Ciduadanos…. camina hacia la alta traición

Reunión PSC - Ciudadanos: PedroSánchez rechaza la vía Arrimadas

Sánchez le lanza un anzuelo envenenado a Arrimadas

(Publicado en OKdiario)

La estrategia del PSOE en relación con Cs es de manual: yo te apoyo para que rompas con el PP en comunidades como Madrid, Castilla y León o Murcia, permitiendo incluso que gobiernes, y tú me apoyas en el Congreso cuando necesite los votos para no tener que apoyarme en formaciones como Bildu. En esencia, eso es lo que pretende Pedro Sánchez: la cuadratura del círculo. Liberarse de la presión que le provoca tener que recabar los apoyos de los proetarras cuando las votaciones en el Congreso se complican y poder disponer de los votos de la formación de Inés Arrimadas cuando le convenga. O sea, un chollo. Los socialistas no pierden nada: descabalgan al PP del poder en Comunidades y Ayuntamientos y se aseguran un mayor margen de maniobrabilidad en el Parlamento, sin romper por supuesto con Podemos y sin dinamitar los puentes con los independentistas catalanes de ERC.

Cabe esperar que Inés Arrimadas no pique en un anzuelo tan burdo, porque una cosa es tratar de recuperar la centralidad perdida y disponer de mayor foco mediático y otra, bien distinta, hacerle el juego al socialcomunismo y sus secuaces. Es comprensible que para salir de la inanidad parlamentaria, Arrimadas haya decidido ofrecer una imagen distinta y más pragmática que la de Albert Rivera. Rentabilizar sus 10 diputados es difícil, de modo que en las últimas semanas  ha apostado por moverse para salir en las fotografías y titulares y recobrar protagonismo. Ahora bien, se equivocaría gravemente  si sucumbiera a los guiños de un socialismo que lo único que pretende es utilizarla.

Pedro Sánchez es así: un funambulista sin escrúpulos que gobierna pensando únicamente en su supervivencia personal. El ofrecimiento a Cs es una pirueta más con la que pretende atraerse a la formación naranja para desalojar del poder autonómico y municipal al PP, su auténtico objetivo. Por fortuna, a Sánchez se le ve venir de lejos, de modo que Inés Arrimadas -que lo conoce bien- debería medir sus pasos para que, en esa estrategia de retorno al centro, no sucumba al abrazo del oso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: