2ª de San Miguel en Sevilla. Aburrimiento en la Real Maestranza

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. 25 de septiembre de 2010. Segunda de feria. Tarde calurosa con dos tercios largos de entrada.  Seis toros de Alcurrucén, en su mayoría terciados aunque algunos de finas hechuras y astifinas defensas. Dieron juego desigual con predominio de los mansos en el primer tercio y vulgar cuando no deslucido comportamiento para la muleta. De los tres que le correspondieron a El Cid, el primero y el tercero fueron los que medio se salvaron aunque resultaron muy exigentes y carecieron de clase. Y los tres que tuvo que matar Daniel Luque, destacó el sexto por su tardíamente descubierta nobleza en la muleta. Los otros tres, para el gato. El Cid (malva y oro): Estocada desprendida, ovación; estocada trasera y dos descabellos, ovación; pinchazo y estocada, silencio. Daniel Luque (grana y oro): Estocada atravesada que hizo guardia, silencio; estocada trasera tendida, silencio; buena estocada, ovación.

 

La belleza del marco incomparable de la Maestranza puede con todo, incluso con tares tan aburridas como la de ayer en la que se esperaba mucho por parte de los dos únicos actuantes por quedar convertida en un mano a mano que, por cuanto a competencia entre ambos diestros se refiere, no tenía mayor interés que ver si ambos podían ratificar en su plaza todo lo que vienen consiguiendo en sus últimas actuaciones tras atravesar sendos y preocupantes baches que tocaron fondo precisamente en la pasada Feria de Abril.

Y mira por donde que, cuando más interés tenían los sevillanos en volver a disfrutar con sus toreros, el mal juego del ganado echó por tierra las ilusiones de todos, empezando por los más afectados, los protagonistas.

Ambos se esforzaron en conseguirlo si bien uno, El Cid, con notable disposición, mientras Luque pareció comparecer a ver qué pasaba, sobre todo con sus dos primeros oponentes. Cuando la tarde estaba ya casi vencida y en el marcador de trofeos había un empate a cero orejas, Luque se esforzó, puso más interés en sacar partido del sexto toro y lo consiguió, pero demasiado tarde y justo en el momento en el que la mayoría del público estaba harto de tanto aburrimiento. La cosa para Luque, pues, quedó en una ovación por los pelos o in-extremis en el último segundo del accidental combate.

Pese a los buenos muletazos que pegó el de Gerena a este sexto toro, quien en mi opinión anduvo más firme y con más merito fue El Cid con sus dos primeros y exigentes enemigos aunque, por tal o cual desajuste cuando el público ya estaba metido en la canasta casi terminadas las faenas frente al toro que abrió plaza y al tercero. Dos labores de mérito que pasaron casi desapercibidas para gran parte de los presentes, repentinamente enfriados cuando los toros de El Cid le hicieron hilo y perdió un poco la compostura con que había cuajado sendas y brillantes rondas por redondos y al natural.

La corrida no merece más comentario y, por eso, quiero hoy terminar con un anuncio y una advertencia. Esta tarde del 26 de septiembre se cumplen 26 años de la muerte de Paquirri en Pozoblanco y sería deseable que uno de los toreros que se negaron a guardar un minuto de silencio tras el paseíllo, Morante de la Puebla, en la corrida que se celebró también en Sevilla este mismo día, remedie hoy su mal gesto y sea él quien decida y proponga a sus compañeros de terna y a la autoridad competente, que se guarde el minuto de silencio correspondiente para deshacer y compensar la falta de respeto a quien en sus días fue una gran figura del toreo que dio su vida para mayor dignificación de La Fiesta. Quede dicho para que luego nadie pueda decir que no se acordaron o que no fueron advertidos a su debido tiempo.    

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Chicuelo dice:

    ¿Está usted seguro que Morante se negó a guardar un minuto de silencio?. A lo peor es que la historia se contó mal. Es más, el torero, meses después, en la revista Aplausos, dió una versión distinta de lo ocurrido.

    Posdata: Siempre que ha coincidido la muerte de Paquirri con San Miguel en La Maestranza, NUNCA se guardó un minuto de silencio. (Por lo menos, que mi memoria recuerde)

    Ya adelanto, que no se guardará un minuto de silencio, los palos irán a Morante, y éso condicionará la crónica. Lo de siempre.

  2. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    EL CID, TODAVÍA NO: Este mes de septiembre he visto al Cid triunfar en Salamanca y Logroño, pero a mí no me convence todavía. Está muy recuperado del inicio de temporada, pero aún no es el torero que arrastraba media bamba de la muleta por el suelo. En Salamanca acribilló en el caballo al más bravo de su lote (premiado con el toro de oro) y se dedicó a torear de salón, a media altura y hacia afuera. En Logroño sendas faenas de más a menos, brillando en una réplica por verónicas a un quite precioso del perdón de Morante por chicuelinas y en el comienzo de faena a ese mismo sexto. Ayer en Sevilla, dejando de lado el deslucido quinto, tuvo un buen pitón izquierdo del primero y un buen derecho del tercero. Otra vez las faenas fueron de más a menos, y el toreo resultó poco convincente. El Cid ha recuperado la firmeza de plantas y la confianza en sí mismo, pero todavía no es el que ha sido en sus grandes momentos. Eso sí, el año que viene estoy convencido de que volveremos a ver al de Salteras al 100%. A mí Luque me gustó en el segundo, al que exprimió por completo pese a la tangada mansedumbre del de Alcurrucén. Con el rajado cuarto nada pudo hacer, y es cierto que tardó en decidirse con el sexto, pero cuando por fin le dejó la muleta en la cara sacó muletazos largos y profundos. Mereció la vuelta al ruedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: