Los ganaderos hablan del impacto del coronavirus

Juan Pedro Domecq y Victorino Martín

Vuelven a ser uno de los eslabones más frágiles. Los ganaderos. Los hombres de campo de una España despoblada, henchida en el núcleo urbano, pero yerma en el paisaje rural. El coronavirus ha sembrado el pánico en todo el país. Una alargada sombra que también oscurece el futuro en la dehesa. En ese ecosistema, paraíso nacional medioambiental, las consecuencias pueden ser nefastas. Los toros aguardan. Sin salida, las pérdidas y costes de producción crecen, al alimón, y los ingresos siguen varados, sin inyección que amortigüe el desastre. Mundotoro ha hablado con varios de los principales criadores de bravo en España para conocer, de primera mano, el impacto del dichoso coronavirus. En este primer reportaje, Victorino Martín y Juan Pedro Domecq, dos iconos ganaderos, toman la palabra.

‘Este drama, nacional, mundial, debe servir para transformar un sector que el Estado casi nunca ha tenido en cuenta, es nuestra labor colectiva conseguir que argumentos del síglo pasado se conviertan en valores propios del momento social actual para, con ellos, hacernos oír y que se pondere nuestra importancia’, afirma con autocrítica constructiva Juan Pedro Domecq. Victorino Martín le secunda, consciente de que ‘ser el segundo espectáculo de más de este país avala a la Tauromaquia, un sector muy perjudicado históricamente y acrecentado en los últimos años’.

‘Es un momento crítico, esta catarata de aplazamientos es malísima para el toreo, pero como también para toda la nación, porque el toro siempre fue un reflejo del país y esta vez vuelve a ser así, es un mal endémico a nivel mundial y tenemos que dar la talla y mostrar la mayor responsabilidad posible siguiendo las pautas que nos han marcado las autoridades, porque es lo que agilizará salir de este socavón que, como dice Juan Pedro, debe servir para despertar cambios en el planeta taurino’, insiste Victorino Martín.

‘Se ha pedido una reunión urgente con el ministro de Cultura, necesitamos unas soluciones, porque, al contrario, que en otros ámbitos, aquí la taquilla sostiene todo’, reclama Victorino Martín

En este sentido, el también presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL) confirmó que ‘se ha pedido una reunión urgente con el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, para calibrar cuanto antes el impacto en la industria del toro de esta crisis’. ‘Entendemos que ahora mismo son personas muy ocupadas por la coyuntura actual, pero insistimos en que somos el segundo espectáculo más importante de este país y, como tal, necesitamos unas soluciones, porque, al contrario, que en otros ámbitos, aquí la taquilla sostiene todo, explica.

Juan Pedro Domecq coincide en que ‘el escenario es preocupante’. ‘Desde estas líneas me gustaría hacer una llamada a la esperanza, para que por fín se rompa una lanza por la Tauromaquia y que se nos considere de la misma manera que a otros sectores, porque somos un activo importante del Producto Interior Bruto (PIB) de este país y se nos debe valorar acorde a esa relevancia’, sostiene al tiempo que reclama para conseguirlo que se escuche ‘la voz unida de toda la Tauromaquia‘.

‘Este momento tan deliciado debe hacernos actualizar el discurso, ser contundentes y enérgicos en nuestra hoja de ruta y, para ello, todos los estamentos deben remar en la misma dirección, tener la cabeza fría y ser ciudadanos responsables, sobre todo, con gente que, como tú o como yo, también desean lo mejor para el toreo, porqué discutir entre nosotros mismos’, reclamó.

‘Espero que, a raíz de esta crísis, se nos considere de la misma manera que a otros sectores, porque somos un activo importante del Producto Interior Bruto (PIB) de este país, afirma Juan Pedro Domecq

Victorino Martín también ‘abandera’ esta unión: ‘No es momento de pensar en uno mismo ni de mirarse el ombligo, pensando en que voy a perder tanto dinero, porque no voy a poder lidiar esta corrida o que estos cinqueños, cumplirán la edad y no podremos lidiarlos… Quién más, quién menos, todos estamos afectados por esta pandemia, aguantar lo que se pueda, aunque haya pérdidas, sin rendirse y mirar por el colectivo es lo más sensato’.

‘Por supuesto, ¿que los toros tienen que ir a las calles porque cumplen seis años y no se lidian por los aplazamientos? Es lo de menos, algo tan dañino como los estragos de esta crisis no tienen arreglo, ahora mismo vislumbrar el destino de los toros que no se puedan lidiar en la plaza es hablar por hablar, hay que tener miras muchos más elevadas, más a largo plazo’, comenta.

Sin paños calientes, Juan Pedro Domecq no oculta que ‘las dos corridas de toros reseñadas’ en Lo Álvaro para Madrid este año -una con el hierro de Parladé– son de toros cinqueños, llegado el momento ‘habrá que ver qué pasa’Victorino Martín, aun cauto, confía en que ‘el bloqueo no durará el año entero’.

‘Si esto dura todo 2020, el país al completo se muere, sin menospreciar la situación, hay que seguir las recomendaciones y pensar que en unos meses estará todo más normalizado, en ese escenario, no tendría demasiadas bajas en mis corridas, porque los cinqueños que tengo me aguantan prácticamente toda la temporada’, explica aliviado para, enseguida, volver a vertebrar la hoja de ruta común: ‘Si la sociedad española camina unida, vencerá, y, ese, es nuestro mejor ejemplo como colectivo: si el toreo camina unido ocupará el sitio que merece’.

Ismael del Prado en Mundotoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: