Inconstitucional de pitón a rabo

 

 

La Fiesta de los toros es compleja, tiene aspectos históricos, sociales, empresariales, culturales… Por ello, al igual que en el teatro o en el cine, las competencias están cruzadas entre el Estado y las Comunidades Autónomas, no pertenecen a ninguno de ellos en exclusiva. En estos casos el Tribunal Constitucional dice que hay que atender a la finalidad de la norma.

El artículo 148.1.17 de la CE permite a las CCAA asumir competencias sobre el fomento de la cultura y la investigación, pero no sobre los espectáculos. La CE «olvidó» los espectáculos públicos. Pese a ello, el artículo 149 le atribuye al Estado la competencia exclusiva sobre la defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental. Como se ve, los toros están implicados en todo ello. ¿Cuántas plazas de toros son monumento histórico artístico? Pero no es el único precepto que pude ser vulnerado, ya que la norma aprobada ayer va contra el artículo 20, que habla de la creación y difusión artística; el 44 y 46, que obliga a los poderes públicos a promover y preservar los fenómenos culturales; o el 38, que habla de la libertad de empresa. No olvidemos que la Fiesta es una actividad económica.

Es cierto que Cataluña puede regular los festejos taurinos, pero otra cosa es abolirlos.No se deben confundir las decisiones anteriores que tomaron en esta Comunidad —prohibición de las plazas portátiles y del acceso a menores—, que entran dentro de la regulación, con este paso tan definitivo.

Pero lo que hace absolutamente desproporcionada esta norma es que lo que trata de garantizar, que es el bienestar de los animales, no lo cumple. Porque sin los festejos no existiría esta especie. En los países donde no hay corridas no existen toros bravos. La Fiesta es mucho más que el animal. Es tradición, es cultura, es arte, valores que han sido reconocidos incluso por la UE.

No podemos pasar por alto el apartado de las indemnizaciones. A los toreros, banderilleros, picadores, monosabios y todas las personas que viven del mundo de los toros se les está privando su derecho constitucional a trabajar, con lo cual podrían reclamar a las instituciones las sanciones correspondientes. También debe reclamar sus legítimos intereses económicos el empresario de la Monumental de Barcelona. Echo de menos que alzase la voz para impedir la abolición como lo hace para reclamar su dinero.

En cualquier caso, en el momento que se produzca la modificación de la Ley de protección de animales, se puede presentar una recurso de inconstitucionalidad. Bastaría con 50 diputados o senadores. Por eso, animo al señor Rajoy a que presente, al igual que hizo con el asunto del aborto, dicho recurso. Tras ello, cabría solicitar la suspensión cautelar de la prohibición, en caso de que fuese necesario.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Jorge Fernandez dice:

    Pero qué? El abogado nos explica el fondo pero Cuál es la vía procesal? Es decir, Cuál es el medio de control constitucional en España que podría sujetar a debate la constitucionalidad del acto de autoridad que emitió el Parlament?

    Eso no lo explica, creo que por que por eso ya cobra… Sr. Moeckel es tiempo que indique la vía procesal a seguir. Acuérdese que existe algo llamado “Improcedencia de la Vía” No vayamos a meter las 8… Otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: