Corrida de Madrid. El coñazo habitual

Madrid. Plaza de Las Ventas. Domingo cuatro de julio de 2010. Tiempo veraniego. Un cuarto de plaza. Seis toros de Guardiola excelentemente presentados. De poco juego por blandos y descastados, a excepción del primero, muy bueno. Antón Cortés (de burdeos y oro): Silencio en ambos. Ambel Posada (de corinto y oro): Silencio en ambos.  Javier Cortés (de blanco y oro): Silencio en ambos. Javier de Esperanza lidió muy bien al cuarto de la tarde.

 

La corrida de Guardiola solo tuvo fachada. Fueron toros de buen trapío y astifinísimos pitones, pero no tenían nada dentro, a excepción del primero que, aunque algo flojo, fue bravo en el caballo y tuvo una gran calidad en la muleta. Brindó una gran oportunidad a su matador para salir del pozo en el que se encuentra. Lamentablemente, Antón Cortés no supo aprovechar la ocasión. Hubo algunos muletazos buenos, pero diluidos en series desiguales, abundantes en trallazos y tirones. Además eligió mal los terrenos: en los medios el toro le hubiera ayudado todavía más. Con la zurda nada. Y dos caídas del toro por el destemple del torero. El toro era para torear despacio, acariciando la embestida. Tampoco el toro se mereció el bajonazo final. Se va a acordar de este toro Antón Cortés. En el cuarto, un inválido, no hubo opción a nada.

 

También estaba inválido el segundo, por lo que las buenas maneras de Ambel Posada pasaron totalmente desapercibidas. Ambel se afligió con el quinto, un toro muy áspero y con mucho genio.

 

Quien más dispuesto estuvo fue Javier Cortés. Dio la impresión de ser el único de la terna dispuesto a torear. Tiene un buen concepto del toreo, pero pretende imponerlo machaconamente a todos los toros venga o no venga a cuento. Siempre quiere citar muy en corto, bajando mucho la mano y dando el muletazo muy curvo. Como no dio sitio a su primero, que tenía su genio, lo sorprendió muchas veces y acabó desbordándolo. Y por no dar sitio al sexto, tan noble como soso, acabó ahogándolo y parándolo. Hay que adaptarse a las condiciones de los toros, planteando la faena según las circunstancias de cada momento. Está muy nuevo: ya se irá dando cuenta.

 

Mataron la corrida a pellizcos, hasta tal punto que segundo y cuarto fueron descabellados tras varios pinchazos nada más. Ni siquiera una media estocada. Este escamoteo de la suerte suprema es intolerable, y merecedor de sanción.

 

Por cierto, la Comunidad ha vuelto a conceder la plaza a Taurodelta. Después del bochornoso San Isidro que hemos sufrido, después de las quejas unánimes de todos los sectores, vuelven a dar la plaza a esta empresa. Dicen que, como en el año que viene habrá elecciones autonómicas, los políticos no quieren menear el asunto. Sea, pero finalizada la temporada 2011, urge la redacción de un nuevo pliego que en el aspecto económico sea lo de menos y lo de más, la programación de un San Isidro brillante y de una temporada interesante. Porque Madrid es plaza de temporada, y la actual empresa ha convertido la temporada madrileña en un desierto.

 

Por lo que a mí respecta, declaro mi absentismo: a las próximas novilladas en horario nocturno, va a ir Rita la Cantaora. Yo no. Es un escarnio para el aficionado haber cambiado la corrida de toros de los domingos por estas novilladas baratas para dar gusto a Canal Plus y, encima, con un horario imposible para quienes el lunes tienen que trabajar. Que les den…

3 Resultados

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    EL TOREO A MEDIA ALTURA: Ayer se lidió por segunda vez este año en las Ventas una corrida de Guardiola. En la primera embistieron tres toros, ayer fue un muestrario de invalidez. El menos malo el primero. Qué difícil es torear a media altura, que era lo que pedían los toros de ayer. Porque cuando llevas al animal por abajo este va embebido en los engaños. Pero en la media altura hay que tener mucho mando para que no vaya a su aire orientándose y mucho temple para que no enganche si se va defendiendo por poca fuerza. Ayer Antón Cortés y Ambel Posada se enterraron definitivamente en la plaza de Madrid y Javier Cortés volvió a ilusionarnos con su actitud. El de Albacete se dejó ir un primero de categoría para un torero artista como él, pero exigía temple y media altura, y eso de pasárselo despacito por la barriga tiene que dar mucho miedo. Como además no tiene mando, la faena fue inconstante. Y por cierto, de rayas para adentro, así de decidido estaba. En el mismo sitio toreó Ambel Posada, que no aprovechó las pocas arrancadas de su primero y pasó un quinario con su geniudo segundo, al que no le podía bajar la mano porque se caía pero a media altura se defendía con violencia. Discrepo de Domingo sobre Javier Cortés. Aparte de salirse de la segunda raya y de su firmeza de plantas toda la tarde, me gustó que se acopló con su primero llevándolo templado a esa media altura a la que me refería antes hasta que en la cuarta serie ya se vio obligado a bajarle la mano, sólo que el toro no respondió. Con el último, más parado, sí que estuvo más espeso de ideas y tratando de imponer su tauromaquia de mano baja.

  2. Javier dice:

    En la época de Vía Digital y los Lozano, ¿no se hacían las nocturnas de viernes y los domingos seguían con las corridas habituales? No sé por que han tenido que cambiarlo. O sí lo sé, para ganar más dinero. Es una lástima y el nuevo pliego para cuando termine un año más de Taurodelta debería contemplar lo de volver a poner el certamen de novilleros los viernes

  3. Aquilino Sánchez Nodal dice:

    Desde, aproximadamente dos décadas, los aficionados no podemos comentar suceso alguno de especial relieve en su contesto taurino sucedido en la Plaza de Toros de Madrid, que no de los madrileños, Fuera de las ?feriastras infumables? que estos indecentes nos cuelan temporada tras temporada y no hemos visto la menor intención de mejorar, en los festejos que programan un domingo cualquiera de verano. No señor. Están empeñados en cambiar la imagen, otrora bellísima, apetecible y seductora de nuestra Plaza de Toros por la de una muñeca hinchable.
    La ?familia? mafiosa está compuesta por: La Comunidad; El Canal ?Pus? y la empresa taurina más repugnante que nos podíamos echar a la cara. La Comunidad es un tema de ?mirar para otro sitio? y no hacer nada. Norma de identidad del partido al que pertenece; lo primero la foto y luego, la siesta. El Canal, a ?mongonear? con la sabandija del pelo y bigote ?pintaos?, para que alargue la temporada con bodrios, nocturnidad y chorizo. Los empresarios, farsantes anti Madrid, a llenar bolsas con ?leña? para retirarse a su pueblo y gozar de los ?chiquitos?, la carnaza, el orfeón, ganados con agravios y ? ¡que nos den a los madrileños!. ¡Por supuesto!, las nocturnas sirven a algunos vividores taurinillos a recomendar novilleros previo pago de su importe. ¡Golfos!
    Las tragaderas de los aficionados son parecidas a las que hace la tuneladora del metro. Los abonados somos un caso curioso, nos afanamos en lanzar propuestas, regalar premios casi siempre inmerecidos, hacer bulto en los saraos que se preparan en la polivalente. indicar mejoras en carteles, ganadería y cultura taurina. Que ?memos? somos. Esta gente no nos hace ni caso. Es más, se ?escojona? de nosotros. En eso si han hecho consenso con los nazionalsocialistas, ponen todo el empeño en cargarse las corridas de toros, mirar al tendido y decir ??Yo no he sido?. ¡Granujas traidores!.
    A este invento, para tapar incumplimientos del pliego con las novilladas nocturnas prometo asistir a todas las que vayan, S.M. la Reina y el señor ?Loliguez? y Esposa. Sino van estos ?ilustraos? que no cuenten conmigo. A mi no me venden otra burra tuerta, ya ?trago? con lo ?obligao? no admito más corrupción sin anestesia general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: