4ª de San Fermín en Pamplona. Accidentado e interrumpido petardo

Plaza de toros de Pamplona. Jueves 8 de julio de 2010. Cuarta de feria. Tarde nublada y bochornosa con amenaza de tormenta, viento creciente y llenazo. Siete toros de Cebada Gago incluido el sobrero que sustituyó al que abrió plaza, devuelto por habérsele desprendido la vaina de un pitón. O sea, antirreglamentariamente y por temor a las protestas del ignoto público. Bien presentados en diversidad de hechuras, pelaje y cornamentas.  Dieron juego desigual predominando los deslucidos cuando no los imposibles por muy rajados o enseguida parados, salvo  el muy noble aunque algo soso tercero que fue el más aprovechable. Francisco Marcos (salmón y oro): Estocada baja trasera, silencio. Resultó violentamente revolcado por el cuarto toro al intentar un tercer lance en el recibo, sufriendo el corte casi total de la oreja derecha. Sergio Aguilar (violeta y oro): Sartenazo, pinchazo y estocada, silencio; en el que mató en sustitución de Francisco Marco, pinchazo hondo que fue suficiente ,  pasando a la enfermería donde fue atendido de fuerte golpe en la mano derecha cuando en plena faena resultó desarmado; Estocada trasera perpendicular, silencio. Morenito de Aranda (rosa y oro): Estocada corta y descabello, petición insuficiente y vuelta al ruedo pasando a la enfermería donde fue atendido de un golpe al entrar a matar; estocada desprendida atravesada que escupe y descabello, silencio.

La verdad es que no se esperaba mucho de la cuarta corrida de estos sanfermines. Ni por toros, ni por toreros. Otra tarde más de las que abundan en casi todas las ferias, también en las más importantes, aunque en esto de los toros siempre puede haber sorpresas. En esta ocasión fue la desgraciada cogida que sufrió el ya veterano diestro local, Francisco Marco, que tras haberse mostrado tan mal como suele con el primer toro de Cebada, apenas manejable por el lado derecho, se arrancó con ganas de desquitarse en el recibo de capa al cuarto y al iniciar el tercer lance fue zarandeado de lleno sin tiempo de reaccionar hasta resultar herido en una oreja que le fue seccionada y fuertemente conmocionado, por lo que rápidamente tuvo que ser llevado en volandas a la enfermería.

Marco ya no está para estos trotes y aunque debamos disculpado por el aparatoso accidente, una vez más compareció en su plaza sin más merecimientos que haber nacido en Navarra. Si fuera de cualquier otra provincia, ya no torearía una sola corrida.

El más destacado de la tarde, y esto no fue sorpresivo, fue Morenito de Aranda a quien cupo la suerte de tropezarse con el único toro realmente aprovechable de los de Cebada, el tercero. Morenito ya tiene más que acreditadas sus buenas maneras y así lo demostró con el capote con sabrosas verónicas en el recibo y en una muy entonada y templada faena de muleta que fue la única propiamente dicha que vimos ayer. El descabello que necesitó tras la estocada que propinó, limito su premio a una vuelta al ruedo, lo que no es poco. Y es que la petición de oreja fue insuficiente y los del palco no accedieron a concederla con razón.

Luego de los momentos de espera y confusión que deparó el habernos quedado sin matadores en el redondel por estar los tres en la enfermería, Morenito salió sin chaquetilla y no tuvo la misma suerte aunque él tampoco anduvo tan firme y tan dispuesto como antes.

Sergio Aguilar, por su parte, pasó sin pena ni gloria aunque tuvo que matar tres toros por la cogida de Marco. Con el enseguida muy rajado segundo toro, se pasó de metraje innecesariamente porque el animal no cesó de irse de su muleta en busca de las tablas y además siempre se quedó muy corto de viajes. Con el que mató en cuarto lugar, no pasó de porfión hasta el hartazgo cuando el animal se paró y el torero pretendió seguir toreando. Y con el sexto que lidió tras ser el último en salir de la enfermería, otro tanto porque este toro también se paró pronto y no cesó de echar la cara por las nubes en sus imposibles embroques. Un latazo, vamos.

____________________________

   

 

 

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    LO ESPERADO: Al menos salió menos mansa que últimamente la corrida de Cebada Gago, aunque poco propicia al lucimiento. El primero fue bien devuelto tras partírsele por la mitad el cuerno derecho, pero el sobrero fue de mucha peor condición, reservón, corto de viajes, imposible por el izquierdo y siempre a la expectativa. Bastante hizo Marquitos con despacharlo dignamente. El segundo fue un manso rajado con el que Sergio Aguilar no intentó lo único que se podía hacer con él, que era torearlo en las tablas. El tercero tuvo clase y poca fuerza, y Morenito tardó un mundo en verlo. Cuando lo hizo surgieron dos buenas series por el pitón derecho. Al entrar a matar se le salió la clavícula por una antigua lesión que arrastra desde hace tiempo y ahí comenzó el descalzaperros. El cuarto volteó con violencia a Francisco Marco cuando lo toreaba de capa y se tuvo que ocupar de él Sergio Aguilar, que pegó un mitin con un toro imposible hasta que en uno de sus hachazos le corneó en la mano. Al cabo de un rato salió Morenito de Aranda a matar su segundo toro, que no humillaba pero derrochaba nobleza. El torero burgalés se perdió en una labor tan porfiona como carente de gusto, cualidad que le caracteriza y por la que ha llegado hasta aquí. Otra vez se quedó el arandino apuntando pero no disparando, al igual que un Sergio Aguilar que no aprovechó las doce embestidas que tenía el sexto antes de pararse. Con respecto a la corrida de Peñajara, mansa, floja y geniuda, destacar el gran pitón izquierdo del tercer toro que deseprovechó Salvador Cortés, toda la tarde muy destemplado. Urdiales y Bolívar no tuvieron opciones de lucimiento, aunque en ningún momento hicieron nada por mejorar la condición de sus oponentes, por lo que seguirán pasando sin pena ni gloria por esta difícil profesión.

  2. bruno dice:

    que pena cuantos huy hay kms siguiendo a esta ganaderia y al final tener que decir MIERDA a eso si seguro que cebada se lo pasaria bien en la noche pamplonesa seguro y si no que se lo pregunten.

  3. Jorge Fernandez dice:

    Mmmm… Como que no puso mucho esfuerzo mi maestro para hacer la crónica. No era para más. La verdad es que la corrida estuvo… Mañana será otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: