Quienes nada tienen que ocultar se dejan ver cuantas veces haga falta

Pedro Sánchez en Los Infiernos bilaketarekin bat datozen irudiak"

Aquí todo el mundo da la cara, desde los más buenos a los más malos, salvo el todavía “en funciones” Presidente del Gobierno.

Un inequívoco síntoma de cobardía que le sigue delatando porque no tiene el más mínimo valor para tomar decisiones a la vista de cuantos habitamos este país, todavía llamado España.

Sus traidoras fechorías las envuelve entre tinieblas, no vaya a ser que se descubra quien es su autor.

Y es que tantas ganas tiene de rematar sus traiciones como de esconderlas.

Pero a Sánchez ya se le puede reconocer como el traidor más grande y más  cobarde que ha tenido España a lo largo de su historia.

La inmensa mayoría de sus propios compañeros callan porque, aún estando en contra de sus fechorías, igualan en cobardía a quien todavía les “manda”.

Hasta el punto es así, que al antiguo Partido Socialista Obrero Español, ya le sobran casi todas sus letras.

Y es que, si no le sobraran, hace tiempo que Sánchez estaría en el más hondo y terrible infierno del Socialismo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Vidal Smith García dice:

    En una infame oligarquía de partidos Don José Antonio, falsa democracia, no hay buenos ni malos, ni izquierdas ni derechas, todos ellos, PS, PI, PC, SA y todos los “ex” con espléndido sueldo y privilegios a costa del estado, desleal administrador de la nación, son el mismo tipo de oligarca. Nadie hará nada contra esta debacle, solo la nación podría pacíficamente deslegitimar al estado corrupto, traidor, enemigo de la nación dejando de votar, pero, la ignorancia política sin culpa que nos domina lo impide. La tragedia de España es confundir la representación política verdadera de los gobernados, que existe solo en EE.UU, Francia y Reino Unido (que por eso sale de Europa, por la voluntad de la nación en contra de las élites globalistas que controlan Europa), confúndese decía, con la mera IDENTIFICACIÓN con un discurso, aspecto o aparente enaltecimiento de los símbolos de la nación. Al efecto es exactamente lo mismo la descomunal bandera de España exhibida en su momento por el vil “doctor”, que la que llevan muchos políticos en la muñeca o en pin al pecho. No me refiero a la parte de la sociedad civil que lo hace y bien, sino a esos miserables de la clase estatal corrupta, que a la nación la quieren, anulada, despojada de la potestad de controlar el poder que el estado ejerce contra la nación, sumisa para el voto y NADA más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: