1ª de la Feria de Otoño en Madrid. Aburridísima novillada

Madrid. Plaza de Las Ventas. 30 de septiembre de 2010. Primera de feria. Tarde agradable con rachas de viento y dos tercios de entrada aparentes. Cinco novillos de José Luís Pereda, muy bien presentados pero de pésimo juego en distintos grados de manejabilidad. El que hizo de segundo, manso y con progresivo genio para la muleta hasta terminar doliéndose mucho de una pezuña sangrante. El bonito tercero, asimismo manso y muy huidizo de salida, acometió con cierta movilidad aunque sin clase en la muleta, pero se vino muy pronto abajo. El más toro cuarto resultó noble por el lado derecho pero sin fuerza y muy a menos en la faena. También noble por el lado derecho el muy cuajado quinto pero muy tardo y a menos. Y el sexto, un imponente y bellísimo ejemplar de pelo berrendo en colorao y capirote con abundante leña. Por devolución del derrengado primero, se corrió un sobrero de Torres Gallego, sobradamente presentado y armado, manso y apenas manejable con genio creciente. Cristián Escribano (palo de rosa y oro): Tres pinchazos, estocada corta trasera tendida y tres descabellos, aviso y silencio; dos pinchazos, media estocada y descabello, aviso y silencio. Damián Castaño (añil y oro): Dos pinchazos, corta caída y descabello, silencio; dos pinchazos y estocada atracándose, silencio. Víctor Barrio (verde botella y oro): Dos pinchazos y estocada, silencio tras leves palmas; media caída trasera atravesada y tres descabellos, dos avisos y silencio. Bien a caballo Luciano Briceño. Destacaron en banderillas, Carlos  Ávila y Alberto Zayas. 

 

El tristemente fallecido hace años, Tom Weitner, inolvidable presidente del Club Taurino de New York y grandísimo aficionado, acumuló una impresionante sonoteca porque tenía la costumbre de grabar el ruido de todas las corridas que vio en su vida. Muchísimas en todas las plazas del mundo. Alguna vez le pedí que me dejara escuchar unas pocas importantes en las que yo también había estado y puedo decirles que me quedé impresionado de lo que sentí. Algo muy parecido a un sueño tan irrealizable como emocionante. También escuché el sonido de algunas malas porque tuve curiosidad de revivir los sonidos del aburrimiento. Eran y son como el ruido que ayer dominó en la novillada inaugural de la Feria de Otoño, un incesante run-run que provenía de las imparables conversaciones que mantuvieron todos los espectadores mientras en el ruedo, la verdad sea dicha, no acontecía nada que mereciera la pena atender.

Yo sí tuve que hacerlo. Pero confieso que me costó mucho concentrarme. Por lo menos, ahí está la ficha para que quede constancia de cómo iban vestidos los muchachos, qué juego dieron los novillos, cómo mal mataron los tres y quienes destacaron de entre las cuadrillas. Todo ello precedido de la fecha, el tiempo que hizo y la entrada que hubo.

Por mí, ya está dicho todo para no aburrirles más después de lo que nos aburrimos cuantos estuvimos en Las Ventas.  Al menos no tuvimos que soportar la murga de los del 7, ayer notoriamente pacíficos, supongo que a la espera de que hoy tengan ocasión de reventar a las figuras que van a actuar. Lamentablemente, se quedarán con las ganas de mortificar a José María Manzanares que quiso venir pero no podrá por habérsele acentuado la lesión que padece en un dedo de la mano izquierda mientras se entrenaba para ponerse a punto. Una de las últimas desgracias de esta temporada.

 

EL QUITE DE DOMING0

¿A quién se le ocurrió?

 

¿A quien se le ocurrió traer una novillada de Pereda? Todos sabemos que los Pereda siempre salen malos: o se caen a chorros o son mansos de solemnidad. Pero nunca salen buenos. Todos los años suelen protagonizar uno de los petardos más sonados de San Isidro. Pues, a pesar de todo, continúan trayéndolos. Y este año por partida doble: tras del fracaso de San Isidro, ayer hubimos de tragar otra espantosa novillada de Pereda. Como no queremos caldo, nos dan dos tazas. Esto demuestra la vagancia e improvisación de Choperita. Se trata de un hombre de nula afición que está en el negocio de los toros simplemente por herencia. Le queda un año de dar la matraca. ¡Por Dios!, ¡que no le renueven más! Lo más grave es que ahora mismo en el campo hay un montón de buenas novilladas y, además, baratas. En fin, un asco.

Tres muchachitos que venían avalados por sus triunfos de este verano, se estrellaron con tan pésimo material. Les echaron una mano al cuello y de forma premeditada. Vaya por delante que estuvieron muy por encima de los pésimos novillos de Pereda.

Quien menos me convenció fue Christian Escribano. En primer lugar mató un sobrero de Torres Gallego que era un señor toro, muy serio y astifino, y de juego exigente. Solo se entregaba si se le podía. Escribano tiene muy buenas maneras y un gran concepto clásico. Pero nunca termina de asentarse y ligar los muletazos. No se decidió a jugársela. En el cuarto estuvo más decidido, pero no sacó nada en limpio, pues era un novillo sin sustancia ni clase. Lo mejor de su actuación un inspirado quite a un novillo de Víctor Barrio.

Damián Castaño tuvo un primer novillo que fue una desgracia. Era manso de solemnidad y, además, se partió una pata. No se podía hacer nada. Pero en el quinto me gustó mucho Castaño. Muy valiente y entregado, robó buenos muletazos, muy mandones. Mientras el novillo quiso embestir, estuvo firme, pero el bicho se rajó muy pronto.

Víctor Barrio nos mostró sus buenas maneras y su estilo vertical. Este es un buen proyecto de torero: tiene clase, personalidad y valor. Toreó muy bien con la derecha al sosísimo tercero, y lo intentó en todo momento con el sexto, que fue un mulo de pelo tordo. Por cierto, al mulo este lo picó muy bien el Chano.

En lo que suspendieron los tres chavales fue en el uso de los aceros. Vimos todo un muestrario de pinchazos y estocadas defectuosas. Pero es difícil matar a un morucho que te espera con la cara arriba. Y tampoco solemos ver a los matadores de toros andar finos con la espada…

Y esto fue todo. ¿Qué se apuestan a que el año que viene nos hacen tragar otra de Pereda? ¿O nos harán tragar dos?

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. abonado del 6 dice:

    bueno si ha faltado algo por decir en esa cronica. La seriedad de la plaza decrece… gente merodeando por el callejon, e importante el 6º debio irse a los corrales. Pasó un minuto del tiempo regalmentario. Luego queremos seriedad por ahí, cuando en la supuestamente primera plaza del mundo, no se cumple el reglamento.
    Ademas el 4º en manos de cualquiera de los otros dos chavales hubiera sido mas aprovechado. Aunque creo que el 6º fue desaprovechado por el novillero, que tiene muy buenas maneras, pero que no sabe o no quiere resolver las situaciones (daba la impresion que tenia miedo a matar al novillo). Para mi lo mejor de la tarde fue la primera tanda al Sobrero, un par de banderillas, y como se agarro el picador ene l ultimo…

    saludos y neguemosnos a ir a ver mas de Pereda. Vasta ya!!!

  2. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    HUELGA GENERAL: Como el 29 no hubo festejo en las Ventas la huelga taurina se corrió al día siguiente: huelga de toros, de toreros y hasta de aficionados (la mayoría regaló la entrada y hasta los del 7 estuvieron callados). Qué pena de ganadería la de Pereda, que hace pocos años sacaba ejemplares notables y ahora está sumida en la mansedumbre, el descastamiento y la falta de fuerza. Yo tampoco salvo a los novilleros. Escribano no sometió nunca por abajo al geniudo sobrero de Torres Gallego, ni le dejó la muleta en la cara para que repitiera. Esto último fue la constante de la novillada: a unos animales sosos y distraídos ninguno les dejó la muleta en el hocico para que repitieran, salvo en muy contadas ocasiones en las que se vio que esa era la fórmula para llegar a transmitir algo a los tendidos. Sinceramente sólo me llevo de recuerdo un quite de Cristian Escribano al tercero por gaoneras echando la pata p1alante y el buen hacer a caballo de Luciano Briceño en el sexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: