Domingo de Pascua en Málaga. Castella le roba el protagonismo a José Tomás

La esperada corrida del Domingo de Resurrección dejó a los aficionados con un sabor agridulce. Realmente se vieron cosas interesantes, pero también quedó la sensación de que podría haber sido una tarde redonda si las circunstancias hubieran sido otras.

 

El lleno en los tendidos no fue una sorpresa para nadie. Por no perderse el espectáculo, incluso se autoinvitó un molesto viento que, afortunadamente, fue desapareciendo conforme avanzaba la corrida. Todos agradecimos su marcha. El cartel más rematado de cuantos se anunciaban el Domingo de Resurrección superó también en lo artístico a sus competidores. Pero en esta ocasión el nombre propio del festejo no fue José Tomás, como la mayoría habría presagiado. Fue un auténtico gallo de pelea como es el francés Sebastián Castella el que se hizo merecedor de todos los honores. No salió a hombros por la necesidad de cortar dos orejas en un mismo toro, pero los dos apéndices que paseó en el conjunto de su tarde hicieron justicia a lo visto sobre el albero.

Le correspondieron dos toros muy diferentes, uno de los buenos y otro el más malo entre los malos. Curiosamente, fue con este último en el que mostró su gran dimensión. Pero vayamos por partes: En el primero de su lote, Castella se encontró con un astado manejable al que instrumentó una faena marca de la casa con pases cambiados de inicio, cercanías y abundancia de circulares invertidos. La emoción se antepuso al temple en la mayoría de los pasajes, predominando el toreo en redondo.

Como decíamos, lo importante llegó con el manso sexto, un toro que la mayoría del escalafón hubiera pasaportado a las primeras de cambio. Sin embargo, el francés le atacó con la muleta por bajo en el inicio y sin contemplaciones Descubrió el genio que tenía el burel que, finalmente, se vio sometido y acabó entregado a los engaños que le presentó el valeroso torero galo.

Después de tardes como la de ayer, José Tomás podría replantearse su predilección por la ganadería de Núñez del Cuvillo por dos circunstancias: por el juego que ofrecieron sus oponentes y por una falta de presentación sobre todo de su primero que sólo hizo restar méritos a su actuación. Con este se pudo lucir con el capote con verónicas a pies juntos y un quite por gaoneras sin inmutarse. Cinco estatuarios, dos trincherillas y el pase de pecho con que inició la faena presagiaban algo grande que, desgraciadamente, no llegó. No tenía toro delante y sin ese elemento fundamental es complicado que lo hecho en el ruedo tenga importancia por muy firme que esté el torero.

El quinto tenía más trapío y en este caso su actuación tuvo momentos muy brillantes con la muleta. Una tanda en redondo magistral, naturales a pies juntos mientras sonaba el pasodoble ´Manolete´ y las manoletinas de clausura fueron pinceladas en medio de una obra que pareció inconclusa por la abundancia de enganchones y la condición descastada del animal. No obstante, habría tocado pelo de no estar tan desafortunado con los aceros.

Reaparecía en los ruedos Raúl Gracia ´El Tato´ que fue obligado a saludar tras romperse el paseíllo. En su caso tuvo material para reventar la plaza con dos toros ovacionados al arrastre. En el primero parecieron pesarle los nervios por la responsabilidad y no pasó de correcto. Más entonado en el cuarto, toreó largo por el pitón derecho en una faena que tuvo la virtud de ser ascendente. Es de justicia reconocer que en esta ocasión el otrora veedor de La Malagueta sí que estuvo a la altura del de Núñez del Cuvillo, destacando fundamentalmente los pases de pecho y los muletazos por bajo con los que cerró una labor emborronada con el estoque.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

5 Resultados

  1. josem dice:

    Con el Tato de telonero ¿es el cartel mas rematado del domingo? ¿mas rematado que el de Sevilla? Antes de escribir ciertas cosas mejor pensarlas dos veces

  2. cuentacuentos dice:

    Ayer en Málaga solo fueron potables los toros que correspondieron al Tato (el cuarto fue excepcional). Con un lote supercomplicado José Tomás estuvo tremendamente entregado. Era muy difícil templar a su primero que tenía una embestida descompuesta y siempre tiraba un derrote al final de cada pase. El quinto se rajó y lo hizo todo el torero en una labor que fue de menos a mucho más. El viento molestó mucho. Con el capote como siempre, impresionante. Castella en el tercero, demasiado encimista y un poco de cara a la galería, eso sí dispuesto y entregado. Con el que cerró plaza, mostró ambición y valor de verdad y aunque yo le eché de menos más toreo fundamental.

  3. aficionado malagueño dice:

    Psicosis Tomasista (Crónica Domingo de Resurrección en Málaga)

    Por Francisco Picornell

    Málaga 4 de Abril del 2010. Domingo de Resurrección.
    Seis Toros de Núñez del Cuvillo, Justitos de presentación, gatunos el 5º y el 6º. Todos faltos de fuerzas.

    El Tato.- Palmitas. Saludos desde el tercio tras aviso.
    José Tomás.- Saludos tras aviso. Vuelta tras dos avisos.
    Castella.- Oreja. Oreja tras aviso.

    He llegado a la conclusión de que lo de José Tomás tiene mucho de psicosis, de que el público se ?lleva la faena hecha?. Se abre de capa y así dé una laya de mantazos, el respetable se lo aplaude. Si esos mantazos los dá otro cualquiera del escalafón, no le hacen ni puñetero caso? Pero como los dá José Tomás?.¡¡hay que amortizar la entrada!! y salir diciendo por ahí que han estado en la plaza y que han visto al de Galapagar cortar diez orejas por toro.

    El famoso diestro, hoy ha estado perfilero en el segundo de la tarde, con muchos enganchones. En casi todos los pases le tocaba el engaño. Al torear a píes juntos, la muleta se le quedaba retrasada lo que traía como corolario que daba medio pase y como no puede vaciar la embestida como si tuviera el compás abierto, la salida es más corta y le toca el engaño. Solo dio limpio un natural. Terminó con el animal de un pinchazo y estocada trasera y desprendida. Aviso. Saludos desde el tercio.

    En el quinto, la cosa fue aún peor e hizo una faena a base de dejarse enganchar la muleta. Terminó con unas manoletinas que enfervorizaron al respetable hasta pensar este escribano que un espectador que a mí lado tenía, había perdido el humano razonar de lo entusiasmado que estaba ante los dichos pases de recurso o de adorno, como ustedes quieran, pero nunca toreo fundamental, que hoy brilló por su ausencia en la muleta de José Tomas. Pinchazo, estocada baja. Dos avisos. Vuelta al ruedo.

    Reaparecía el Tato, al que le tocaron los dos mejores toros del encierro. Sobre todo el cuarto, que debía ser novicia conventual ya que tenía cara de monja para profesar. El que abrió plaza también tenía monjiles inclinaciones, aunque falto de fuerzas. Lo trasteó despidiendo la embestida para las afueras, previo cite con la muleta retrasada. Un monumento a la bastedad. Bajonazo que asoma por el lado contrario. Tímidas palmas.

    En el cuarto, la ya descrita religiosa, siguió con la bastedad, citando fuera de cacho. Le brindó a su apoderado el Litri y digo yo, que a lo mejor es el que le dice como tiene que torear y.¡¡la fastidiamos!! Dos pinchazos, estocada caída. Aviso. Saludos desde el tercio.

    No seré yo quien haga enfadar al buen prelado amigo de Tomás, que se sulfura y pierde la compostura que en todo momento debe tener un Ministro de la Iglesia cuando ve al Gabacho de atiplada voz, despedir a las reses para las afueras.

    En el tercero parecía que empleaba un látigo en vez de muleta. Además de los referidos latigazos sufría muchos enganchones. Nada del toreo fundamental. Media estocada. Oreja.

    Era manso y chiquito el sexto. Le doy el mérito de doblarse bien con el al empezar la faena. Mas luego, se decidió por el ?arrimón? y ello originó una faena llena de enganchones. Aviso. Pinchazo. Oreja.

    Lo dicho, creo que hay una cofradía del Tomasismo que lo sigue en profana procesión con el mismo fervor que el ?Fandilismo? más obeso.
    Un saludo.

  4. cuentacuentos dice:

    No te voy a negar que hubo enganchones a Tomás y a Castella, pero también hay que fijarse un poco en el comportamiento de los animales y de los cuatro que tuvieron en frente solo sirvió, a mi juicio, el segundo de Castella al que sí es cierto que desperdició en cierta medida pues basó su toreo en los circulares invertidos y dobles pases de pecho. A ver quién le hace faena a los dos toros de Tomás que no sirvieron para nada. Demasiado hizo el de Galapagar y sin niguna concesión a la galería ,mucho ojo!! El quinto no tuvo ningún recorrido de ahí lo de torear con la muleta algo retrasada para poder rematar ATRÁS Y POR ABAJO… Eso es aunar técnica y PROFUNDIDAD…

  5. UNO AL QUITE dice:

    No estuve en Málaga, sino en sevilla, pero como dice “Cuentacuentos” hace falta algo más. Al parecer Tomás tuvo el peor lote y estuvo magistral. Cierta vez me dijo un profesional que el torero perfecto sería aquel que tuviera al 100% tres cualidades: valor, técnica y arte; lo cual no ha conseguido nadie en la historia del toreo, aunque algunos privilegiados se han acercado, sin embargo con sólo una de ellas se puede ser matador de toros, se trata del valor.
    Pues eso es lo que le pasa a Castella, que tiene valor, mucho valor, pero anda escasísimo de lo otro. No entiendo como no ha aprendido todavía a acompañar el toro con la cintura, parece que no tiene cintura, es algo así como lo contrario de lo que le ocurre a Manzanares.
    A los que siguen “sin ver” a José Tomás, con el debido respeto, dejémonos de ?derbis? que desgraciadamente no se van a producir, ya que las empresas no tienen dinero o no quieren pagar a José Tomás y al resto de figuras el mismo día. Para hacer ese tipo de seguimientos y estadísticas, debería tratarse de verdadera rivalidad, como Lagartijo y Frascuelo, Machaco y Bombita, Joselito y Belmonte, o más adelante Litri y Aparicio, si no es así, desde mi punto de vista no tiene sentido, recuerden que Antonio Ordoñez no toreó jamás con El Cordobés, por lo que no hubo ni siquiera derbi. En otras ocasiones casi siempre ganaba el mismo, como en el caso del Guerra, o Manolete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: