¿Qué hay de los carteles del plan de reconstrucción de la tauromaquia?

 

En el boceto aparecen anunciadas figuras como Roca Rey, que se ha desmarcado, El Juli, Manzanares, Ponce, Castella o Cayetano

Si se miran los (no) movimientos de la patronal empresarial, tras la mata en general y sin dar señales de vida en sus plazas, lo raro sería que esto llegase a buen puerto

Proyecto de reconstrucción de la tauromaquia. Bajo ese epígrafe ha echado a rodar -que no a caminar- un plan de 33 festejos televisados en plazas de segunda y tercera categoría: 24 corridas de toros, 4 de rejones y 5 novilladas. Todos ellos, según el boceto -no es el definitivo-, con cuatro toros, con fechas y plazas por determinar.

Varios portavoces de la Fundación del Toro de Lidia y la Unión de Toreros, Cristina Sánchez y El Fundi entre ellos, se han reunido con varias figuras para intentar sacar adelante el proyecto de este serial de festejos televisados en el que los de luces actuén (casi) gratis («con los honorarios muy por de debajo de lo habitual») a beneficio del plan de reconstrucción de la tauromaquia que relance el comité crisis y crear un fondo «para encarar el futuro con garantías».

En el proyecto, que ayer adelantó Mundotoro aunque luego desapareció de su web, se cuenta en los carteles con figuras como Roca Rey, El Juli, Sebastián Castella o Diego Ventura. Pero, según ha podido saber ABC, el Jaguar del Perú, por ejemplo, ya se ha desmarcado. Con todos los respetos: ¿qué pinta Roca Rey, que tiene su reaparición europea pendiente, con Francisco José Espada y cuatro toretes? (Todo, según el boceto, que no es el definitivo, repito). Si Roca Rey es la máxima figura de la actualidad y quiere ser el mandón, tiene que serlo en todo. A Sebastián Castella tampoco le hace gracia el proyecto. A Diego Ventura, menos. El Juli, en la retaguardia y a la expectativa, con su ya clásica filosofía: si todos van para delante, él sigue, pero en cuanto alguno se baje del carro, podría poner pies en polvorosa. A Pablo Aguado, anunciado con Daniel Crespo, tampoco le entusiasma demasiado el proyecto. Ni a Diego Urdiales.

Entre las figuras anunciadas, Enrique Ponce, el torero del cartel de la nueva normalidad: Ponce y dos más. En este caso, uno, Joaquín Galdós, con la corrida de Zalduendo. Todo, según ese proyecto, que no es el definitivo y que se concretará la próxima semana, pues los carteles que circularon no son los definitivos ni los propios protagonistas eran conocedores de ellos.

Desde un principio, quienes no han estado ni se les espera son figuras como Morante y Talavante. Al sevillano le agrada poco la tele y el extremeño merece una reaparición con categoría.

Dicen que todos se rebajarán. A ver hasta dónde… En el caso de las cuadrillas, en las plazas de tercera mantienen la rebaja del 25 por ciento. ¿Y en las de segunda? Ya saben, «aquí cada uno va a lo suyo, menos yo que voy a lo mío…»

También algún ganadero de los que lidian -al parecer, cobraría unos 1.500 euros- quiere paralizarlo. Y cuentan que Matilla, que tiene a Manzanares y una corrida suya en el boceto de esos carteles, mueve hilos para que esto se frene. Tampoco el plan sería santo de devoción de los Lozano ni de otras casas empresariales.

No ha caído bien entre los apoderados un asunto que comenzó a espaldas de ellos y más aún cuando raro es el empresario que no ejerce de mentor. Si se miran los (no) movimientos de la patronal empresarial, tras la mata en general y sin dar señales de vida en sus plazas, lo raro sería que esto llegase a buen puerto.

Ahora bien, ¿qué hace la Fundación organizando carteles se preguntan muchos? ¿Se les ha preguntado a los empresarios si quieren organizar ellos esos carteles y salir de una vez detrás de la mata donde parecen seguir confinados? ¿Por qué cuatro toros y dos toreros en carteles sin argumento? ¿Para rebajar costes? Si según se rumorea, la tele da unos 80 mil euros por festejo, más el aforo permitido, ¿no sería más lógico que fuese un cartel completo de seis toros, y emplear la vieja fórmula de un veterano por delante, una figura en el medio y un joven por detrás? ¿Solo nos acordamos de los modestos para torear (cuasi) gratis -como tantas veces, claro-? ¿No sería más justo que las figuras, si quieren, claro está -en el dinero de cada uno manda cada uno-, donaran su parte a tal causa en beneficio de la tauromaquia?

No estaría de más escuchar la voz de los grandes empresarios (Chopera, Matilla, Lozano, Valencia, Casas, Garrido) que desde el 14 de marzo parecen vivir en una fase cero permanente. Y a ellos se dirigirán para intentar que esto cabalgue. Aquí todo el mundo tiene que jugar su papel: toreros, ganaderos, empresarios, público… Todos los elementos importan.

He aquí algunas combinaciones que circulaban en el boceto (todas de cuatro toros), pero que no son las definitivas, sino eso, un simple boceto: El Juli y Ángel Téllez, con Garcigrande; Roca Rey y Espada, con Juan Pedro Domecq; Manzanares y Rafa Serna, con Cuvillo; Castella y Bolívar, con Alcurrucén; Perera y Luis David, con Victoriano del Río; Pablo Aguado y Daniel Crespo, con Jandilla; Cayetano y David Galván, con Luis Algarra; Ureña y Garrido, con Santi Domeq; Urdiales y David de Miranda, con Daniel Ruiz; Curro Díaz y Emilio de Justo, con Victorino; Juan Leal y Toñete, con Lagunajanda; Chacón y Lamelas, con Miura; Pablo y Guillermo Hermoso, con Bohórquez; Ventura y Romero, con los Espartales; Galán y Léa, con Capea; Rufo y San Román, con El Ventorrillo… Según fuentes del comité, «aún están por hacer los carteles definitivos y tenemos que hablar con los empresarios». Es más, ABC ha podido saber que muchos toreros han conocido los carteles por este boceto a través de internet, algo que no ha caído nada bien. «¿Quién es nadie para escribir el nombre de mi torero en unos carteles sin saberlo nosotros?», comenta un apoderado.

Si finalmente esto sigue para delante, que sea con dignidad y pensando en el bien general de la tauromaquia y no por intereses, sin enredos. En esta época, con casi todo en contra, cualquier cosa no vale. La imagen que se dé es fundamental, dentro y fuera. Por una vez, si de verdad les preocupa y quieren ir para delante, con todos los que han dicho «sí» a una. Con categoría, con integridad, con respeto. Y con personalidad y rebeldía, que en tanta falta se echa. «Por el bien de la tauromaquia». Con y sin comillas. Por el futuro de verdad. Por la Fiesta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: