Murcia. Ferrera, en estado de gracia, a hombros con Cayetano

Ponce no se fue de vacío y tocó pelo tras entregarse ante un toro de embestida exigente

Ponce lanceó con suavidad a la verónica al primero de la tarde. El toro apuntó buen tranco pero se lastimó durante el tercio de banderillas y llegó a la muleta muy quebrantado, sin dar opción de lucimiento a Ponce. Silencio.

El cuarto salió un punto dormido y sin definirse hasta que despertó de su letargo en el caballo. Inicio de faena poderosísimo por bajo de Ponce ante un toro que embistió con todo. El de Victoriano se movió con carácter y un punto de aspereza, con la tendencia a cabecear al final de los muletazos. Ponce anduvo tremendamente entregado en una faena en la que se impuso a la exigente embestida del toro. Mató de pinchazo hondo y descabello y cortó una oreja.

Ferrera cuajó al segundo a la verónica. El extremeño se salió hasta los medios pegando lances muy acompasados, meciéndose con la embestida del toro y rematando con una media soberbia. Después brilló en un pinturero quite por chicuelinas rematado con otra sobrebia media. Brindó a Rafaelillo e inició faena de manera vibrante, de rodillas al hilo de las tablas. Con la derecha cuajó al toro en dos series rotundas de trazo largo y mano muy baja. Se inspiró Ferrera, que prescindió del estoque para proseguir toreando por ambas manos con despaciosidad, cadencia y plasticidad en una faena variada y rotunda ante un toro importante, encastado y exigente que, sin embargo, acabó rajándose. Mató de estocada caída. Dos orejas.

Arrebatado recibo de capote de Ferrera al quinto, un toro muy complicado que se movió con genio y mal estilo. Ferrera tiró de oficio en una faena en la que anduvo muy por encima de un toro que desarrolló un peligro sordo. No lo vio claro con la espada. Ovación.

Cayetano lanceó a la verónica de manera vistosa a pies juntos al tercero. El toro arreó en banderillas, pegándose un tremendo topetazo contra un burladero, algo que le pudo afectar posteriormente, ya que, tras un inicio de faena de Cayetano apoyado en las tablas, el de Victoriano del Río echó la persiana y le costó un mundo seguir los engaños. Cayetano no tuvo opción.

El sexto fue un toro de fondo mansito que desarrolló nobleza. Destacó el inicio de faena de Cayetano. La faena del menor de los Rivera Ordóñez tuvo templanza y buenas formas con un público muy entregado. Cuando el de Victoriano buscó el abrigo de las tablas, Cayetano tiró de recursos y alardes para terminar de calentar al tendido. Mató de buena estocada y paseó las dos orejas.

Murcia, martes 17 de septiembre de 2019. Toros de Victoriano del Río, bien presentados y de juego desigual. Destacó el 2º. Enrique Ponce, silencio y oreja; Antonio Ferrera, dos orejas y ovación; y Cayetano, silencio y dos orejas. Entrada: Dos tercios.

Templaito en Aplausos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: