El Pilar en Zaragoza. Enrique Ponce y Álvaro Lorenzo saborean dulces juampedros

 

Enrique Ponce, por bajo con el toro

El valenciano cortó dos orejas, que debieron ser tres; el toledano, una, que pudieron ser dos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: