Bogotá. Un genial y brillante espectáculo para reclamar libertad

Sebastián Castella y Roca Rey triunfan en una tarde en la que el protagonista fue Juan de Castilla, que indultó al sexto toro de Juan Bernardo Caicedo entre la locura de una Santamaría casi llena

Con casi lleno en los tendidos de la plaza de toros Santamaría de Bogotá se cerraba, en la tarde de este domingo 1 de marzo, la Feria de la Libertad 2020. Sebastián Castella, Andrés Roca Rey y Juan de Castilla trenzaban el paseíllo con un encierro de Juan Bernardo Caicedo.

Para atrás por débil se fue el primero, siendo sustituido por un animal muy fijo pero que exigía distancia. Cuando Castella le dio la distancia adecuada, el animal iba humillando y repitiéndose con mucha suavidad. Entregado el francés estuvo de capote, echándose de rodillas para cerrar saludo. Por chicuelinas quitó, y luego con la muleta dejó dos series por la mano diestra en la que lució al animal. Por la izquierda el astado no lució tanto, trompicando siempre el engaño. Estocada trasera un punto desprendida y dos orejas.

El segundo toro, de nombre “Zorro” y de 480 kilos, fue un castaño requemado de bonita lámina y buen juego. Animal pronto, que peleó en los medios, sin la clase del anterior pero sí con el juego suficiente para que Andrés se gustara de principio a fin. Mucho mando del peruano, dejando muletazo tras muletazo la sabiduría y el dominio que tiene, seduciendo tanda tras tanda al tendido. Faena larga del peruano, en la que siempre tuvo el control y siempre estuvo por encima del toro. Mató de estoconazo, doblando el toro y poniéndose de pie con la puntilla, debiendo descabellar. Dos orejas.

El tercero fue un animal de 499 kilos, castaño, de nombre “Distinguido”, toro manso desde el principio. Le puso voluntad el torero, trató de hacerle faena entre las rayas del tercio pero no fue posible. Se acobardó el astado, era huidizo, se salía de la suerte… totalmente rajado. Faena al hilo de tablas, matando de estoconazo. Oreja.

“Cortapelo” se llamaba el cuarto, un animal negro de capa, brocho y que salía suelto de los engaños, pero lo enceló Castella muy entregado de capa. El Piña se despidió en banderillas, poniendo él los tres pares mientras Castella lidiaba. El toro se lastimó, pidiendo el francés el séptimo toro, que aprobó el palco.

De 484 kilos fue el quinto, al que saludó con entrega Roca Rey. Muy bien con los palos Juan José Domínguez. El animal se quedó dormido y recostado en la arena. El toro no tuvo fuerza ni ímpetu, además de mansear. A media altura lo llevó Andrés. Pinchazo, estocada entera y palmas.

Juan de Castilla indultó al toro “Talentoso”, número 83, de 454 kilos de peso y lidiado en sexto lugar. Fue un animal negro, cornidelantero, que aguantó una faena larga de nueve series. Animal que fue de menos a más durante la lidia, comenzada por verónicas y chicuelinas por parte del colombiano. Genuflexo fue el inicio de faena, en el que metió en la canasta al animal desde el primer momento. En la segunda y la tercera serie ya iba humilladísimo el astado, llevando con mucho mando los trastos De Castilla. Lo peor, que solamente se llevó un leve puyazo en el caballo. Circulares invertidos le sirvieron para terminar la faena, siempre con mucha ligazón. Dos orejas simbólicas para el torero.

El séptimo lo regaló Sebastián Castella. Fue un animal muy bien presentado, con defensas y trapío. Animal cuajado. Ejemplar que dio juego y tuvo toreabilidad, como la tuvo la mayor parte del encierro. Inició Sebastián Castella su labor de forma afanosa con el capote, con verónicas y chicuelinas, cuidándolo posteriormente en varas. Saludó Ricardo Santana. Muleta en mano, empezó en tablas de rodillas, ganando siempre terreno hacia los medios, sellando tres series por cada lado de mucha belleza, especialmente tres naturales de mérito. Tenía bordada la faena, y se atrevió a entrar a matar recibiendo: pinchó en los dos primeros encuentros, matando a la tercera de forma trasera. Palmas.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros Santamaría de Bogotá. Última de Feria. Casi lleno.

Toros de Juan Bernardo Caicedo, el primero como bis. De vuelta al ruedo los dos primeros. Indultado “Talentoso”, número 83, de 454 kilos de peso y lidiado en sexto lugar.

Sebastián Castella, dos orejas, palmas y palmas en el de regalo. 

Andrés Roca Rey, dos orejas y palmas. 

Juan de Castilla, oreja y dos orejas simbólicas tras indulto.

Juan Guillermo Palacio en Cultoro
J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: