6ª de San Isidro en Madrid. Sólo el valor de Macías

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes 11 de 2010. Sexta de feria. Tarde fría y muy ventosa con lleno. Cuatro toros de Martelilla, muy desigualmente presentados en escalera y con poca fuerza en distintos grados de manejabilidad. Por devolución del muy flojo tercero y correrse turno, se lidió el sustituto de Navarrosal, muy bien presentado e inválido. En quinto lugar se corrió un sobrero de hermanos Domínguez Camacho muy cuajado, noble y sin fuerza. Miguel Abellán (marfil y oro): Estocada atravesada que hizo guardia y dos descabellos, silencio. Estocada, silencio. César Jiménez (blanco y oro): Estocada trasera, silencio. Dos pinchazos hondos y descabellos, silencio. Confirmó alternativa Arturo Macías (blanco y oro): Estocada trasera con derrame, aviso y silencio. Estocada, ovación con saludos.

 

A finales del pasado enero hizo dos años que vi a Arturo Macías por primera vez en La México. Ayer confirmó su alternativa en Madrid tras ser asimismo confirmado aquella tarde en la capital azteca por José Tomás que le cedió los trastos un tanto frío, cubierto y distante. La primera impresión que tuve de Macías fue que tenía más de tremendista que de torero formal aunque también que podría hacer algo bueno con el capote y la muleta si los toros se prestaban. Triunfó grandemente aquel año en su tierra y, como siempre suele ocurrir allá cada vez que sale un torero capaz de emocionar, enseguida le calificaron de nueva figura del toreo mexicano. Sin embargo, viéndole arrimarse tanto con los torillos que allá se lidian, pensé que cuando viniera a España para enfrentarse a las reses de aquí en las plazas de primera, le costaría sangre, sudor y lágrimas hacerse un hueco mínimamente discreto.

Hasta llegado el importantísimo día de de su presentación en Las Ventas, había salido a cornada por corrida. Herido en Fallas y, nada más reponerse, de nuevo a la cama en Sevilla. Nada que ver, entonces, lo que a Macías le parecía tan fácil en su tierra y lo difíciles que se le han puesto las cosas en España, en donde le han dado muy serias aunque, por el momento, nada gratas oportunidades. Ayer, al menos, no tuvo que pasar por la enfermería aunque poco faltó.  Digo todo esto sobre Macías porque lo sucedido ayer apenas revistió mayor interés que su incondicional entrega. En el toro de su doctorado madrileño quitó por espeluznantes y tropezadas gaoneras modernas del que salió ileso por milagro, Luego, en la faena fue cogido y zarandeado tres veces en su intento baldío de que el animal pasara por donde no pudo pasar. Muy valiente, desde luego, pero absolutamente impreciso y destemplado en la peor versión de su padrino Tomás. Pues Macías pareció tener todos sus defectos y ninguna de sus virtudes. Asustó al personal.

Me gustó más con el último aunque por venirse el toro muy a menos, lo que empezó bien y muy torero, terminó a brazo partido en un toma y daca, asimismo emocionante.   

Y poco más que contar que merezca la pena, porque Miguel Abellán, que lleva doce años sin faltar a San Isidro, nunca termina de romper. Con la disculpa del viento, si se hubiera templado más con sus dos toros, les habría sacado más partido en sus intentos de gustarse sin resolver.

Y lo de César Jiménez, una desgracia más en su carrera. Tuvo que matar dos toros de distintos hierros que los titulares y nada de nada logró, por la invalidez que les hizo inservibles. Tarde, pues, para olvidar.

_____________________________________

EL QUITE DE DOMINGO

Paciencia: ya solo falta veintiséis

 

Paciencia: ya solo faltan veintiséis y va a haber unas cuantas corridas tan malas como la de ayer. Lo malo de la corrida de ayer es que todos sabíamos que iba a ser un desastre: los toros de Martelilla tienen buena clase, pero carecen de la fuerza necesaria para soportar la lidia. Son garantía de fracaso. Y así un año tras otro porque ganadería fija en San Isidro desde que rige la plaza Taurodelta. No es de recibo que una ganadería que ya ha protagonizado varios petardos sonados se la vuelva a anunciar. Y luego está el tema de la presentación: dos toros serios, dos muy chicos y, como postre en sexto lugar, la cabra Asunción. El sexto ha sido el toro más impresentable que he visto lidiar en Madrid en los últimos años. Con esos pitones playeros y esa canijez de eral. Apenas se protestó, pues la gente estaba muy harta, aterida de frío y quería acabar cuanto antes. Y que no me vengan con que el año ha sido muy malo, pues ese sexto rebasó todos los márgenes de tolerancia posibles. Se lo echan a una figura y arde Troya. La presentación de los toros este año está siendo de vergüenza.

 

La corrida fue un tostón insufrible. Abellán no pudo hacer apenas nada con su primero que era muy débil. A pesar de que se esmeró en cuidarlo, no sacó nada en limpio. El cuarto era pronto y repetidor, pero con el inconveniente de una embestida rebrincada por la poca fuerza. Había que ser un virtuoso de la técnica para saber sacar partido a este toro. Y Abellán, desde luego, no lo es. Lo mejor de Abellán una buena estocada al volapié.

 

Tarde negra la de César Jiménez, con un inválido absoluto y con un toro de cara por las nubes. Le va a costar a Jiménez un mundo volver a los carteles de postín. Y es que cuando un torero sale del star system, le es prácticamente imposible volver al oligopolio de los privilegiados.

Arturo Macías es de los pocos mejicanos que en estos últimos cuarenta años no ha hecho el ridículo en Madrid. Tiene poca clase, una técnica pobre y apenas conoce al toro español. Pero todas esas carencias las suple con raza y con valor. Como debe ser. Ni pudo con el manso primero ni aprovechó la bondad del desmedrado sexto. Pero se quedó muy quieto y se los pasó muy cerca. El valor tapa todas las bocas. Cuando le cogió el primero, ni se miró la ropa. Tiene lo fundamental: cojones. Lo otro ya lo irá adquiriendo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

10 Resultados

  1. Víctor dice:

    Pues yo creo que Macías con cinco años de alternativa, cuatro de novillero (muchas de ellas en España) y más de 350 corridas de matador de toros, lo “otro” ya no lo adquirió.

  2. jose maria gomez dice:

    ¿Qué está pasando con los toros que compra Taurodelta? ¿Quién o quienes son los veedores que día tras día nos obsequian con un desastre y saldo ganaderos?. La corrida de Martelilla con esas cabezas paletonas y playeronas y cuerpos asardinados no daban en absoluto el trapío mínimo exigible en Madrid. Esa conformación córnea por desarrollada que sea no dá en modo alguno la sensación de seriedad que dan unos pitones vueltos y bien conformados. Como bien dice Domingo, lo de Martelilla, año tras año fracasa y mas si tomamos como referencia la corrida de Doña Dolores, de gran trapío. El trato con regateo a la baja es la tónica de Taurodelta, veanse ejemplos cercanos Pereda y Carmen Segovia. ¿Cuanto mas género todo a 100 nos queda que ver?. Los integristas tienen tarea, ¿porqué no se le oye? Siempre a destiempo. Lo lamentable es que se acerca la tarde de El Juli y el destoreador galo con los semovientes de Garcigrande, este torero siempre tropieza en la misma piedra. Ojalá me equivoque esta vez, porque aquí si vendrán los del 7 con el cuchillo entre los dientes.
    Saludos.

  3. José Eduardo Quintana dice:

    Sr. Del Moral: El quite al 3º (devuelto) le correspondía a Arturo Macías y no a Miguel Abellán. A Abellán le corresponden los quites del 1º y 6º y a Arturo Macias los de 3º y 5º y todo esto en Madrid.

  4. tendidodelsiete dice:

    Difícil superar el análisis. Abellán, cuando no es por una cosa, es por otra. Debería ponerse una ristra de ajos en el burladero, a ver si cambia la suerte (mala, en este caso). De César Jiménez ya dije el año pasado que iba a perder el tren. Este año digo que ya lo ha perdido. Y de Macías, nada que añadir a lo ya comentado por Vd., simplemente decir que “Emociona”, que no es poco, visto como anda el percal.

  5. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    PURITITO MACHO: Tras el excedente de toros que se produjo el año pasado debido a la crisis económica que nos asola parece que los ganaderos han encontrado la forma de paliar sus nocivos efectos: primero se intentan vender para las calles del Levante español, auténtico asidero de los ganaderos de corridas duras, y si esto no cuela, pues se mandan a Madrid y punto. Ayer volvimos a presenciar un muestrario de encastes y ganaderías de lo más peculiar. Lamentable. Abellán y Jiménez, además de estar en el despeñadero, tuvieron la mala suerte de encontrarse en el cartel con el mexicano Macías, que otra cosa no, pero se arrima como un perro, por lo que la comparación con el diestro azteca les hizo quedar aún peor de lo que estuvieron. Porque es que no arriesgaron un alamar. Abellán (si yo tuviera una novia como la suya tampoco arriesgaría) pechó en primer lugar con un toro tan manejable como soso y descastado. El cuarto tuvo poca fuerza pero a media altura se desplazaba con largura. Miguel no se metió en serio con él en ningún momento. César Jiménez no pudo matar ningún toro de la ganadería titular. Su primero fue devuelto por inválido y al correr turno le salió otro inválido de Navalrosal de lucimiento imposible. En cambio el sobrero que hizo quinto tuvo algo de fuerza y movilidad, completamente desaprovechadas por el madrileño. Arturo Macías sí que vino a la guerra. Sin apenas munición, a pecho descubierto, dejando como tarjeta de visita con el capote un quite por gaoneras y otro por saltilleras realmente espeluznantes. Luego vino el derroche de testosterona y la falta de clase y conocimiento del toro español. Simplemente con haberle perdido un paso a sus toros al principio de sus faenas y no quedarse encima de ellos habría conseguido darles fiesta y hacerles una faena más limpia. Hay aquí dos diferencias entre el toro español y el mexicano que se le notan mucho a Macías: primero, el toro mexicano embiste muy despacio y con clase y profundidad, por lo que si el torero tiene valor para torear despacio da la sensación de poseer clase por lo cadenciosos y rítmicos que salen los lances y los muletazos. Al llegar a España se ha descubierto que este torero carece de clase; y segundo, el toro mexicano te permite colocarte en las cercanías sin que por ello se raje o acorte sus embestidas, y además es más fácil cogerle el temple en corto por la despaciosidad con la que se arranca. Aquí si invades el terreno del toro este se raja y acorta sus embestidas, que además son mucho más fuertes y por lo tanto difíciles de templar. Por eso ayer a Macías le engancharon tanto las telas. En todo caso tiene lo fundamental, que es el valor, así que merece todo el crédito del mundo, ganado con su sangre.

  6. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Fotos de la prensa mexicana de la 6ta de abono de Madrid, en link: http://www.mundotoromexico.com/2010/index.php?acc=galprod&id=975 Video: http://www.mundotoro.tv/#videoId=21159163

  7. CharroTaurino dice:

    En efecto, lo que indican de Arturo Macías en su confirmación. Sin embargo, y a pesar de las diferencias notadas entre los toros español y mexicano (éste último con más recorrido y fuelle, lo que te da series más largas, templadas y artísticas), en cuanto Macías encuentre el ojo al toro ibero no habrá quien lo baje. Lo que me parece mal es que le hayan enviado directamente a Valencia, Sevilla y Madrid sin haber pasado antes por festejos de menor envergadura donde tomar experiencia con otras ganaderías (infinitamente de mejor calidad que las titulares de San Isidro) para así llegar fogueado ante los débiles encierros que Taurodelta insiste en contratar para la (con mucha sorna y burla) primera plaza del mundo. A este paso, la primera plaza será la Monumental de México, con todo y las tonterías que Herrerías hace cada temporada grande

    Saludos!

  8. Roberto dice:

    Bien o mal, Arturo Macias merece todo el crédito del mundo, seamos realistas y aceptemos que es un muy buen torero.

  9. Porton 2 dice:

    Hola a todos y con permiso me gustaria responder al señor Quintana pues considero que está en un error.
    El error al que me refiero está en que, si no me falla la memoria, el reglamento taurino refiere a que el orden de quites se realizará teniendo en cuenta el orden de lidia de los matadores, además lógicamente del número de entradas del toro al caballo, o lo que es igual, que el 1º de los quites corresponde al matador en turno, el 2º al matador siguiente en turno y así sucesivamente sin especificar nada más en cuanto a ocasiones especiales.
    Es por ello y dado que el orden de lidia se modifica, reglamentariamente, tanto en una ceremonia de alternativa como en una de confirmación, que en estos casos el nuevo matador o en su caso el confirmante sólo dispone de un turno en quites (5º toro) y en cambio el matador más antiguo dispone de tres (1º, 3º y 6º toros).
    Espero que esto aclare el mail del señor Quintana al que me dirijo con todo el respeto y afecto por compartir esta afición.
    Un saludo para todos.

  10. Jose Eduardo Quintana dice:

    Sr. Porton: 15-4-1990 Plaza Real Maestranza Curro Romero, Espartaco y Julio Aparicio que toma la alternativa, en el tercer toro 1º de Espartaco realiza el quite Julio Aparicio, tres verónicas y una media que ponen la Maestranza en pie. 28-5-1974 Las Ventas confirmación de Rafael de Paula, padrino Galloso testificando Julio Robles. En el tercero Rafael realiza el quite de las dos y media. Creo que en caso de confirmación o alternativa existe un orden en los tres primeros toros a todos los efectos, alternativado o confirmante, primero y segundo de cartel, siendo en los tres últimos toros donde ya se recupera el orden de antiguedad. De no ser así sería injusto pués el mas antiguo de cartel realizaria tres quites por solo uno el confirmante o toricantano. Un fuerte y torero abrazo: Quintana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: