México. 9ª de Aguascalientes. Una oreja en vibrante y sentimental faena de Antonio Barrera.

Rafael Ortega de Tlaxcala (de azul rey y oro): silencio y palmas. Antonio Barrera de Sevilla (de blanco y oro con cabos negros): palmas y una oreja. Fabián Barba de Aguascalientes (de corinto y oro): ovación y vuelta. Joselito Adame de Aguascalientes (de rosa fuxia y oro): silencio y palmas.

Gusta definitivamente el toreo de Antonio Barrera en las plazas americanas. Le vi mucho en Tijuana, Mexicali y Guadalajara entre el 2000 y 2008. Ayer en Aguascalientes con su primero de 464 kilos, un berrendo aparejado, muy bien cortado, de pinta llamativa y salida alegre, Barrera instrumentó lances a pies juntos a la verónica muy sabrosos. Se echa el capote a la espalda para un quite muy ajustado por gaoneras. Sigue lanceando y liga tres revoleras o tomacinas. De inicio torea por alto rodillas en tierra. Se estira en muletazos templados muy lentos, sin exigir. Estructura una faena muy lucida con entendimiento que el animal le permitía. Con la muleta baja, liga derechazos que calan muy del gusto de la afición, muy  amorantado. Lo prueba por naturales y se echa a matar cobrando estocada muy trasera para leves palmas.

Rafael Ortega con su primero, un manso con poca fuerza sin emplearse en la muleta, ofreciendo pocas embestidas, muy voluntarioso el torero de Tlaxcala, señaló pinchazo hondo. Con el quinto de la tarde, un toro armonioso, delantero de cornamenta que arremetió fuerte en varas;  Francisco Salinas Ortega aguantó la reunión fuerte. El toro ha durado sólo una tanda por la derecha cuando Rafael Ortega se puso en el sitio, El torero se pudo estirar en un natural con mucha largueza. Media estocada efectiva.    

Barba ha estado muy inteligente y sereno, toreando con garra y firmeza. Con el tercero, un toro de 461 kilos con un puntito de genio y medias embestidas, su labor ha sido importante y torera,  le ha faltado atacar más para redondear. Instrumentó 5 lances a la verónica a pies juntos, luego un quite por saltilleras; durante la faena los olés se mezclaron con la música en un par de series ligadas.  Sepulta la estocada hasta la empuñadura luego de pinchazo hondo delantero y caído. Con el séptimo de la corrida, un toro bien construido con clase y bondad que ha durado poco. Toreo sabroso por verónicas a pies juntos y una media muy torera. Quite por chicuelinas de Fabián y lo levanta el toro de manera impresionante raspándole la mejilla. En la muleta, Barba ha aguantado estoico las medias embestidas y el peligro que desarrolló. Redondos impresionantes del mexicano. Estocada un poco trasera con el toro pegando un derrote seco. Vuelta al ruedo. Merece oportunidades este torero artista. 

Joselito Adame enfrentó al cuarto, un toro serio muy alto, de buenas hechuras, bien armado y descastado de 519 kilos; el animal era reservón, esperaba al torero y arrollaba; le faltó un puyazo. Se le fue la mano abajo con el estoque. Con su segundo, Joselito que viaja de inmediato a su campaña española y francesa, enfrentó un toro de 463 kilos que sangraba desde la cepa hasta la cara, muy bajito de manos y caja corta. Noble por obediente, le faltaba raza. Inició Adame por estatuarios, destacó en series por naturales coreadas y un trincherazo muy torero enredándose de toro. Estocada entera, palmas en el tercio.

La faena que será recordada, una de las más importantes de la feria, la hizo el torero sevillano Antonio Barrera con el sexto, el toro “Zumbador” de 473 kilos, enmorrillado, cárdeno oscuro y descolgado, lo recibió con lances de tanteo para desplegar su capote en un par de series a la verónica con suavidad, temple y largueza y una media belmontina. El toro era mansito pero se movía embistiendo con transmisión, Barrera expuso mucho para sacárselo por la espalda. Había que sujetarlo y engarzó varias series ligadas formidables. La corrida estaba en su punto máximo de emoción y arte por la fibra y firmeza de Barrera, mientras Pelea de Gallos era para disfrutar con el torero español más mexicano llegado a estas tierras. Más naturales puros muy por abajo y redondos quedándose en el sitio de la emoción. La embestida del toro había sido desahogada y Antonio Barrera, una vez más, se ha roto con el toro absolutamente, lo ha disfrutado, ha toreado muy de verdad con la mano baja. La faena era de dos orejas, sólo obtuvo una por la estocada desprendida hasta la empuñadura. 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (Adiel Bolio hijo) A don José Manuel Barrera Murillo, que en Gloria de Dios esté. Dicen por ahí que un padre es como un amigo, el mejor de todos, nadie como él, insustituible, y a fe nuestra por la experiencia que ya hemos vivido que así es, por ello nos viene a la memoria aquel poema de Alberto Cortez que a la letra indica: ?Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo?. Y es que después de haber perdido un ser querido así, como recientemente lo vivió el diestro sevillano Antonio Barrera, en la madrugada del pasado miércoles 14 de abril, cuando su padre, don José Manuel Barrera Murillo falleció a los 71 años de edad, todavía tuvo la vergüenza y el gesto lleno de entereza de torear por la tarde de ese infausto día, vestido de negro y oro, en la Real Maestranza de Sevilla.Esa es otra parte de los toreros que se debe igualmente significar, que son seres humanos, comunes y corrientes, con virtudes y defectos, que lo mismo asimilan los triunfos que los fracasos y más aún cuando un dolor tan grande como el haber perdido a un ser amado, en este caso el padre, saben que cuando se contrae un compromiso torero se tiene que cumplir con todo el profesionalismo que se pueda dentro de lo que cabe.De esta manera, a 20 días de tan lamentable suceso en la vida personal del diestro andaluz Antonio Barrera, éste ha tenido la hombría de venir a cumplir ayer, de manera sobrada, con el primero de los dos contratos que tiene en la Feria Nacional de San Marcos, ahora acompañado desde el eterno cielo de su padre, don José Manuel. Una tarde en la que el propio diestro terminó desmadejado por la manera en que hizo el toreo pleno de inspiración, arte y temple del más bueno, ese que hace brincar a los aficionados de sus asientos. Antonio prácticamente se vació, dejó todo en el ruedo y el público así lo entendió demostrándolo su cariño y entrega total. Si falló con la espada, ya lo decíamos antes, los trofeos son retazos de toro, lo que importa es lo que se hace en el ruedo y deleita a quien paga un boleto por presenciar un espectáculos digno y sensible. El saldo final para el torero sevillano fue de una oreja, que pudo haber cortado tres, pero lo verdaderamente intrínseco de su actuación fue lo que plasmó en la arena del coso Monumental que, por cierto, registró poco menos de media entrada. Estuvimos los cabales y en serio que lo disfrutamos.Por ello, mi estimado Antonio: ?Cuando un amigo se va, se queda un árbol caído que ya no vuelve a brotar porque el viento lo ha vencido?, y yo añadiría, cuando un amigo se va, se queda abierta una herida que nunca cierra pero que se tiene que aprender a vivir con ella y luchar en la vida por ella. Tu padre debe estar orgulloso y te animaría a seguir echando el pie pa? lante.Se lidió entonces un encierro de la dehesa aguascalentense de San Isidro, de buena presentación, pero que acusaron sosería y no dieron el juego deseado. El jugado en sexto lugar fue el mejor.
    RAFAEL ORTEGA De azul pavo y oro, con faja y corbatín en rojo, Rafael Ortega siguió con el ?santo de espaldas?. Por más que intentó el lucimiento en los tres tercios, sus astados no le ayudaron. En su primero fue aplaudido por su esfuerzo, lo mismo que en su segundo tras una labor más que meritoria. Antonio Barrera, vestido de blanco y oro, con cabos negros y faja y corbatín en negro, además de sacar un brazalete de luto por su padre, en su primero lanceó bien a pies juntos y quitó de manera ajustada por gaoneras y tomasinas. Con la muleta supo entender al toro, consintiendo y templando por ambos lados. Hizo el toreo en redondo y terminó con manoletinas para malograr el trasteo con la espada. Fue solicitado a saludar desde el tercio. A su segundo, llamado ?Zumbador?, el mejor del encierro, lo veroniqueó con gusto y aseo. Su trasteo muleteril lo inició en los medios con dos cambiados por la espalda para continuar por derechazos y así ir construyendo una faena inundada de inspiración y detalles de gran arte. Hubo excelencia en los naturales. Adornos brillantes como los cambios de mano por delante, los ayudados por bajo, desmayando la mano, molinetes, trincherazos y los pases de pecho. Terminó de pinchazo y estocada para cortar la que a la postre sería la única oreja del festejo.
    FABIAN BARBA. De sangre de toro y oro, con faja y corbatín en verde, Fabián Barba demostró el gran momento que vive, derrocha oficio, técnica y gran conocimiento de los terrenos del ruedo para ir integrando sus trasteos. Bien con el capote en su primero, sobre todo en un quite combinado por saltilleras y gaoneras. Con talento torero supo darle su distancia al ?socio?, a pesar de los problemas que le presentó, para obligarlo a ?tragarse? muletazos de gran valor, sobre todo por el pitón derecho. Pisó terrenos comprometidos, toreó en redondo y terminó de pinchazo y estocada honda desprendida para ser ovacionado en el tercio. Su segundo fue el astado con mayor peligro. Lo cogió al intentar un ejecutar una tafallera seguida de una chicuelina. Por fortuna no pasó a mayores. Y con la sarga le echó tipo y torerismo hasta lograr pasajes de mucho mérito. Vino otro susto pero el torero siguió adelante, mató de estocada y recorrió el anillo.
    JOSELITO ADAME. Joselito Adame, de rosa mexicano y oro, con faja y corbatín en negro, estuvo muy por encima de su lote. En su primero se le vio más que dispuesto por ambos perfiles. No atinó al matar y por ello escuchó protestas. Y al que cerró plaza, bien lo lanceó con el capote, le puso voluntad al segundo tercio y con la franela realizó un trasteo animado y pleno de voluntad, sobresaliendo lo que hizo con la mano derecha. Terminó de pinchazo y estocada para ser aplaudido. NOVENA CORRIDA DE FERIA. La empresa Espectáculos Taurinos de México anuncia para esta tarde el noveno festejo del serial de feria, con la repetición del sevillano Antonio Barrera, el mexiquense Fermín Spínola y el neoleonés Juan Antonio Adame, quienes lidiarán ejemplares de las dehesas de Carranco y San Isidro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: