Mariano ya está como nuevo y con cara de santo

Mariano de la Viña (en el centro con muletas), acompañado por el doctor Val-Carreres y Michel EguizabalMariano

Muy pocas veces se ha celebrado tanto la recuperación – mejor es llamarla resurrección – de un torero que ya era histórico ates de sufrir una cornada de las que, en tiempos, llamamos de caballo.

Tan sentida hemos visto pocas veces, lo mismo o más que ahora celebrada tras su larga lucha con la muerte que acaba en plena vida con la ayuda – decir angelical es poco – del famoso doctor Valacarrere que viene actuando de ángel de la guarda en donde le toque intervenir, principalmente en Zaragoza, siempre ayudado por la para el muy cercana Virgen del Pilar. Acaba de decir Mariano que ni él mismo cree su despertar vital, sin querer acordarse de nada y negándose a ver los documentos gráficos de su tremendo percance.

Cuantos allí estuvieron presentes, no pudieron imaginar que quien acababa de entrar ya muerto a la enfermería, volvería a su anta vida.

Porque Mariano ha sido, es y seguirá siendo un santo además de un excepcional profesional del toreo.

No en vano sufrió el percance junto a su siempre maestro, Enrique Ponce quien, a su vez también hacía muy poco tiempo que resucitó de su última y gravísima cogida.

Parejos ambos en santidad humana y vital, merecen como toreros tanta admiración y respeto.

Toreros santos y resurrectos para la eternidad.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: