Ecos de Aguascalientes. Los reproches de una prensa sensacionalista.

José Tomás, torero mundialmente famoso, continúa con vida por gracia de Dios, del banderillero español y de los médicos mexicanos que le atendieron. El percance del sábado lo puso al borde de la muerte y hoy, milagrosamente ya bromea y camina;  rodeado de sus padres venidos de España, familiares y amigos quizás está pensando el maestro madrileño en su próxima reaparición en unos meses más.

Si la enfermería era similar a la de Bilbao, o a la de Sevilla, o a la de Acho, es completamente irrelevante, en estos momentos. El mundo taurino está agradecido de los resultados del cuerpo médico de la plaza el sábado pasado. El toreo ha perdido cerca de 35 toreros en su historia. José Tomás volverá a los ruedos. 

Las plumas taurinas más valiosas de España han opinado recientemente sobre la tauromaquia de José Tomás,  a la luz de lo sucedido en la Monumental de Aguascalientes. Pero

México no es Suiza. El Hospital Hidalgo no es lo más moderno, pero sus facultativos tienen excelente reputación -bien ganada, como se ha visto- y es la más cercana a la Monumental. La plaza, levantada en 1974 para reemplazar a la de San Marcos -en activo desde 1896-, tras posteriores lavados de cara el moderno coso acoge a 16,000 espectadores en la feria taurina más importante de México, centenares más el sábado pasado. A su alrededor gira una de las fiestas más populares del país. Tres semanas de cachondeo que, viernes y sábados, más parece San Fermín que San Marcos, quien moviliza a miles de personas por su bullanguero andador y las adoquinadas calles -muchas de ellas, peatonales- de su centro histórico.

 

Un concepto clave para buscar el conocimiento científico, y no simplemente el ordinario, es llenarse de mucha, muchísima información, para después de ello usar una suficiente cuota de raciocinio y el resultado será una buena decisión.  Igual sucede en el periodismo taurino. ¿Acaso un buen periodista no sabe que Aguascalientes, Lima, Bogotá, Quito, Guadalajara o ciudad de México, y sus miles de aficionados esperan a las figuras del toreo universal que llenan las plazas año tras año en época de temporada? ¿Acaso no somos los países emergentes quienes hemos sufrido menos con el reciente crash financiero mundial, y merecemos no ser discriminados, en un contexto actual de tecnología y globalización? ¿No son los toreros Enrique Ponce, Morante, Juli, Castella, José Tomás, Manzanares, Perera quienes deciden si torean o no torean  en Mérida- Venezuela; Las Vegas-Estados Unidos; Morelia-Michoacán,  Cutervo- Perú, o en Aguascalientes? 

Aguascalientes es una ciudad de orden y ordenada. Una ciudad limpia, conservadora, de gente guapa y mujeres guapísimas. Por sus esquinas se respira el aroma decadente y delicioso de la vida provinciana, donde la esencia de lo hispano (el paseo, el parque, el quiosco de música, las galas…) permanece muy viva, más que en la cada vez más impersonal madre patria.

 

Cada país taurino se siente con derecho de ver a sus toreros predilectos. Y cada plaza tiene su público, pero la Fiesta es una sola. Igual sucede con las empresas, sean españolas o de otro país. Cada una tiene derecho a programar a los toreros más encumbrados, mientras que el resto del orbe taurino deberá aceptar las implicancias del riesgo de una cornada. 

Menor ventas de localidades pudiera suceder ahora que José Tomás no podrá comparecer unos meses. Unas plazas ofrecen un toreo con mayor verdad que otras. Unas tienen más renombre que otras. Unas están es España y Francia y otras en América  Pero el público de aquí y de allá es quien sostiene el espectáculo y a los toreros cuando se presentan a torear por propia decisión del torero. Todos los públicos del toro verán más adelante nuevamente a José Tomás y están expectantes para saber más del torero.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

6 Resultados

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (abc.es) El reloj se aleja de las tres de la madrugada. El teléfono irrumpe. Al otro lado, la voz quebrada de José Tomás Román, padre del héroe caído, da la triste noticia: «A nuestro hijo le ha cogido un toro». Su mujer rompe en llanto. «No enciendas la televisión», le advierte. El padre ha vivido en primera línea de fuego la dramática cornada, ha visto el manantial de sangre que se precipitaba por la taleguilla. El reguero grana ha marcado un camino desde la arena hasta la enfermería. Ni siquiera se ha atrevido a entrar… Su vástago, el mayor de sus cuatro hijos, se debate entre la vida y la muerte. Acá, en España, separados por miles de kilómetros y un mar que cruje también de dolor, Isabel no puede ahogar la pena. Como cada tarde que su hijo torea, ha encendido velas en la Iglesia de Galapagar y ha pedido a Dios, ese Dios que hoy «existe», protección para su «niño». Ya en su casa, reza el Rosario: quince misterios, el Padrenuestro, el Avemaría… Isabel nunca ha visto a su hijo torear en la plaza. El miedo se agiganta. Después de la lidia de cada toro, su marido llama. En la madrugada del 25-A, a las dos, recibe el primer mensaje: ha cortado una oreja. La noche avanza en España, pero ella no duerme. Espera a que se consuma el último cartucho. «Navegante» lo han bautizado. El saltillo dispara una bala que cala en la safena, la femoral y la iliaca. El triángulo del más allá. Isabel es una mujer de gran fortaleza, pero este percance es el más brutal de su carrera. Cuando la mañana se despereza, la abuela Victoria da los buenos días a su nieto Marcelo. Su mirada se ausenta, con rictus de aguda tristeza. «¿Qué te pasa hijo?», pregunta doña Victoria Vargas Álvarez. «A mi hermano le ha cogido un toro», dice entre lágrimas. La abuela, fuerte como un roble a sus 87 años, pasa a la cocina, donde se encuentra la madre de José Tomás. «Rompimos a llorar. Parecía un velatorio. Mi hija tenía cara de difunta, no había dormido nada», cuenta la abuela materna del torero. «Los teléfonos eran una locura -sigue-. No paraba de llamar gente de todas partes». Su Majestad el Rey y José Luis Rodríguez Zapatero también se han interesado por su estado. El pueblo de Galapagar quería saber la última hora del ídolo. La piel de toro se azoró. A cientos de kilómetros de Madrid, en Estepona, la novia del diestro tampoco podía controlar la angustia. Isabel se llama, como aquella viuda de España que lloraba a Paquirri tras una cornada mortal que ha regresado a las retinas de la afición con la cogida de JT. Sus dos «Isabeles» Esta vez, el ángel de la guarda y la medicina han hecho un quite al maestro: José Tomás es la leyenda que vive para contarlo. Su madre y su novia viajaron en la madrugada del lunes hasta Aguascalientes. Un viaje eterno de dieciséis horas, corto de equipaje y de larga esperanza. A su llegada, José Tomás ya había hablado con su padre, que preguntó por sus dos «Isabeles». «¿Saben lo que me pasa?» Ayer se reencontró con ellas. La abuela Victoria, aquella que al contrario que el abuelo Celestino hubiese preferido que su nieto no cambiase los balones por muletas, también ve la luz: «Se nos ha quitado un poco el susto. Mejora muy bien, es un valiente y seguirá toreando, aunque a mí me gustaría que fuese futbolista…»

  2. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (Fuente Esto OEM) . La Feria Nacional de San Marcos 2010 continúa siendo el mayor atractivo de todo el país y no dejan de llegar sus visitantes; así se ha comprobado en las terminales aéreas y de autobuses del Distrito Federal (solamente), donde las salidas para viajar hoy a Aguascalientes están saturadas. Esta semana no ha dejado de circular la “marabunta” en las instalaciones de la feria, por las calles de la ciudad y en todo rincón de lugar de la Gente Buena. Este fin de semana se espera nuevamente mucho movimiento en el complejo ferial, ya que además el puente que se avecina apenas quedó como anillo al dedo para las personas de otros estados. Y es que habrá que desquitar al doble el festejo sanmarqueño, ya que el año pasado todos se quedaron con las ganas debido a que se suspendió la feria apenas iniciada, por la influenza y amén de que esta es la última semana de la Feria de México, puesto que concluye el próximo 10 de mayo. DE NOCHE. Allá en Aguas existe lugar para cada gusto y estilo, que va desde los lujosos restaurantes y bares, hasta las cervecerías y antros para los jóvenes. Estos sitios, claro, para los que gustan de permanecer dentro de un recinto y pasar una velada de lo mejor; afuera el espectáculo es otro, ya que es un ir y venir de gente que se divierte escuchando la tambora, el mariachi o grupo norteño. La distracción sobra, ya que también está la megacarpa donde se presentan grupos en vivo, el casino que no se da abasto y el palenque que aparte de las peleas de gallo presenta a diversos cantantes de gran talla. EN EL DÍA. En el día los atractivos turísticos también sobran alrededor de Aguascalientes y por citar algunos están lugares como el templo de San Antonio, o la belleza del Túnel del Potrillo y localidades como Calvillo y Asientos, además que no se puede perder la visita al Cristo Roto. Y también es obligado visitar el Jardín de San Marcos, donde lo mejor es sentarse en una banca y disfrutar de la sombra de un árbol, ya que las temperaturas están rebasando los 30 grados. Ahí, alrededor de su esplendoroso quiosco y sobre los pasillos, se pasean familias principalmente y muchos visitantes de otros lugares. Frente a la entrada principal del jardín se ubica la parroquia de San Marcos, que no deja de recibir visitas durante todo el día, al mismo tiempo que afuera varios grupos de danzantes hacen gala de sus bailes tradicionales. También están las salas culturales y de recreación familiar, que presenta a grupos típicos, obras de teatro, recitales, sinfónicas y muchas actividades más que son de mucho interés. SEGURIDAD HASTA LOS DIENTES. Y de pronto, en “X” lugar de la feria, durante el día, también se puede uno topar con el gobernador de Aguascalientes, el ingeniero Luis Armando Reynoso Femat, a quien se le puede ver paseando de la mano de su señora esposa con toda tranquilidad y saludando a todo cuanto se le acerca a estrechar su mano. Esto es una muestra de la importante seguridad que vive “agüitas”, una prueba de la tranquilidad que se respira en este lugar. Y es que hay que resaltar el despliegue de elementos de seguridad pública que las autoridades han implementado para el resguardo de todos los visitantes a la feria. Se pueden observar torres de seguridad, donde apostados dos o tres elementos no dejan de vigilar para evitar cualquier contingencia que se presente; en el complejo se ve en todo momento la presencia de grupos de uniformados de fuerzas especiales y auxiliares. Y créame, nada se les escapa, por eso es mejor guardar la compostura en todo momento. Y para rematar, por aire un helicóptero de la policía hace varias rondas sobre todo el complejo ferial durante el día y la noche. LO BUENO Y LO MALO.
    Si me preguntaran qué es lo que podría recomendar de la feria de San Marcos, les diría, ¡todo! No hay a qué irle, puesto que todo es de calidad. También están los puestos de fritangas que ofrecen un abanico de antojos para todos los gustos y que son donde casi todo mundo “remata” ya caída la madrugada. Y con tanta cosa buena, siempre existe el negro en el arroz: uno de estos es que en la madrugada los taxistas solamente levantan pasaje VIP, mientras que algunas familias llegan a esperar hasta una hora para que un conductor se apiade de ellos. Por otro lado, en algunas calles circunvecinas, los policías de tránsito aprovechan para hacer su agosto, ya que los taxistas que en el día, entonces sí, hacen la parada a todo mundo, son sorprendidos por los uniformados con el argumento de que “aquí está prohibido levantar pasaje” y de menos son cincuenta pesos de mordida. Sin embargo, es más lo positivo que lo negativo. LA PARTE TAURINA.
    En lo que respecta a la fiesta brava, a partir de hoy inicia la segunda parte del serial en la plaza Monumental y ha de concluir hasta el 10 de mayo; únicamente no habrá festejos los días jueves y sábado. Se espera que como las tres primeras corridas la plaza registre entradas importantes, puesto que además se espera la presentación de Julián López y la repetición de Sebastián Castella, además de los toreros importantes de México, como “Zotoluco”. Señores, allá vamos de nuevo.

  3. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (el universal.mx) Con mucho respeto para los antitaurinos. En la enfermería de la plaza de toros de Aguascalientes se respira la muerte de José Tomás. Tendido en la cama quirúrgica, el torero más grande de los últimos tiempos es el único que no alza la voz. ?Me duele mucho la pierna?, dice apenas a su amigo de toda la vida, Fernando Ochoa, espada también, que acaba de bajar del tendido donde presenciaba la corrida. Los demás gritan: Andrés, el hermano del matador, no encuentra una tijera para cortarle el traje de luces, la enfermera no se da abasto para colocar las cuatro, cinco mangueras de catéter que exige la emergencia, dos médicos están sobre de él taponándole a mano limpia el borbotón de sangre que surge de su muslo izquierdo, otro está enfrente mordiéndole el cuerpo con pinzas ?¡faltan pinzas!? para despejar el camino de la urgente cirugía. La hemorragia no se detiene. El doctor Alfredo Ruiz, sereno, toma una decisión: coge su bisturí y abre sin anestesia, como único método para salvar la vida de El Príncipe de Galapagar. Ochoa comprime con toda la fuerza de su mano derecha la bolsa de A negativo para que salga más rápido y con la izquierda sostiene la del torero herido, quien aprieta de cuando en cuando y salta los ojos. Todos llevan cara, ropa, brazos húmedos del rojo de la tragedia. José Tomás, máscara de oxígeno sobre un rostro que se va volviendo amarillo, lleva 25 minutos aguantando sin quejarse hasta que lo sedan. José Tomás se está muriendo. Él lo sabe. Navegante le acaba de penetrar el muslo con el cuerno. Le rompió las venas y arterias que pasan por ahí ?femoral, safena, ilíaca. ?Como llave de agua abierta?, explica el subalterno Alejandro Prado, quien frente al toro soltó el capote y le metió la mano para taparle la fuga a carne viva y no dejar que falleciera ahí, en la arena. ?Tranquilos, tranquilos?, les dijo el español mientras lo levantaron del ruedo. Del ruedo a la enfermería José Tomás perdió tres litros de sangre. El altavoz de la plaza pide donadores. Se juntan 300 personas afuera del servicio médico y luego en el hospital. En total, le inyectaron ocho litros. El cuerpo humano alberga cinco. Si Pitágoras no miente, por las venas del diestro español corre hoy sangre mexicana. ?¿Cómo estás? ?le pregunta un entrañable al entrar al área de terapia intensiva del hospital Hidalgo de Aguascalientes, 37 horas tras la cornada. ?De puta madre ?que en ibérico quiere decir ?maravillosamente?. José Tomás mueve la pierna para demostrarlo y sonríe burlándose de la muerte. Ha de ser por su sangre mexicana.

  4. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (abcdesevilla) El médico personal de José Tomas, el español Rogelio Pérez Cano, sale en defensa de la clínica y asegura que al torero no le ha faltado de nada. Inmersos en el tumulto y el nerviosismo tras la grave cogida a José Tomás en Aguascalientes, su amigo, el matador mexicano Fernando Ochoa, así como otros miembros del círculo más próximo al diestro, denunciaron que la enfermería de la Monumental hidrocálida ?remodelada en 2002? no contaba con los medios necesarios para atender una urgencia de esa envergadura, y atribuían la salvación a la buena mano de los profesionales médicos y a la aparición del ángel de la guarda. Ochoa, que acompañó al torero durante las primeras curas en la enfermería, detalló que «faltaron pinzas» para detener la profusa hemorragia y también oxígeno, además de que las instalaciones «no estaban preparadas» para atender una cornada «como ésa». Galenos y autoridades sanitarias del Estado se apresuraron a desmentir ese supuesto. Miembros del equipo médico aseguraron que las instalaciones cuentan «con todo lo necesario». El cirujano que logró estabilizar a Tomás, Alfredo Ruiz Romero, declaraba a una radio local que «ha habido comentarios, incluso en España, en relación a que la enfermería no cuenta ni siquiera con las cosas necesarias para dar una anestesia. No es eso. La premura del caso así lo obligó. Tuvimos que abordar la herida y hemos recibido críticas, y he dicho: ?Hay que estar allí?. No es tan fácil decir ?lo operaron despierto?, no. Fue una decisión que se tomó y que la gente, incluyendo el médico personal que acompaña a José Tomás, dijo: ?Si no se hace esta maniobra, seguramente que otra cosa hubiera sucedido?». Para el cirujano, «dar una anestesia implica tener venas listas, varios medicamentos para sedarlo y después ponerle un tubo en su tráquea y administrarle el oxígeno y los anestésicos», algo para lo cual no había tiempo con el matador, muy malherido. «Es cierto que no hay un banco de sangre, porque eso es muy complicado, pero se dispone de todo el instrumental y de los medicamentos necesarios», explicaron los galenos de la plaza. También el médico personal de José Tomás, Rogelio Pérez Cano, afirma que «a José Tomás no le ha faltado de nada en ningún momento, ni en atención sanitaria ni por infraestructura». «Tengo que decir que la atención ha sido estupenda ?subraya?. Todo lo que ha necesitado lo ha tenido. Si no se hubiesen hecho bien las cosas en una situación extremadamente grave, no estaríamos hablando ahora». Incluso ayer en la rueda de prensa para informar del estado de José Tomás se respiró la tensión entre los periodistas por algunos comentarios que llegaron de España que decían que la enfermería no estaba en condiciones. Los médicos, los máximos conocedores de la Sanidad en Aguascalientes, se encargaron de paliar los ánimos. Y fue el médico personal del torero, el español Rogelio Pérez Cano, quien se encargó de poner las cosas en su sitio: «A José Tomás no le ha faltado nada». Incluso el torero mexicano Armillita, que fue al hospital a interesarse por la salud de José Tomás, dijo: «Él está vivo, mientras que en España se les murió Paquirri».El director de Regulación Sanitaria del Instituto de Salud del Estado (ISEA), Héctor Razo Gutiérrez, destacó que la unidad de servicios médicos de la plaza está considerada como única en México y entre las mejores en América por la calidad de su infraestructura. Razo explicó que antes de comenzar la Feria de San Marcos se revisó que contase con las instalaciones necesarias y con las debidas condiciones de salubridad. Así, detalló, la Monumental de Aguascalientes está catalogada como el único coso en el país con quirófano para la intervención inmediata de cirugías. Respecto a la actuación tras la cogida a José Tomás, Razo aseguró que especialistas médicos hicieron un peritaje sobre los protocolos, cuyo resultado indicó que la capacidad del personal sanitario y la suficiencia en las instalaciones y el equipamiento hicieron posible que la gravedad de la cornada presente ahora tan rápida y casi «milagrosa» recuperación: «Siempre estuvo al alcance de los profesionales de la medicina el suficiente material quirúrgico, como fueron pinzas, gasas y el oxígeno», indicó Razo. En la enfermería se cuenta con una reserva de sangre humana disponible, que en el caso de José Tomás eran cuatro unidades de plasma.

  5. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (la opinion de malaga) Si hay alguien en Málaga que puede presumir de amistad con el diestro José Tomás, ése es, sin duda, el doctor Horacio Oliva. Desde 2001 es el encargado de supervisar la evolución del diestro cada vez que ha sufrido un percance, y con el paso del tiempo esta relación profesional se ha tornado en íntimamente personal.
    El pasado domingo recibía la comunicación de la grave cornada sufrida en la plaza de toros mexicana de Aguascalientes, y desde entonces mantiene un contacto directo con el entorno del torero a través de su apoderado Salvador Boix y de su colega Rogelio Pérez Cano, que acompañaba al torero en el viaje. Para Oliva lo que está claro es que “no hay un precedente de ningún torero que haya recibido una transfusión de 8 litros”: “Es un hito y nadie pensaba que iba a evolucionar tan rápido como lo ha hecho”, según señaló ayer en ´En puntas´ de Málaga TV, donde también dijo: “Seguro que ya está dándole vueltas a la cabeza para ver cuando puede reaparecer”. Analizando la cornada, el galeno señaló que “no fue muy extensa pero el pitón fue muy selectivo”, centrando el riesgo fundamentalmente en la vena femoral y en la arteria iliaca, ya que “la safena es accesoria”. Todo esto le partía el paquete vascular de su pierna izquierda, una región que Horacio Oliva conoce perfectamente: “La ingle izquierda se la tuve que tratar tras una pequeña cornada producida por un toro de Jandilla el Domingo de Resurrección de 2008. Fue en el mismo sitio de su grave cornada de Autlán de la Grana en su segunda corrida como matador de toros en México, y llegó con un gran hematoma, por lo que hubo que hacerle una abertura”. Por tanto, el grave destrozo del pasado fin de semana se produjo en un lugar donde “el tejido no estaba virgen”. LA COGIDA. Al repasar las imágenes de la cogida, Horacio Oliva concluye que “debió de entrar el pitón entre la arteria iliaca y la vena femoral, aunque afortunadamente no las arrancó sino que lo que hizo fue abrirlas y eso causó una hemorragia brutal”. Las consecuencias pudieron ser fatales, aunque para el médico de José Tomás hay dos circunstancias claves para haber podido salvar su vida. La primera de ellas es que Diego Martínez, su banderillero mexicano, le taponara la herida con el puño; la otra, “la celeridad de los médicos para actuar y lograr la estabilización total del paciente antes de proceder a su traslado”. Sobre la recuperación, el experto comenta que está siendo “espectacular”. “Se trata de un paciente joven y muy preparado físicamente, pero también es la prueba de una actuación médica muy correcta”, dijo el doctor, quien marcó las claves fundamentales para mirar al futuro y pensar en un restablecimiento total: “Lo más importante es que a él no se le ha puesto ninguna prótesis; lo único que se ha hecho ha sido supurar su propia vena y su propia arteria, por lo que no tiene ningún cuerpo extraño en su organismo… Aunque sí ocho litros de sangre que no son suyos”. No obstante, “no será preciso que tenga que tomar ningún tipo de coagulante como el Simtrom (Acenocumarol) que le podría llegar a impedir torear en el futuro”. EXPERIENCIA. Por su experiencia personal con el matador de Galapagar, su médico es consciente de que “es una persona que siempre ha respondido muy bien a la cirugía, pero sigue existiendo un riesgo claro de infecciones por la cantidad de sangre que no es suya”. Hablar de plazos de recuperación tan pronto parece inapropiado, aunque puede resultar alentador el hecho de que “el destrozo muscular parece ser que no ha sido tan importante como el vascular”. De este modo, “el próximo mes va a resultar clave para conocer la evolución de José Tomás; en ese tiempo se habrán cerrados las heridas de las venas y se podrían descartar posibles infecciones u otro tipo de contratiempos”, añadió el galeno malagueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: