4ª del Señor de los Milagros en Lima. El ganado deslució la tarde en Acho Lima Los toros de Santa Rosa de Lima, El Olivar y La Viña apenas dan opciones a Cayetano, Joaquín Galdós y Pablo Aguado

Los toros de Santa Rosa de Lima, El Olivar y La Viña apenas dan opciones a Cayetano, Joaquín Galdós y Pablo Aguado

El que abrió plaza, de Santa Rosa de Lima, fue sustituido por un sobrero de La Viña, un animal que tuvo nobleza dentro de una embestida simplona. La faena de Pablo Aguado, que confirmó alternativa, nunca llegó a romper por la condición del animal. Hubo algunos pasajes aislados del sevillano, que no mató bien y fue silenciado.

El sexto fue otro toro deslucido que condicionó la faena de Pablo Aguado, que pareció contagiarse de la sosería del animal y de la tarde. No hubo comunión entre ambos y la faena se desarrolló en tono medio ante las condiciones del de La Viña.

Muy poco pudo hacer Cayetano con el segundo de la tarde, un animal manso y rajado que se fue a tablas nada más comenzar la faena de muleta. Mató de dos pinchazos y estocada. El cuarto, de El Olivar, mejor presentado que el resto de los lidiados hasta entonces, salió con codicia y movilidad. En la muleta embistió algo descompuesto y sin humillar. Los doblones de Cayetano sirvieron para castigar y fijar al animal. Buen inicio de faena, antes de que el toro claudicara manseando y quedándose corto. Mató de estocada tendida al segundo encuentro, siendo silenciado.

El tercero, de Santa Rosa, se partió un pitón en el primer derrote. Joaquín Galdós no se confió de salida ante una incierta embestida. El astado, del hierro de su ganadería, sacó nobleza aunque no acabó de emplearse. La faena de Galdós fue de más a menos, con dos buenas series en el inicio aprovechando las primeras arrancadas antes de que se viniera abajo el animal. Hubo muletazos buenos aislados en el epílogo antes de dejar una estocada entera algo trasera.

El quinto ya manseó desde los capotazos de tanteo de Joaquín Galdós. Tras brindar al matador de toros peruano Rafael Puga, inició una faena breve en la que nunca se confió ante la incierta y descompuesta embestida del deslucido animal. Fue silenciado Galdós y pitado el toro.

Lima (Perú). Domingo 24 de noviembre de 2019. Feria del Señor de los Milagros. Toros de Santa Rosa de Lima (el 1º, devuelto, 2º y 3º), El Olivar (4º y 5º) y La Viña (6º y 1º bis), desiguales de presentación y de nulas opciones en general. Cayetano, silencio en ambos; Joaquín Galdós, palmas y silencio; y Pablo Aguado, silencio en ambos. Entrada: Media plaza.

Jaime de Rivero en Aplausos

2 Resultados

  1. Pedro Abad Schuster Pedro Abad Schuster dice:

    Comunicado del Presidente de la Plaza de Acho (Juez de Plaza) enviado antes de la corrida el día viernes 25 de noviembre 2019. El presidente de la plaza de toros de Acho, Martín Campos, he emitido el comunicado siguiente:
    Señores, cumplo con informarles que la corrida para este domingo 24 de noviembre, se encuentra reconocida y aprobada por la autoridad de la plaza.

    Van toros de La Viña y El Olivar (que iban a lidiarse en la segunda de abono) y de Santa Rosa.

    El día martes llegaron más reses de estas ganaderías y se rechazaron los que no alcanzaban al trapío. Se pidió a los ganaderos hagan su mayor esfuerzo habiendo entregado los toros primeramente mencionados, de los cuales, con los señores veterinarios se han escogido los más adecuados.

    Esto ha causado, al parecer, disconformidad con los apoderados, pero les hecho saber nuestra decisión invariable.

    Dejo en claro que no acepto especulaciones tendenciosas ni mucho menos imposición alguna.
    Esperemos sean exitosas las dos tardes que vienen.
    Saludos cordiales,
    MCF
    Publicado por Carlos Castillo

    TARDE DE DECEPCIÓN Y DE INGRATA RECORDACIÓN LA CUARTA DE FERIA DE LIMA.
    Otra tarde de decepción y de ingrata recordación fue la cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros “Corrida de la Prensa Taurina”. Otra vez por el escaso juego dado por los toros que se acabaron pronto y no se prestaron para el lucimiento de los espadas que se fueron de vacío y el publico se marchó defraudado de la plaza.
    Cayetano Rivera “Cayetano” no tuvo suerte con su deslucido lote que careció del mínimo para triunfar, pasando sin brillantes por la arena de Acho. Se estrelló con un descastado primero de Santa Rosa que se rajó y terminó en tablas, tras los doblones iniciales, no habiendo nada más que abreviar. Aunque no estuvo acertado con el acero agradece las palmas de los asistentes, mientras que el toro es pitado en el arrastre. Con el otro de El Olivar, gazapón y que punteaba los engaños, estuvo firme con él, en los doblones rodilla en tierra en la apertura de faena, sometiéndolo por bajo. Pero después el toro acrecentó sus complicaciones y no le dio más opciones para el lucimiento que trastearlo por la cara, para enseguida entrar a matar de pinchazo y estocada entera, silenciándose su actuación.
    Joaquín Galdós tampoco tuvo material aparente para triunfar, pero estuvo ganoso y capaz. Le realizó una corta faena al noble primero de su lote de Santa Rosa de Lima, consiguiendo pases ligados por el lado derecho de mano baja y trazo largo con hondura y temple. Y de uno en uno, perdiendo pasos, por el pitón izquierdo, por lo que fueron menos intensos. Doblones y desplantes toreros pusieron fin a su labor muleteril. Tuvo el triunfo en la mano de no haber matado de estocada desprendida. Hubo petición minoritaria de oreja y el diestro nacional a cambio tuvo que agradecer una ovación desde el tercio, aunque pudo dar la vuelta al ruedo. En el segundo de su lote, un descastado de El Olivar, que no se dejó picar, le puso disposición, voluntad y ganas pero el deslucido juego de su oponente no le permitió terminar de confiarse para ir a mayores, por lo que se silencia su labor.
    Pablo Aguado pudo lucir a medias su fino estilo, pero suficiente para el gusto de los aficionados. Luego de haber sido devuelto el de Santa Rosa por su falta de trapío y fuerzas, se reemplazó por un noble toro de La Viña que abrió plaza para confirmar su alternativa. Estuvo lucido con el capote y queriendo mucho con la muleta. Toreando con gusto, cadencia y torería. Derechazos y naturales largos y despaciosos, dejandole la muleta en la cara para ligar faena que remató con recortes mirando al tendido, martinetes, el de pecho y cambio de manos que se valoraron en los tendidos. Lamentablemente pierde trofeo por no estar fino con el acero. Palmas para el torero y pitos para el toro. En el que cerró plaza de La Viña, justo de fuerzas, volvió a hacerse ovacionar con la capa. Con la muleta consigue algunos pases de calidad por ambos pitones sin llegar a cuajar faena de premio por el escaso juego de su oponente. Mata de media estocada tendida y recibe palmas de despedida.

    Domingo, 24 de noviembre del 2019. Plaza de Acho, cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros. “Corrida de la Prensa Taurina”. Con cerca de media entrada en los tendidos se lidiaron dos toros de La Viña (1° y 6°), dos de El Olivar (4° y 5°) y dos de Santa Rosa de Lima (2° y 3°), desiguales de presentación y de juego, sin trasmisión y que se acabaron pronto. Descastados los de La Viña y El Olivar y nobles los de Santa Rosa.

    Cayetano Rivera “Cayetano”, palmas y silencio.
    Joaquín Galdós, ovación y silencio.
    Pablo Aguado, palmas y palmas.
    Publicado por Carlos Castillo (“Perutaurino”)

  2. Pedro Abad Schuster Pedro Abad Schuster dice:

    5ª y última del Señor de los Milagros en Lima. La Opinión de Pedro Abad Schuster. Castella, una oreja en cada uno. Broncas y Decepción. Escapularios declarados “desiertos”.
    Ganaderías jóvenes no pueden ser la base de la Feria de Lima, es un irrespeto total que hay que hacerlo saber. Está clarísima la evidencia de que Casa Toreros Consorcio Perú, con ganaderías nuevas, no definidas, no puede montar un serial igual a éste en el futuro.
    A plaza llena y con corrida Goyesca, culminó la Feria del Señor de los Milagros de Lima, cuyo Jurado declaró “Desiertos” los Escapularios a la mejor faena y al mejor toro.
    Fue una feria caracterizada por animales que provinieron de los mismos ganaderos nacionales en las cinco corridas, toros de lidia desrazados, sosos, mansos, con peligro y poca presencia, que dieron juego deslucido, al igual que esta tarde de Domingo 1 de diciembre del 2019, en que los toreros contratados, de categoría mundial se fueran inéditos: Morante fue abroncado en ambos, y Andrés Roca Rey, el jovencísimo ídolo de los aficionados del mundo entero, se fue sin opciones. Solo Castella cortó una oreja en cada toro
    El primero y el cuarto, ambos de “La Viña” para el ídolo sevillano Morante, animales desrazados, con peligro, sosos, de poca duración. Hizo lo posible el español, después de intentarlo todo, optó por abreviar, para escuchar dos broncas de los aficionados y público en general indignado por el poco juego de los toros.
    Andrés Roca Rey, en torero, poderoso, con el 3ro de la tarde de La Viña, recibo capotero de gran trascendencia. Con la muleta, el toro repetidor, se exhibe hondura en los lances de Andrés Roca Rey, hasta que el animal desarrolla brusquedad con derrotes sostenidos. Pasa a enfermería con palotazo en el rostro.Con el sexto, un infumable colorado de La Viña, descompuesto en su embestida, se quedaba corto, con peligro. Sin opciones Roca Rey. Se fue inédito esta tarde.
    Sebastián Castella, salió a hombros, sus dos toros fueron los únicos de “El Olivar” esta tarde. En su primero, pudo sujetarlo con torería, sobretodo por naturales. Estocada suficiente. Oreja. En el corrido en 5to lugar, lances variados con el capote, el toro desarrolló nobleza, faena larga, en que cuajó al animal, conectó con el público por la derecha. Pincha y pierde los dos trofeos, quedó en Oreja.

    Escapularios declarados “Desiertos”. Fuente: Magaly Zapata.
    El diestro francés Sebastián Castella se alzó con el triunfo y salida a hombros en la corrida Goyesca que cerró el serial Señor de los Milagros en Acho 2019 al ser el único que tocó pelo, oreja de cada uno de su lote, siendo que en el segundo el premio hubiera sido de dos de no haber equivocado la suerte y pinchar.

    Roca Rey tuvo uno complicado que pegaba tarascadas y otro excesivamente blando que le imposibilitaron el triunfo. Y Morante de la Puebla, esperado por unos y no tanto por otros, se fue de vacío y con protestas. Su primero no tenía un pase, no salía de los trastos, y el otro peor y abrevió con poco empeño. Los toros de La Viña y El Olivar, misma casa ganadera de Anibal Vásquez, los envió bien presentados pero bastos de tipo en su mayoría, hechos hacia arriba pero sin contenido, salvo el 5o que forzando y pulseando, el francés metió en el canasto.

    Una feria limeña la del 2019 que se fue entre broncas y decepción del respetable, en primera y última por escaso juego del ganado; y en casi todas por la falta de trapío y/o edad de los astados. Responsables los hay, desde los organizadores pasando por el palco que da pase a las corridas. El caso es que se deberán replantear muchas cosas para que el 2020, último año del CCT se abandona sensación de estaca y se recupere la ilusión y el lustre que debe tener una feria y una plaza como Acho. Tanto como ajustar precios y promoción porque algo anda mal cuando las dos tardes con el figurón mundial número uno como es Andrés no agota el papel, como sucede en el resto del orbe taurino. El mejor trato de respeto y regalo a un abonado que se apunta de buena fe en taquilla es echar toros con edad y trapío. Y de eso adoleció la feria que concluyó.

    TORO A TORO. El primero para Morante que no hizo nada con un toro sin entrega que media y buscaba. División.

    El segundo no fue mejor y Castella lo hizo todo. Robarle lances primero luego de tumbar caballos por arrollar y dos buenos pares de Loro, en muleta escarbaba y huía. Se plantó encima y robando medios muletazos construyó con entrega porfia y temple su faena a un manso deslucido. Puso de pie al Sol. Honor. Sacó agua de pozo seco de bravura. Toreó en los terrenos que él manso eligió. Espadazo trasero perpendicular. Dobla y oreja

    El tercero para Roca Rey. Sin revisarse se deja saludar por verónicas en corto terreno. Echa las manos al embestir pero al menos sale del capote. Desmonta Dennis Castillo. Otro manso y con peligros echaba la cara arriba para cazar, enganchando la muleta hizo el esfuerzo y se metió en cercanías donde más peligro había y lo goleó e la cara a punto de cornada. Pincha. Pitos en el arrastre. Silencio.

    El cuarto fue un pájaro. Alto y ofensivo, muy serio que no iba por abajo y buscaba puso en aprietos a todos en la lidia. Se destaca El Rata en banderillas. Nada en muleta. Sin confianza el torero tocando los lados y abrevia.

    A ver si el quinto no es malo. Se dejó lancear por Castella sin mostrar demasiado recorrido. Y así en muleta pulseó incluso sabiendo que en ese terreno se le podía quedar pero su capacidad torera se impuso con sutileza con suavidad con temple y con ese sabor de la experiencia. Un cambio de mano que engarzó con un natural eterno, por bajo y lento, nos atisbó esa zurda de oro. Estuvo muy por encima de las condiciones de su oponente. Pincha arriba en la suerte natural y estoconazo. Palmas tibias al toro Oreja que le abrió la puerta grande.

    El cierra feria fue aplaudido en su salida por la emoción de su galope pero en muleta se desinfló. Sin fuerzas doblaba las manos y no permitió lucimiento del peruano que abrevió. Aún cundo pidió uno de regalo y el juez ciñéndose al reglamento dijo que no, acertadamente.

    Concluida la última corrida se reunió el Jurado de los Escapularios de Oro y Plata que votan por los triunfadores, torero y toro, de la feria nazarena y por mayoría se declararon desiertos ambos premios. Fuente: Magaly Zapata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: