Paco Ureña ha sido el triunfador de la temporada 2019

Paco Ureña ayer en Zaragoza bilaketarekin bat datozen irudiak

Paco Ureña ayer en Zaragoza bilaketarekin bat datozen irudiak

Adelanto el voto que daré próximamente en el programa Clarín de RNE que cada año otorga al triunfador de cada temporada. Y lo daré porque en mi opinión lo merece. Además de por sus hechos y por su excepcional y elegante entereza tras el percance que le ha dejado sin vista en uno de sus ojos, también por su manera de ser como persona.

Pocos toreros he conocido más discretos que Paco Ureña. No es muy locuaz ni le falta que le hace porque prefiere hablar con el capote, con la muleta y con la espada.

Además, su humildad le engrandece. Otros en su caso no cesarían de hacer declaraciones. A Ureña hay que sacarle las palabras con sacacorchos. Ayer toreó para sustituir a José María Manzanares en otra obligada pausa más de las muchísimas que le suelen obligar frecuentemente a descansar porque pese a su aspecto atlético es un hombre delicadísimo.  Y esta sustitución la hizo Ureña cuando ya había dado por concluida su gran temporada, antes de anunciar que había prescindido de sus apoderados. ¿A qué se ha debido este inesperado divorcio? Será difícil saberlo. A no ser que lo digan sus mentores porque Paco, pienso y creo, no es de los que echan la casa por la ventana ni dan cuartos al pregonero…

Pero fue el caso que volvió ayer a vestirse de luces para cerrar su campaña definitivamente. Me encantó que brindara su segunda faena al doctor Valcarreres que es uno de los médicos taurinos más importantes de la historia, además de una persona de excepcional bondad. Ayer hasta bajó desde su localidad en un tendido hasta el callejón para dar las gracias a quien le había brindado con muy pocas palabras: “Usted es un santo”. Se lo dijo tal cual y también es como él. Otro santo.

¿Alguien ha oído a Ureña referirse a la cornada que le dejó un ojo seriamente herido y sin vista para siempre?. Ni una sola palabra. Además ni se le nota, tanto en su vida civil como cada vez que se pone delante de los toros. Jamás ha vendido su desgracia ni la ha aprovechado como arma de su quehacer en los ruedos. Nada de nada de nada… ni parches ni palabras.

Por delante y en medio de tanta santidad, me encantó el toricantano a quien nunca había visto. Su primera faena la hizo como si llevara muchos años toreando y con la elegante y natural manera con las que torea. Enhorabuena a ambos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Aficionao dice:

    Me parece muy acertada su semblanza de Ureña. Admirable como torero y como persona. Aún queda alguno al que no convence, pocos, como es el caso de su sobrino Rodríguez del Moral. Es una pena que no haya aprovechado del todo la oportunidad que el destino le ha brindado de poder disfrutar de cerca de su maestría. En lugar de convertirse, como usted, en un gran sabio taurino, es una pena que pueda quedarse en el típico crítico chovinista sevillano. Ojalá me equivoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: