Morante se sube a las siete torres de Écija

Plaza de toros de Écija. 13 de septiembre de 2008. Ganado: Se lidiaron seis toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presentación. El primero, noble, tuvo pocas fuerzas. El segundo se defendió y resultó tado. El tercero fue a más y rompió con nobleza por el pitón derecho. El cuarto tuvo motor, codicia y muchos bríos. El quinto resultó molesto para el torero y el sexto, muy flojo de remos, se acabó entregando en el último tercio. Morante de la Puebla, de negro y plata, oreja, oreja con petición de la segunda y dos orejas y rabo. Manuel Jesús El Cid, de turquesa y oro, ovación tras leve petición,  oreja tras aviso y oreja. La plaza registró un tercio de entrada en tarde espléndida. Miguel Ángel Perera no pudo actuar por encontrarse lesionado.

 

 

Publicado en El Correo de Andalucía.

El mejor cante lo había desgranado ante el tercero. Hubo cadencia, mimo y mucho toreo en el inicio de faena, que explotó en una tanda sobre la mano derecha en la que hubo más caricia que arrebato y una absoluta naturalidad. En la siguiente, toreando al ralentí, enterró los pies en el suelo mientras la gente entraba en un trasteo que sólo bajó de intensidad cuando el toro limitó sus bríos por el pitón izquierdo. Aún así hubo naturales excelsos y esa torería intrasferible en los remates antes de formarla en dos derechazos a cámara lenta que ligó a ese catálogo de fotografías sepia que hacen del toreo de Morante una guajira antigua. Hastá rememoró el toreo de Domingo Ortega cuando le anduvo por la cara antes de dejar un horrible espadazo que le privó de cortar la segunda oreja. Pero no importaba, cuando se torea así lo demás sobra.

 

Morante había sorteado en primer lugar un zapato sin fuerza al que enjaretó dos verónicas y media marca de la casa. El trasteo, iniciado con sabrosos ayudados, tuvo la virtud de saber imponerse a un toro al que acabó torendo a placer al natural en dos tandas que resolvió con sendos pases de pecho largos y templados. Hubo más ligazón sobre el lado derecho y la gracia de una trinchera arrepentida y los recortes en la cara. Aún hubo otra más, arrebujada y arrebatada que dio remate a una faena suave, casi acariciada, que ya dio medida del estado de sitio de Morante, que se sale.

 

El Cid se las vió en primer lugar con un toro flojo, que se defendió siempre y con el que estuvo sobradamente por encima. Destacó toreando al natural al cuarto, un animal encastado y algo bruto con el que el diestro de Salteras administró sus esfuerzos en un trasteo solvente al que quizá le faltó algo de garra. Si se esforzó mucho más ante el sexto, un astado muy protestado por flojo que se acabó entregando en la muleta y al que El Cid le buscó las vueltas hasta cortarle una oreja.

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Hemos visto la corrida por Internet. Prácticamente hemos estado en la Plaza por aquello de la corrida virtual. Una transmisión extraordinaria. Ha sido una demostración de la esencia del mas puro arte del toreo de dos figuras sevillanas, en un mano a mano inesperado por caida del cartel- por lesion- de Miguel Angel Perera. De un lado, la gran dimension de Morante de la Puebla, su raza, teson y paciencia, los 4 pares de banderillas paladeados con sabor añejo, para obtener rabo del 5to. Antes en el 3ro, un Núñez del Cuvillo de buen juego, Morante se embriago de torear con muletazos que fueron carteles de toros. Además, ha estado en el mano a mano Manuel Jesús El Cid, el de Salteras, aquel de la gesta en su encerrona de Bilbao el 25 de agosto del 2007, meciendo el percal en verónicas de gran exquisitez al 6to y unos naturales larguísimos toda la tarde. Que maravilla. Y la misma cadena anuncia en vivo en internet, para el proximo sabado 20 de setiembre, la posible transmisión desde Espartinas, Sevilla, de la corrida Homenaje al Toreo de Arte. El cartel incluye a partes iguales, embrujo, naturalidad y plasticidad. La reaparición de Jose Ortega Cano, Pepe Luis Vasquez y Julio Aparicio, con toros de Albareal. Que Dios reparta suerte.

  2. chicuelo dice:

    Señor DEL MORAL, a ver si la prensa de SEVILLA,de una vez por todas, exige a la empresa de Sevilla que le de a Morante su sitio, y un trato,no digamos bueno, sino NORMAL. Porque, ¿Sabía usted que Morante torea poco más de UNA TARDE (1.49 en concreto) por año en Sevilla desde que está CANOREA al frente de La Maestranza (año 2001)?.

    No hay derecho, a que un torero como Morante, sevillano por los cuatro costados, y con un toreo genial no se le deje expresar en La Real maestranza. MORANTE es un torero para torear todos los años, 3-4 corridas en Sevilla.

  3. edmundo j gil dice:

    Desde Monterrey-México me uno al comentario de quien firma como Chicuelo. No porque de Sevilla-casi- sino por lo que son los aficionados sevillanos y el toreo de Morante, es este genial artista quien debe derrochar su arte en la Maestranza 3 o 4 veces al año, como lo hacía Romero y como debió hacerlo Camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: