Madrid da morbo

 

Una primera explicación podría ser la capitalidad de Madrid. Todos los medios de comunicación de alcance nacional tienen su sede en la Capital y dan a la feria una gran cobertura. Pero esto no basta. Lo que hace a Las Ventas una plaza diferente con respecto a todas las demás del universo mundo es que en Madrid se está en contra del torero. Este es el quid de la cuestión. En todas las otras plazas el público va a aplaudir y a admirar al torero. En Madrid no. Salvo excepciones, se va a por el torero. Se goza más con los fracasos que con los éxitos del diestro. Esto hace de las Ventas una plaza muy morbosa. Son tan transcendentales los éxitos en ella porque el torero, no solo ha tenido que dominar al toro, sino que ha tenido que seducir a un público que, en principio, estaba en su contra. Por eso el éxito en Madrid es más éxito que en ninguna otra parte, y por eso es tan importante.

 

Por tanto, es el público el que hace de Madrid una plaza distinta a todas las demás. Aquí la gente quiere demostrar al vecino de tendido que sabe muchísimo de toros y, desde luego, es mucho más fácil mostrar “sabiduría” resaltando lo malo que valorando lo bueno. Por eso los tópicos manidos pesan tanto en las Ventas. ¿El público de Madrid entiende de toros? Generalmente no. Maneja una serie de tópicos e ideas prefabricadas. La cátedra está en Sevilla, pero el público de la Maestranza es comprensivo y pacífico. Tiende a la benevolencia y a disculpar al torero en los malos momentos. Y paradójicamente esto hace que ni se le respete ni se le tema. Por el contrario, todos temen a Madrid y a sus furibundas reacciones. Y este mal genio es lo que ha hecho famosa a la plaza de las Ventas.  Es una historia de morbo. Sadomasoquismo puro. Allí estaremos para verlo.

 

7 Resultados

  1. bruno dice:

    pero es diferente cuando hay manicomio no hay ninguna plaza del mundo que se sienta lo que se siente en Madrid. y doy fe.

  2. jose maría gómez dice:

    Domingo: Madrid siempre y digo siempre (hasta hace mas o menos treinta años), fué una Plaza dura, exigente pero justa y equitativa, un signo negativo con el dedo de un buen aficionado hacía que un torero recapacitáse y volviera sobre sus pasos antes de dar una vuelta al ruedo no solicitada por los aficionados. El fenómeno de la intransigencia absurda empieza con la época del “Lupas” y adláteres allá por los últimos setenta. Antes impusieron su ley y su rigor, aunque fueron bastante efímeros, unos excelentes aficionados afincados en los altos del 8 (grada y andanada), posteriormente desaparecidos éstos, no sé si por imperativos de la edad, fallecimientos o en muchos casos y conozco varios, de aburrimiento, empezó el confusionismo, forjado por la actitud de los “integristas” que tomaron el relevo a modo de “cuartelazo” y cimentado en gran parte en el “analfabetismo taurino” de una gran parte del resto de la Plaza, reforzado en los San Isidros de Chopera por la legión de “claveleros” cursis, pijos, ignorantes y aplaudidores. Hoy día Madrid sigue siendo una Torre de Babel, donde la calidad del toro y las maneras que siempre han distinguido a las auténticas figuras del toreo han pasado a ser algo secundario. Véanse ganaderias moruchas y toreros vulgares y pueblerinos aupados a los altares por indocumentados. El Juli puede contar algo sobre esto. Espero que esta Feria tape muchas bocas.
    Saludos

  3. URBANO MONTERO GALAN dice:

    Estimado Domingo, me dejas a medias. No terminas de expresar lo cansino, verdulero y festivalero del publico isidril, en cuánto al torero. El que viene a Madrid, sea figura o no debe demostrar cada tarde que vale lo que anuncia, y como muy bien sabes hay 3 ó 4 toreros del gusto del “7”, (será por las mariscadas que tomen por la “patilla”), los demás a demostrarlo cada día. Aguantando “embestidas vociferantes desde los diversos tendidos (4-7) y desinterés en los restantes tendidos.
    En cuánto al Toro, el “cromo ” que sacan en Andalucia es pésimo, y en cuanto a Bilbao y Pamplona, hay mucho “chauvinista” de andar por casa exagerando.
    Ya sabes de Madrid al cielo, para todo y para todos

  4. UNO AL QUITE dice:

    De acuerdo con Domingo, pero con matices. En Sevilla se sabe más de toros, aunque cada vez menos, pero en Madrid, sin saber, hay más afición. También hay que decir que en sevilla incluida la provincia, hay escasamente un millón de personas, y en Madrid y alrededores, ocho millones. En fin, ya lo dijo Antonio Bienvenida, si doy una vuelta al ruedo en Sevilla, veo en el tendido, a un banderillero, un mayoral, el hermano de un picador, un ganadero, etc.. si la doy en Madrid, un japonés, un tío chillando, …y no conozco a nadie.

  5. COMENTARIO dice:

    Cree el ladrón que todos son de su condición.
    ¿Cómo se puede hablar del encantador bullicio de Pamplona, con medio sol, (de puro encaste etarra) que desprecia a los toreros por ser ejemplos de lo típicamente español, y que va a la plaza a eso, a despreciar y molestar, y luego poner a parir a Madrid, que hasta es buenaza en cuanto ve que alguien viene de verdad a morirse, aunque sea un tío vulgar?
    Criterio. Único.

  6. bruno dice:

    una matizacion. URBANO el que suscribe aficionado de Bilbao,plazas en las que estoy presente durante la temporada Sevilla,Madrid,Pamplona,Santander,Vitoria,SanSebastian,Logroño,Zaragoza,Amurrio portatil. ademas de con menos frecuencia Valladolid,Burgos,Guadarrama y con unas ganas locas de ir a Ceret vic f Nimes etc como bien ve vds ¿CHAUVINISTAS? hay gente pa too.no es mas que una aclaracion sin mas. si yo le diria lo que verdaderamente hay en Bilbao.

  7. josé maría gómez dice:

    Debido al frio me quedo el jueves 13 viendo la corrida por la tele. En el programa de Molés hay un apartado denominado “Cossio Plus”, o algo así. Le preguntan a varios individuos por el “pañuelo azul” ¿para que sirve?. Joder en la 1ª plaza del mundo, lo que hay que oir, solo un chaval a última hora dió la respuesta correcta. ¿Pero que gente va a los toros? Me imagino toda esa turba ignorante, mezclada con los “mesiánicos integristas” y de ese cóctel con al aditamento de unos pocos románticos que quedamos y delimitados tambien por “claveleros y chuflas”. Lamentablemente esto es hoy Madrid, le pese a quien le pese. Y Taurodelta a lo suyo, a pillar y pillar, con otro saldo de Juan Pedro (Parladé). Como añoro aquellas Ferias con el toro caro y las figuras encajadas tres ó cuatro tardes en los carteles.
    Y Sr. Ignacio González, el año próximo espero que se acabe la Feria del Aniversario y tienes Vdes. las narices de rechazar de plano carteles como los de esta desdichada Feria.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: