2ª de El Pilar en Zaragoza. Toros inválidos y ensayos de salón

Zaragoza. Plaza de La Misericordia. 8 de octubre de 2010. Segunda de feria. Tarde calurosa en plaza cubierta con un cuarto de entrada. Seis toros de Juan Manuel Criado, bien presentados y tan nobles como flojos en distintos grados. El nobilísimo primero careció totalmente de fuerza aunque fue el que más duró gracias a como fue templado por su matador. El segundo, con aún menos fuerza que el anterior y también muy dócil, apenas pudo andar. Voluminoso, bravo y también noble el tercero, su escasez de fuerza la manifestó echando la cara arriba en la mitad de sus viajes, pero trasmitió más que sus hermanos. El burraco y cabezón cuarto, asimismo noble, fue tal débil que llegó imposible a la muleta pese al mimo con que lo lidiaron. Igualmente noble y enclenque el quinto que, tras caerse antes de ser picado y en banderillas por lo que fue muy protestado, embistió largo por el pitón izquierdo durante lo poco que duró. Y el muy abanto de salida y, como los demás, noble sexto, esperó mucho en palos y se paró enseguida en la muleta. Manolo Sánchez (terciopelo verde botella y oro): Estocada casi entera, petición y vuelta al ruedo seguida de protestas contra el palco por no conceder el trofeo; estocada baja, leves palmas tras pitos para el toro. Paulita (rosa y oro): Estoconazo muy caído, pitos para el toro y palmas con saludos para el torero; estocada baja que sacaron enseguida y ocho  descabellos, aviso y  silencio. Morenito de Aranda (rosa y oro): Pinchazo hondo arriba y media estocada, aviso y ovación con saludos; pinchazo hondo tendido y estocada, palmas. Bien en la brega Luís Miguel Campano y Félix Navas. Y en palos Conrado Muñoz y El Pela.

Antes de entrar en la materia que nos ocupa – poca cosa ayer – quiero hacerlo de los aconteceres de los últimos días en los que la política y el toreo han estado conectados. En primer lugar, no entiendo ni comprendo el doble juego de los socialistas actualmente en el poder al ofrecer de boquilla muchas facilidades a los diestros con los que se han entrevistado para que los toros pasen de Interior a Cultura – algo más que discutible y difícil de organizar-, mientras que a la hora de votar en el Senado para que fueran considerados como Bien de Interés Cultural en toda España, se opusieron en bloque aduciendo que este tema no le incumbe a la Cámara Alta porque es competencia de las Autonomías. Otra mentira más de estos señores porque, que uno sepa, la Fiesta continúa sometida a una ley promulgada en 1991 que obliga a cuidarla, a defenderla y a promoverla en todo el territorio nacional. A las Autonomías solo les afectan los Reglamentos. Este clamoroso contrasentido es la prueba del cinismo con que el Gobierno está encarando el asunto. Por eso y en segundo lugar, también me choca que las figuras – me refiero a Enrique Ponce y a El Juli porque Cayetano solo lo es en el mundo de la moda y no pintaba nada allí –  que se acaban de entrevistar en el Congreso de los Diputados con dos destacados representantes del Grupo Parlamentario Socialista, se hayan dejado seducir por sus interlocutores de un partido que no se parecerá ni por el forro al minoritario que pasará a la oposición después de celebradas las próximas elecciones generales o incuso antes, dado lo revuelto y levantisco que anda ahora el patio sociata. ¿No hubiera sido mejor esperar a ver qué pasa cuando el poder lo tengan otros?

Como habrá que esperar a que Juan Manuel Criado decida echar casta a sus nobles reses porque si les salieran más como las de ayer, apaga y vámonos. Y es que lo que ahora llaman clase, no lo es si los toros no pueden embestir con un mínimo de energía.

De ahí que su corrida de Zaragoza solo diera ocasión a los que la mataron de ensayar lo que son capaces de hacer con capote y muleta cuando lo que tienen enfrente son meros semovientes que obedecen sin más aditamentos. Que Manolo Sánchez torea con naturalidad y elegancia, lo tiene más que demostrado. Pero no basta con pasarlo bien como ocurrió en su primera faena. También conocíamos la buena clase de Paulita que ayer tuvo el lote menos grato. Y asimismo conocemos la mayor capacidad y futuro de Morenito que ayer fue el que mejor anduvo, sobre todo con el más posible de los suyos, el tercer toro, al que entendió muy bien y toreó con más ligazón y más garra que sus compañeros. Lástima que pinchara porque, de haberlo matado bien, podría haber cortado la única oreja del festejo.  

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    UN SIMULACRO DE CORRIDA: Cuando arrastraban al primer toro de Criado Holgado, un ejemplar sin fuerzas pero con cierto motor y calidad en su embestida, dijo Emilio Muñoz en la tele: “Que el peor sea este”. Pues no, fue el mejor. Así que ya se pueden imaginar lo que resultó la corrida de ayer. Con ese primero Manolo Sánchez anduvo queriendo, encajado, muy templado y sin perder la buena cabeza, aunque quizás alargó en exceso la faena, tan a gusto estaba el torero de Valladolid. El cuarto prometió cierto tranco en banderillas, pero en un movimiento extraño al inicio de faena se lesionó y quedó completamente descoordinado. Paulita pechó con un segundo inválido y descastado con el que el torero maño lo intentó por agradar a los paisanos, y en quinto lugar otro toro blando y descastado que, no obstante, se medio desplazaba por el pitón izquierdo por el que dejó detalles de temple y cierta clase. Por el derecho los toques del diestro aragonés eran forzosamente más bruscos por lo que el animal se desestabilizaba. Morenito de Aranda nada pudo hacer con el borrico que hizo sexto, y apenas tuvo la oportunidad de intentarlo con el informal tercero. Muy bien lidiado por Luis Miguel Campano y apenas picado (como toda la corrida) llegó a la muleta defendiéndose con geniecito por su falta de fuerzas. Jesús estuvo firme y templado, con mucha confianza tras su última actuación en Madrid, y sólo se le puede poner el pero de que no acertó al principio de faena con la media altura que el toro requería: tanto si le bajaba la mano como si se la subía el de Criado perdía las suyas. Al final de faena, de menos a más, se calentó en una buena serie con la derecha. Lástima que no ande más fino con los aceros. El gran acontecimiento de la feria hasta ahora ha sido la epatante actuación del novillero López Simón, que tanto con el bueno como con el malo demostró valor, temple, cabeza y mando. Le queda por mejorar con el capote y con la mano izquierda, y después definir su personalidad, pero ojo porque va a venir arrollando si repite más veces su actuación pilarista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: