2ª de feria en Valladolid. Daniel Luque, cada día mejor

Valladolid. Plaza del Paseo Zorrilla. Martes 7 de septiembre de 2010. Segunda de feria. Tarde nublada y muy desapacible con un tercio de entrada. Cinco toros de Fuente Ymbro, de agradables hechuras y juego desigual. El montado primero resultó tardo pero muy manejable por el lado derecho. El bonito colorao segundo midió mucho al torero pero resultó franco a menos y muy difícil por los adentros. El precioso castaño tercero, bravo, encastado y muy noble con clase por el lado izquierdo; un toro importante. Bravo y noble por el lado derecho el más cuajado cuarto. El más armado quinto, justo de fuerza y de gran clase, un toro de ensueño. Por devolución del derrengado sexto, se lidió un sobrero de Valdefresno, de gran envergadura, bravo, noble, dulce y a mejor por bien lidiado y toreado. Finito de Córdoba (negro y oro): Sartenazo atravesado, silencio; estocada baja trasera, pititos. Leandro (negro y oro con remates negros): Estocada casi entera, oreja justita; dos pinchazos y descabello, aviso y palmas con saludos. Daniel Luque (celeste y oro): Feo metisaca, estocada baja y dos descabellos, vuelta al ruedo. Estocada trasera desprendida, dos orejas. Salió a hombros. Muy bien en la brega y en palos Mariano de la Viña.

En la mañana de ayer y en un pleno de Ayuntamiento de Valladolid, los concejales del Partido Popular se quedaron solos ante el peligro con toda la oposición en contra de aprobar una moción que declaraba Taurina a la Capital de Castilla-León y que ganaron por un solo voto. Los socialistas hicieron el ridículo una vez más al declararse aficionados para luego votar en contra de La Fiesta y, a la postre, de la tradición cultural más netamente española. La guinda la puso el Alcalde cuando intervino al final para replicar al portavoz socialista que había intentado debatir con él desde el principio y Javier León de la Riva respondió a su opositor que no entró en la lid porque aún no había tomado la alternativa. ¡Bien por esta genial media verónica del gran Alcalde y enhorabuena¡

Como también debemos felicitar a los ganaderos Ricardo Gallardo que ayer echó una corrida como hacía tiempo no veíamos de su vacada de Fuente Ymbro – tres toros realmente extraordinarios – y a la de Valdefresno  que cerró la jornada con un estupendo sobrero digno de su extraordinario encaste.

Precisamente con este sobrero, Daniel Luque ratificó con creces lo que ya había hecho con su anterior enemigo de Fuente Ymbro. Luque rayó a gran altura con los dos. Y no solo por su inequívoca disposición, sino por su inteligencia lidiadora, por cómo administró sin abusar nunca de las nobles embestidas de sus oponentes y por la pureza, el arte y la variedad con que toreó a los dos en sendas faenas propias de quien, tras el bache que padeció al principio de esta temporada, cada día que le vemos últimamente anda mejor. Sus tandas de naturales larguísimos, hondísimos y magníficamente ligados a excelentes de pecho fueron de categoría especial. Lástima que pegara el metisaca que emborronó lo hecho. Pero con el de Valdefresno que fue más dulce y había  que dosificar el trato con mayor delicadeza al principio para atacar una vez mediada la faena, Luque lo bordó de cabo a rabo. Gran y variado inicio de faena, sensacional corpus central de la obra y un final acorde con cuanto empezó. Eso es saber estructurar una faena y no ponerse a pegar pases y más pases sin orden ni concierto más pendiente de sí mismo que de hacerle las cosas convenientes a los toros para que no se arruinen antes de la cuenta sino que mejoren y vayan a más.

Esto no fue lo que hizo Leandro tanto con el incómodo segundo de Fuente Ymbro al que se empeñó en torear por los adentros – por donde el animal no quiso colaborar nunca – y fue cogido dos veces salvándose de milagro. El torpe empeño del vallisoletano se arregló con un eficaz espadazo que fue por lo que le dieron  una oreja que no habría cortado en otras plazas.

Lo del quinto fue una pena. Lamentable verle dar pases tan bellos como mal administrados que apenas calaron en los tendidos por su monótona ejecución y, encima, perder la posible aunque también barata oreja que podría haber cortado a un toro de revolución.

Y de Finito solo quiero decir que cada vez que le veo, más me acuerdo de cuando era novillero. ¡Qué pena de grandioso torero echado a perder¡ 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: