6ª de El Pilar en Zaragoza. Mucho contenido sin orejas

Zaragoza. Plaza de La Misericordia. 12 de octubre de 2010. Sexta de Feria. Tarde nublada y lluviosa en plaza cubierta con casi tres cuartos de entrada. Cinco toros de Antonio Bañuelos, bien aunque desigualmente presentados y de vario juego. El primero, cumplió bien en varas y resultó muy noble y templado aunque embistió sin humillar. El más bonito tercero se prestó mucho en el segundo tercio, pero llegó remiso, incierto y sin fijeza a la muleta que tomó gracias a quien lo toreó. El cuarto cumplió en varas, sacó peligro por el lado derecho y embistió franco aunque sin humillar y al paso por el izquierdo. El hermoso castaño quinto tuvo irregular comportamiento embistiendo a tramos, tan pronto se movió y fue largo como se paró y se quedó corto de viajes. Y el serio sexto, escaso de fuerza, muy aquerenciado a tablas y muy remiso en la muleta.  Por devolución – muy tardía, por cierto – del flojísimo segundo toro, se corrió un sobrero de El Torreón, voluminoso y agradable de cara, renqueante y casi tan débil como el devuelto. Francisco Rivera Ordóñez (añil y oro): Sartenazo, leve división; Pinchazo y estocada casi entera desprendida, gran ovación. Jesús Millán (amapola y oro): Pinchazo hondo sin soltar y estocada algo atravesada que escupe, palmas a la voluntad; dos pinchazos, un tercero hondo, cinco pinchazos más, media estocada y descabello, dos avisos y cariñosa ovación de despedida. El Fandi (añil y oro): Pinchazo y estocada trasera, petición insuficiente y gran ovación; estoconazo, gran ovación. Antes de finalizar el paseíllo, se dio lectura a un manifiesto a favor de La Fiesta que el público correspondió con una gran ovación y vivas a España. Posteriormente, Jesús Millán fue obligado a saludar por ser su despedida del toreo.

 

Que El Fandi es el banderillero más valiente, más espectacular y más poderoso de la historia – ayer volvió a demostrarlo con sobradas creces frente a un toro con mucha movilidad y con otro aquerenciado en tablas y casi parado – lo tiene más que demostrado hasta el punto de haber logrado la infalibilidad en este tercio. Con el capote podemos afirmar casi lo mismo porque también consigue lucirse en los recibos, en los galleos y en los quites sean como sean las reses. Pero con la muleta cada día anda mejor en cuanto a habilidad y a recursos. De que también está dotado por el sentido del temple, para qué insistir. Pero es que, tras las más de mil corridas que lleva toreadas, su capacidad muletera la podemos calificar de magistral. En su primera faena de ayer consiguió que un toro que no tenía fijeza la adquiriera hasta convertirlo en sumiso colaborador. Y con el sexto, además de saber sacarlo de su marcadísima querencia a tablas – ya lo había hecho en banderillas a cuerpo limpio -, sacó pases de donde no había por lo parado que se quedó el toro. Que no cortara las orejas de su primer toro por fallar a espadas, no quita para que reconozcamos su grado de doctor – así también lo ratificó el público con una ovación interminable – independientemente de su estilo que no es fino ni falta que le hace porque, si lo fuera, ahora mismo resultaría un diestro intratable a la altura de los que más lo sean.  

Fácil, templado y elegante aunque algo periférico  anduvo Rivera Ordóñez con el toro que abrió plaza – el más noble de la corrida – salvo en uno de los pares de banderillas que puso, tercio en el que abusó demasiado y que no domina, por lo que fue cogido y, de milagro, no resultó herido. Momento en el que le echó la raza que lleva dentro para clavar sobrado un tercero y andar luego con la muleta muy por encima de sus condiciones. Si no hubiera pinchado, le habrían dado la oreja de cada uno.      

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

4 Resultados

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    ZARAGOZA FUE BENIDORM: He estado dudando mucho rato si tomarme esta croniquilla en serio o en broma, pero como los toros que salen en Zaragoza son serios de trapío y ayer así lo fueron no me voy a permitir licencias humorísticas, máxime siendo la feria del Pilar tan querida e importante para mí (ahora se cumplen 5 años de la primera vez que la visité, la primera vez que viajé solo a otra ciudad, todo ello movido por mi afición a los toros y salvando muchos miedos y problemas psicológicos). El cartel de ayer era, además de malo, intrínsicamente perverso. Fachadas huecas, como las de los toros de Bañuelos. Otra, el aparente lleno de los tendidos. Pero, ¿de qué estaban llenos los tendidos? De marujas para ver a Fran, de paisanos de Jesús Millán, que se despedía, y del público de aluvión que va buscando las banderillas del Fandi. Aficionados, cuatro. La corrida de Bañuelos salió mala, descastada y con dificultades (no ha sido el año de este buen ganadero). Rivera Ordóñez pechó en primer lugar con un toro soso y descastado con el que tampoco se metió en serio, pues ya no lo necesita, y con el cuarto, que se puso imposible por el pitón derecho pero que repetía por el izquierdo, no fue capaz de tirar la moneda, asustado como estaba tras el espeluznante volteretón, y menos mal que sólo fue eso, que le dió el toro en banderillas. Y es que alguien que le quiera bien debe de recomendarle que no se crea el Fandi, y que cuando por los chiqueros salgan toros de verdad no ose juguetear con ellos como si fueran los que habitualmente torea por los pueblos, para solaz de la España profunda. Millán se despidió con un primer sobrero de el Torreón tan inválido como el titular de Bañuelos y con quizás el más potable de la corrida, un quinto encastado que exigía firmeza y mando, en definitiva, lo que no ha tenido Jesús nunca, valor. Todo fueron medios muletazos a cien por hora acompañando la embestida y quitándose al animal de encima enseguida. El Fandi, muy profesional, se lució en banderillas con ambos toros, especialmente meritorio fue que lo hiciera con el aquerenciado sexto, que en la muleta se vino abajo y se rajó. El tercero en cambio sacó sentido y, muy mirón, sólo se tragó los muletazos de uno en uno.Con todo esto, si los aceros llegan a funcionar se habrían cortado orejas a mansalva, entre oles extemporáneos de imberbes y no tan imberbes jovencitas y de mucho analfabeto taurino. Sólo me alegro de no haber estado allí, porque, conociéndome, me habría tenido que sacar la policia al segundo toro. Qué pena de mi querida plaza de Zaragoza…

  2. cabreado dice:

    voy a pensarme seriamente comprar ferias en Digital + si vuelven a incluir carteles demenciales como ayer. Lo de Rivera es escandaloso y el Fandi vale una tarde, dos es insufrible (en Fallas tuve que soportarlo 3). Hay muy buenos toreros en buen momento que apenas torean como Sergio Aguilar o Morenito de Aranda que jamás saldrán adelante si las empresas de plaza importantes siguen incluyendo en los carteles al Cordobés o Rivera

  3. jos maría gómez dice:

    José Antonio : ¿Cómo se puede decir que Rivera anduvo elegante, siendo el torero mas basto y mas rudimentario del escalafón? !Que hartura con los dos hermanos, por favor!
    Saludos

  4. Juan Mari de Chinchon dice:

    Lo de Moles ya huele a distancia. O Cambian o el Plus se hace aun mas anti-taurino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: