7ª de feria en Salamanca. Sorda gran faena de El Cid y a hombros un dispuestísimo Valverde

Salamanca. Plaza de La Glorieta. 17 de septiembre de 2008. Séptima de feria. Tarde calurosa con esporádica brisa y más de dos tercios de entrada. Seis toros de Valdefresno, bien aunque desigualmente presentados, saliendo de tipo, volumen y hechuras el lidiado en quinto lugar que fue el sobrero por haberse roto un pitón el ya enchiquerado. Éste quinto fue el peor con gran diferencia por lo brusco y violento que se puso tras no ser suficientemente castigado en varas. Por mejores, destacaron el encastado tercero y, sobre todo, el cuarto que fue casi completo. Rajadísimo el primero, sosísimo y sin energía aunque suave el segundo. Y manso el sexto que se dejó algo por el lado derecho. El Cid (almirante y oro): Estocada de efectos fulminantes, silencio. Estocada arriba aunque atravesada que asomó ligeramente, oreja. El Fandi (marino y oro): Estocada trasera desprendida, aviso y ovación. Estocada trasera desprendida que escupe y descabello, aviso y silencio tras escasas palmas. Javier Valverde (malva y oro): Buena estocada, oreja. Estocada, oreja. Salió a hombros. Muy bien y oportuno en la brega David Saugar “Pirri”, sobre todo en los angustiosos momentos de la cogida de Valverde. Éste le brindó la muerte del tercer toro a su picador Victoriano García “El Legionario” que ayer se retiró de la profesión. A Javier Valverde le suturaron en la enfermería una herida en la ceja con tres puntos sin mayores complicaciones.             

 

Aunque a no pocos moleste, siempre fue y es inevitable utilizar el término de comparación para valorar las mejores faenas de cada feria cuando a unas se les presta bastante más atención que a otras gracias a elementos exógenos a la realidad que casi siempre dista mucho de las apreciaciones de los supuestos entendidos y, no digamos, de las opiniones más o menos adoctrinadas, abducidas u obligadas que, ahora más que nunca, abundan en los medios.

 

 

Anteanoche tuve la curiosidad de escuchar uno de los programas radiofónicos que se celebran durante las ferias de Bilbao y aquí, en la de Salamanca, en cuya mesa alternan los mismos compañeros moderados por señor muy influyente que, además, dispone y distribuye soldadas nada despreciables que dimanan de la caja de ahorros patrocinadora de tales eventos y, al final de mismo, algunos de los presentes de entre el público asistente, pidieron la palabra para protestar airada aunque educadamente por cuanto acababan de oír sobre lo que pocas horas antes había hecho José Tomás, para el que no se ahorraron adjetivos sumamente encomiables, aunque no por todos compartidos, en igual medida y, desde luego, mucho más entusiastas que solo una noche antes le habían dedicado a Miguel Ángel Perera tras su doblemente aplastante y ejemplar actuación. 

 

 

Ignoro qué se dijo ayer sobre la gran faena que El Cid le cuajó al estupendo cuarto toro de la corrida que ocupa esta crónica aunque temo que pasará igual o incluso algo peor que con las de Perera. Ni apenas le harán caso. Pero, sea como fuere, yo no voy a escatimar elogios para El Cid con este quinto toro de Valdefresno, sencillamente porque estuvo mucho mejor que venticuatro horas antes José Tomás, a quien de haber hecho una faena como la de El Cid, seguro que ya habrían encargado una estatua para colocarla en un buen lugar de esta ciudad. Somos muchos los que estamos hasta la coronilla de estas injusticias, como también, por cierto, de que en esta plaza salmantina de La Glorieta, los que se sientan en las barreras y en las primeras filas de sombra se muestren tan distantes y suficientes como suelen con los toreros que parecen despreciar, hagan lo que hagan. Si hay algo que casi siempre me disgusta de esta plaza, es la displicente y ostensiblemente antipática actitud de estos señores, muchos de ellos ganaderos que deben mucho por no decir casi todo a los que tanto y tan habitualmente silencian y parecen ignorar como si fueran unos advenedizos ajenos a lo que tanto les parece interesar sin que muestren el más mínimo gesto favorable hacia ellos. Como si los desconocieran. Y esto, se mire por donde se mire, es de muy mala, de pésima, de nula educación por muy aristócratas que se crean.

 

 

El solemnísimo toreo de El Cid quedó, no obstante, en el recuerdo de quienes supieron apreciarlo y valorarlo como mereció aunque un espadazo atravesado impidió a la mayoría que se le pidieran las dos orejas que habría cortado de haberlo matado mejor. Y, ¡hombre, por Dios¡, que a un señor le den una oreja después de dos pinchazos y una estocada también defectuosa para que pudiera salir a hombros y con El Cid se extreme la que, por otra parte, debería ser ecuánime justicia, es realmente intolerable. Pero claro, para los del paladar, a El Cid le falta ángel, sal, literatura, pintura, escultura…, aunque le sobran natural sinceridad, bonhomía y absoluta normalidad. En fin.

 

 

Por lo demás, en esta corrida también pudimos gozar con un Javier Valverde superior y quizá mejor torero que nunca. Ya he dicho varias veces que es el mejor que tiene Salamanca desde hace tiempo. Y no solo gozamos después de que el tercer toro le pegara una terrible voltereta y fuera capaz de reaccionar tan valientemente. Sino también cuando, de inmediato, toreó francamente bien con la muleta en varias y, por todo, excelentes rondas sobre la mano derecha a las que no podemos ponerle un solo reproche. Como asimismo con el sexto aunque su faena no pudo tener tanto relieve como la anterior por las peores condiciones de éste último toro aunque su disposición fue total. 

 

 

El Cid insistió demasiadas veces en sacar a los medios un primer toro persistentemente rajadísimo hacia tablas aún a sabiendas de que volvería a irse a tal refugio, lo que aburrió al personal. Y El Fandi no consiguió conectar tanto con el público como acostumbra. En el tercer toro por su endeble sosería pese a la docilidad con que embistió. Y con el enorme sobrero porque le desbordó tras ser insuficientemente picado y se fue violentísimamente arriba además de con malas intenciones. No solo en banderillas, también en la faena de muleta que fue un nada preciso ni firme toma y daca sin mayor solución que tener que matarlo mientas cundía la sensación casi general de que no había podido domeñar a tan incómodo como desabrido “temporal”.     

___________________________________________________

El mano a mano entre El Juli y Perera con el que terminó la feria de Albacete, fue un fiasco pese a que el extremeño salió a hombros por cortar una oreja a dos de sus tres toros de Gavira. Lean lo que se dice sobre esta corrida en La Verdad, entrando en nuestra Revista de Prensa.              

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. jose maría gómez dice:

    Supongo José Antonio que en el programa radiofónico al que te refieres los contertulios serán los mismos o si no muy parecidos componentes de los coloquios que se celebran en Bilbao todos los días despues de la corrida en la que unos estomagos agradecidos conforman lo que en terminos jocosos se denomina “la Sagrada Cena”, por la disposición en la mesa de los coloquiantes degustadores de vino que una azafata ataviada con sombrero cordobés les rellena la copa de manzanilla de cuando en cuando dirigidos por el Presi de un prestigioso Club Taurino de Bilbao que por cierto es salmantino. Hablan de libertad en las opiniones y practicamente consumen todo el tiempo del coloquio hablando los seis o siete componentes de la mesa y solo a última hora dejan opinar a uno o dos aficionados, que han estado hora y media larga escuchandoles y oyendo ciertos chascarrillos a veces indecorosos y zafiedades obviando el verdadero análisis de las corridas de Aste Nagusia con los aficionados, que en definitiva son los que se pasan por la taquilla de Vista Alegre y son los primeros que tienen derecho a verter sus opiniones a los periodistas (creo que solo hay dos) y demás oficiantes. !Ay aquellos coloquios magníficos en la casa de Guadalajara de Alfonso Navalón y Carlos de Rojas, dos autenticos sabios que si daban cancha total a los aficionados.
    En este caso, cualquier tiempo pasado SI FUE MEJOR!
    Saludos

  2. Juan Alberto Martínez dice:

    Lean lo que escribe hoy Zabala de la Serna en “ABC”: “El sábado, el Coliseo de Nimes se convertirá en un símbolo patrio de Francia. Entre sus vetustas piedras romanas, Sébastien Castella se encierra con seis toros. Lo anuncia el cartel diseñado por Jean Nouvel, el arquitecto con mayúsculas, el Norman Foster francés. La TV3 emite un anuncio taurino a nivel nacional. Un hito histórico para otro hecho con historia: nunca antes un matador galo había dado el paso y el paseo como único espada. Francia, la Francia taurina del Sur, se reconoce sin complejos en la Fiesta, la nuestra, la suya. Pierre Giacometti confesaba hace un año en ABC la mayoría taurina del gobierno de Nicolás Sarkozy, al que asesoraba desde Ipsos, incluido el propio presidente. Pero es vital que Francia cuente con una figura mundial del toreo para afirmarse en sus creencias. Su fe necesita de Sébastien «Le Coq» Castella, que vuelva a afilar sus espolones, a remontar el vuelo que va remontando desde el secarral de agosto, en este septiembre incendiado de soles rojos que muere, y nace,en Nimes.”
    Pero, oigan, ¿es que El Juli no va a torear también en solitario seis toros en la misma plaza y feria un día antes que “Le Coq”. Esto es la remonda.

  3. JUAN POSADA dice:

    Sr, don José Maria Gómez. No ofenda. Yo actúo en esos coloquios como profesional del periodismo que soy ( Licenciado en la Complutense). Además, habra visto que no pruebo ni un sorbo de la copa de vino que me ponen todos los días en Bilbao. Mis conocimientos taurinos me entraron en el cuerpo a través de las siete cornadas que tengo, una gravísima. ´Habrá comprobado que sólo suelo intervenir en el ejercicio de mi profesión, como crítico taurino. Habra comprobado que siempre digo en esos coloquios lo mismo que escrbo en mi página de La Razón. Por favor, retire lo de “estómago agradeciso”. Me he ganado la vida, jugnadomela antaño, y en la actualiddad ejerciendo periodismo, como licenciado que soy del tema. Con todo respeto. JUan Posada

  4. Andrés Macías dice:

    Yo de Usted, señor Posada, no entraba al trapo. Llevan insultando, difamando y despotricando meses y meses, antes en un blog y ahora en esta web. Son 2, si no uno (imagine quién), y lo que quieren es darse importancia a costa de firmas como la suya, admirado señor Posada.
    Un saludo y ni caso
    Andrés Macías
    Lector de La Razón

  5. Arturo Olmo dice:

    Completamente de acuerdo con el señor Macías. Ni caso, Posada, es usted mucho Posada para esta web de indocumentados

  6. fernando gracia dice:

    Me gusta ver de vez en cuando a Juan Posada por aqui,aunque sea dandose por aludido.A estas alturas de su vida,no se dé por aludido ni dé explicaciones a nadie.No tiene nada que demostrar,quienes le conocen saben de que usted es un señor.

    fernando gracia

  7. jose maría gómez dice:

    SR Posada. ruego acepte mis disculpas pues no era en absoluto mi intención ofenderle personalmente a Vd., como podrá obsevar en mi comentario indico que hay dos periodistas Vd y el Sr. Carabias, pero en lo que me reitero es en significar que esos coloquios no dan lugar a la intervención de los aficionados, creando ese necesario intercambio de conceptos y opiniones que opino que es el verdadero fin de un coloquio y no el monólogo de siete señores. Presentandole de nuevo mis excusas reciba un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: