7ª de San Isidro en Madrid. Gran triunfo de Leonardo Hernández

Madrid. Plaza de Las Ventas.  Miércoles 12 de mayo de 2010. Séptima de feria. Tarde nublada y muy fría con más de tres cuartos de entrada. Seis toros de Luis Terrón, de vastas hechuras, excesivamente despuntados y de muy regular juego por mansotes, huidizos y en ocasiones desentendidos de la lidia. El que más se prestó fue el cuarto.  Rui Fernandes (a la federica con casaca marfil y oro): Medio rejonazo de efectos fulminantes, ovación. Rejonazo, oreja. Andy Cartagena (de corto con chaquetilla gris acero): Cinco pinchazos y un sexto hondo, silencio. Rejonazo. oreja. Leonardo Hernández (de corto con chaquetilla de terciopelo azul marino): Rejonazo muy trasero contrario, oreja. Rejonazo, dos orejas. Salió a hombros por la Puerta Grande.

Cuando el gran crítico “Clarlito” dijo sobre una corrida de su época en la que actuó un rejoneador que era el “número del caballito”, se armó la marimorena entre los amantes del toreo a caballo. Y eso que entonces a nadie se le había ocurrido organizar festejos protagonizados exclusivamente por jinetes que son los que actualmente dominan en la mayoría de las grandes ferias que ofrecen dos y hasta tres corridas de esta especialidad. Sin embargo, continúa habiendo mucha diferencia de comportamientos de los públicos que acuden a unas u otras. En las corridas con matadores de a pie son más exigentes – no digamos en Madrid cuando actúan figuras – mientras que en las de rejones apenas nadie sabe nada, se pasa todo y hasta se cortan orejas que, ni de lejos, se conceden en las más usuales. Eso ocurrió ayer con la oreja que le dieron a Leonardo Hernández pese al horrible rejonazo traserísimo y muy contrario con que mató al primer toro. A ninguna figura del toreo a pie se la habrían dado si la estocada hubiera sido de parecido tenor. La faena de Hernández había sido estupenda, sí. Pero el rejonazo mortal fue infame.    

Dejemos esto claro antes de elogiar como merece al joven cordobés que ayer fue quien mejor estuvo de la terna en sus dos toros y el gran triunfador de la tarde. En mi opinión, Leonardo Hernández es ahora mismo de entre los más jóvenes jinetes, el que podría heredar el disputado trono de Pablo Hermoso de Mendoza. Sin necesidad de recurrir a efectismos baratos, sin hacer alardes gestuales ni pegar caballazos, toreó con enorme naturalidad y con la frescura de los elegidos. Ello sin contar su tino en el templar y poner a ralentí las remisas embestidas de sus dos toros. Y es que el temple también es una virtud infalible en el toreo a caballo. Normal, pues, que al matar pronto y bien al quinto toro, le concedieran las dos orejas que, sumada a la primera, le dieron la victoria.   

Rui Fernándes echó mucho valor clavando banderillas al límite de la cercanía con su parado primer toro al final de una labor un tanto insistente y hasta pesada sin apenas contrapartidas favorables, y se exhibió cuanto quiso con el mejor cuarto haciendo alardes tanto al clavar como en los aires de alta escuela que introdujo durante su lidia, también excesivamente alargada con tal de lograr lo que pretendió.   

En cuanto a Andy Cartagena, salvo los muchos pinchazos que necesitó para matar al segundo toro, todo cuanto hizo fue, además de meritorio, brillante. Podría haber salido a hombros con Lorenzo Hernández porque, al igual que el cordobés, se prodigó en las suertes que interpretó con fácil y elegante donosura.   

  

  

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Juan Mari de Chinchon dice:

    Esto de los rejones en feria es penoso HASTA CUANDO TENDREMOS QUE PAGAR POR ESTE TIPO DE FESTEJOS sin reglamento claro, sin que los actuantes resplas normas y con presidentes que otorgan orejas para no ser pitados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: