oreja que el presidente no concedió. Ovación con saludos.

Ureña se lució en su saludo con el capote ante el segundo de la tarde. La faena del lorquino tuvo despaciosidad e iba creciendo hasta que un derechazo, el toro se venció y le prendió propinándole una fuerte cornada en la parte superior del muslo derecho. Fue trasladado a la enfermería donde está siendo atendido, y despachó al animal Urdiales.

No tuvo suerte Toñete con el toro de su presentación como matador de toros en Palencia. El de Bañuelos, de fondo manso, adoleció de raza y no permitió a Toñete construir faena lucida. Lo intentó el diestro con buena predisposición. Mató de pinchazo y casi entera.

El cuarto fue un toro sin definir y con poca entrega. Urdiales anduvo entregado y muy por encima de la condición del de Bañuelos. Mató de una estocada un paseó un trofeo.

Buen tono tuvo la actuación de Toñete ante el quinto de la tarde que debía haber lidiado Ureña como segundo de su lote. Toreó bien a la verónica e inició su faena con doblones por ambos pitones hasta salirse a los medios. Allí toreó muy bien en una buena faena que remató de pinchazo y estocada cortando una merecida oreja.

Muy bien estuvo con el capote Toñete en su recibo a la verónica ante el sexto de la corrida. El público estuvo muy entregado con el diestro que realizó una faena basada sobre el pitón derecho. Por el izquierdo el toro tendía a puntear. Pinchó y el premio quedó reducido a una ovación.

Palencia, viernes 30 de agosto de 2019. Feria de San Antolín. Toros de Antonio Bañuelos, bien presentados y de juego desigual. Destacó el 5º. Diego Urdiales, ovación con saludos tras petición y oreja; Paco Ureña, herido; Toñete, silencio, oreja y ovación. Entrada: Media plaza.

El primero fue un toro bien presentado con el que se gustó y gustó Urdiales con el capote. El de Bañuelos se dio una voltereta y recibió un puyazo bien colocado. Con la muleta Urdiales confeccionó una faena que estuvo basada sobre el pitón derecho. También lo intentó con la zurda a pesar de que la faena tomó consistencia con la diestra. Mató de estocada y descabello y el público pidió con fuerza la oreja que el presidente no concedió. Ovación con saludos.

Ureña se lució en su saludo con el capote ante el segundo de la tarde. La faena del lorquino tuvo despaciosidad e iba creciendo hasta que un derechazo, el toro se venció y le prendió propinándole una fuerte cornada en la parte superior del muslo derecho. Fue trasladado a la enfermería donde está siendo atendido, y despachó al animal Urdiales.

No tuvo suerte Toñete con el toro de su presentación como matador de toros en Palencia. El de Bañuelos, de fondo manso, adoleció de raza y no permitió a Toñete construir faena lucida. Lo intentó el diestro con buena predisposición. Mató de pinchazo y casi entera.

El cuarto fue un toro sin definir y con poca entrega. Urdiales anduvo entregado y muy por encima de la condición del de Bañuelos. Mató de una estocada un paseó un trofeo.

Buen tono tuvo la actuación de Toñete ante el quinto de la tarde que debía haber lidiado Ureña como segundo de su lote. Toreó bien a la verónica e inició su faena con doblones por ambos pitones hasta salirse a los medios. Allí toreó muy bien en una buena faena que remató de pinchazo y estocada cortando una merecida oreja.

Muy bien estuvo con el capote Toñete en su recibo a la verónica ante el sexto de la corrida. El público estuvo muy entregado con el diestro que realizó una faena basada sobre el pitón derecho. Por el izquierdo el toro tendía a puntear. Pinchó y el premio quedó reducido a una ovación.

Palencia, viernes 30 de agosto de 2019. Feria de San Antolín. Toros de Antonio Bañuelos, bien presentados y de juego desigual. Destacó el 5º. Diego Urdiales, ovación con saludos tras petición y oreja; Paco Ureña, herido; Toñete, silencio, oreja y ovación. Entrada: Media plaza.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: