Bio

Sobre José Antonio del Moral

Del Moral librosNatural de Colmenar de Oreja (Madrid) en donde residió hasta cumplir los 13 años, desplazándose a la capital para cursar el bachillerato superior y su correspondiente reválida en el Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas. Posteriormente, el preuniversitario y el curso selectivo en el Colegio Modesto Lafuente, también en Madrid. Después, dos cursos de ciencias exactas en  la Universidad Complutense dentro del curso de Iniciación para ingresar en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, carrera de la que cursó los dos primeros cursos hasta que los abandonó para dedicarse al periodismo, que es la profesión que viene ejerciendo ininterrumpidamente.

Escritor y periodista con acreditada experiencia en los tres medios: Prensa, radio y televisión. Pertenece a la Asociación de la Prensa de Madrid y a la Federación de Asociaciones de la Prensa de España. Mientras duraron sus estudios universitarios, residió en el Colegio Mayor San Francisco Javier, institución donde, nada más llegar,  fundó y presidió la primera Peña Taurina Universitaria que existió en España, con sede en este mismo Mayor de la Complutense de Madrid, institución del que también fue, primero, subdirector durante varios años y, sucesivamente, director. Estas ocupaciones le permitieron relacionarse con todos los estamentos, no solo universitarios, por formar parte del Claustro de profesores, decanos y sucesivos rectores de la Complutense, sino con todos los profesionales del taurinismo de la capital de España, así como con las entidades que albergan a los aficionados de manera oficial.

Del Moral organizó en su peña un sinfín de cursos taurinos, conferencias y excursiones a diversas ganaderías; participó en muchos congresos de peñas, tanto nacionales como internacionales y organizó no pocos intercambios entre estudiantes aficionados a los toros con diversos clubs taurinos de Francia, país en donde, desde que llegó la primera vez, se hizo conocer hasta convertirse popular y llegó a prrsidir varias corridas de toros, concretamente en la plaza de Dax.

Formado como aficionado a los toros casi desde que nació, primero de la mano de su abuelo y, sobre todo, por su padre, ambos grandes aficionados, para José Antonio del Moral fue absolutamente natural el trato con muchos toreros e importantes ganaderos de bravo por ser su abuelo y su padre íntimos amigos de la familia Ordóñez y, consecuentemente, también estar ambos muy cerca del mundo taurino. El abuelo tuvo estrecha amistad con El Niño de la Palma desde, que a su ruego, actuó en varios festivales benéficos en Colmenar de Oreja. Y, muchos años después, gracias a los otros festivales que organizó su padre en los que participaron los cinco hijos de Cayetano Ordóñez Aguilera. Razón por la que, José Antonio del Moral, también se vio metido de lleno en el mundo del toreo y a su máximo nivel dada la gran categoría que alcanzó y sostuvo Antonio Ordóñez durante muy largo tiempo. También e incluso con mayor frecuencia y confianza, con los hermanos menores de Antonio, Pepe (su más tempranero maestro) y Alfonso, de quien José Antonio es compadre por apadrinar el bautizo de una de sus hijas junto a Carmen, la hija mayor de Antonio Ordóñez. Del Moral también tuvo la oportunidad y el privilegio de viajar varias veces con el gran torero rondeño a quien acompañó en muchas corridas por toda España y Francia en sus últimos años de toreo activo, así como en varios entrenamientos para prepararse antes de actuar anualmente en la Corrida Goyesca de Ronda, estando ya retirado del toreo.

La boda de la hija mayor de Antonio Ordóñez – Carmen – con Francisco Rivera Paquirri, contribuyó aún más a consolidar los conocimientos taurinos de José Antonio del Moral, logrados gracias a las muchísimas conversaciones y confidencias que siguió manteniendo tanto con Paquirri, como en su frecuente trato con infinidad de otros muchos y grandes profesionales del toreo, dada la también íntima amistad que tuvo con el diestro de Barbate hasta que murió víctima de un toro en la plaza de Pozoblanco, como también con José María Manzanares, Espartaco, Paco Ojeda y sucesivas primeras figuras del toreo, así como con los grandes ganaderos, don Atanasio Fernández, don Álvaro y don Juan Pedro Domecq, don Carlos Núñez, Manolo González y con todos los hijos de estos señores. Así pues, no fue de extrañar que las puertas del todo toreo se le abrieran de par en par a Del Moral cuando, tras ser simplemente aficionado y habitual espectador de casi todas las ferias y plazas más importantes del mundo a donde iba con su padre y luego solo o con amigos, también muy aficionados, se decantó finalmente por dedicarse a escribir y a hablar de toros. Espontáneamente primero, y, de seguido, como crítico de manera formal, lo que ha venido ejerciendo en varios medios especializados tanto españoles como extranjeros, en la prensa diaria regional y nacional, siempre en la radio, periódicamente en televisión y como escritor de varios libros publicados con éxito.

Gracias a todas estas circunstancias, José Antonio del Moral fue adquiriendo y consolidando una formación  taurina excepcional que le llegaron no solo por habitual espectador en todas las ferias desde muy joven, sino por la infinidad de conversaciones y de experiencias vividas junto a los más grandes de cada época. Algo que, para la mayoría de los aficionados y futuros periodistas, estaba vedado.

REVISTAS, PRENSA DIARIA, AGENCIAS Y PÁGINAS WEB

confer-mex-07-1Sus colaboraciones en prensa se iniciaron en la revista taurina “El Ruedo” tras serle publicadas muchas cartas al director, entonces Alberto Polo, aunque con quien mejor y más fecundo trato tuvo siempre fue con el gran crítico y escritor, Antonio Abad Ojuel, subdirector del semanario. Los artículos de José Antonio del Moral en El Ruedo fueron las primeras pruebas de su precoz competencia en la materia y del estilo moderado aunque beligerante y polémico que siempre le distinguió.

Posteriormente, perteneció a las redacciones de las revistas semanales “Ferias Mercados y Ganaderos”,  “Torerías”, y el mensual Toro. En la primera de éstas, un simple boletín editado en Salamanca para consumo de las gentes del campo charro, publicó artículos durante tres temporadas. Aunque su difusión natural se circunscribía a la zona salmantina, Del Moral consiguió de su director que enviase ejemplares gratuitos de cada número a todos los profesionales del toreo, a los principales críticos de España y a muchas peñas taurinas para que nadie implicado de una manera u otra en el mundillo taurino se quedara sin leerle. Y ahí va una anécdota a propósito de estos artículos: Cada vez que Paco Camino leía a Del Moral a quien entonces no conocía, solía preguntar a los que él creía le podían responder: “¿quien será este tío que se mete conmigo tan bien?”…

En la efímera revista “Torerías”, editada y dirigida por el entonces crítico titular de “La Hoja del Lunes de Madrid”, el gran dibujante José Luís Dávila, Del Moral mantuvo una polemiquísima sección que tituló “Cristales de Colores, los santones de la crítica, criticados” en donde cada semana ponía en solfa las contradicciones y las barbaridades o los aciertos y  bondades en cada caso de los periodistas más en candelero aquellos años como Antonio Díaz Cañabate, Selipe, Alfonso Navalón, Vicente Zabala (padre), Carlos de Rojas y otros muchos. Fue a raíz de su éxito con estos escritos tan ácidos como divertidos, por lo que  empezó a granjearse enemigos en un momento en el que ni soñaba con dedicarse formalmente a ejercer la crítica.

Lo que, por fin e inevitablemente, aconteció en la entonces nueva y lujosa revista mensual “Toro” que comandó junto a José Luís Carabias. En esta publicación, no solo publicó Del Moral sus primeras crónicas formales, sino que empezó a decir cosas que nadie se atrevía en una sección fija que se titulaba “La Quinta Columna”. Recuadro con su firma que dejó de escribir cuando “Toro” se acabó. Pero luego de varios años sin publicar por escrito esta columna tan polémica en ninguna otra revista, reapareció con ella y sucesivamente en la revista “Toros´92” y, finalmente en el diario bilbaíno “El Correo Español”. Estas “quintas columnas” siempre fueron motivo de discusiones y de tantas nuevas y sinceras amistades como de encendidas enemistades y hasta de drásticas expulsiones de algún medio.

Después de dirigir muy brevemente el semanario “Fiesta Brava” y colaborar en La revista “Tele Radio”,  ejerció de subdirector y principal crítico de semanal “Toros´92” para el cual cubrió todas las ferias importantes hasta que fue despedido por su dueño, el empresario de la plaza de Huelva y ganadero, José Luís Pereda, en connivencia interesada con quien la dirigió, José Carlos Arévalo, y con el feje de publicidad de la revista, José Cutiño (antes ayuda de Espartaco y, finalmente, profuso empresario de varias plazas, entre otras la de Olivenza y Badajoz) pese a haber sido ambos elegidos para tales cargos por el propio José Antonio del Moral.

“Toros´92” fue modélica, independiente en casi todo y una verdadera escuela de periodistas taurinos hasta que Del Moral fue apartado de la redacción por afectar a la publicad de algunos toreros con sus siempre sinceras crónicas. En esta redacción se formaron como cronistas taurinos nada menos que Fernando Carrasco, actual crítico de ABC de Sevilla; el propio Arévalo, actual director de “6 Toros 6”; el director adjunto de esta misma revista, Paco Aguado; el redactor jefe de Mundotoro.com y puntal en el programa “Tendido Cero” de TVE, Carlos Ruíz Villasuso; Carlos Crivell, actualmente crítico de El Mundo en Sevilla; José Enrique Moreno, gran crítico durante muchos años en El Correo de Andalucía y en la Cadena Ser de Sevilla; y varios otros más entre los que destacó Joaquín López del Ramo, siempre como gran especialista en el toro y, desde esta singularidad, como primer ayudante de José Antonio del Moral en su programa de Telemadrid, “Sol y Sombra”, con todo lo que ello le propició. Tal, la publicación de su imprescindible libro sobre el toro de lidia editado Espasa Calpe y la posterior codirección con el propio Del Moral de la extraordinaria serie para la televisión, “Tierra de toros”.

Entre tanto, José Antonio del Moral colaboró esporádicamente en “Diario 16”, “Interviú”, “Pueblo” y, más tarde, en  “La Razón”, “El Correo de Andalucía, “El Correo de Burgos”, “La Estafeta de Navarra” y, permanentemente,  en de las revistas francesas “Semana Grande”,  “Planeta Corrida”, y en las que editan trimensualmente el Club Taurino de Londres (La Divisa) y el New Yor City Club Taurino que preside la ejemplar aficionada, Lore Monnig con quien Del Moral colabora asiduamente desde hace años dando cursos para nuevos aficionados en New York.

Desde 1992 a 1999, inclusive, José Antonio del Moral  fue crítico taurino titular de todos los periódicos del Grupo Correo – actualmente “Vocento” – (“El Correo de Bilbao”, “Diario Vasco” de San Sebastián, “Diario Montañés” de Santander, “El Comercio” de Gijón, “El Norte de Castilla” de Valladolid, “La Verdad” de Murcia, Alicante y Albacete, “Sur” de Málaga, “Ideal” de Granada, Jaén y Almería, “Hoy” de Badajoz y, posteriormente, de la agencia “Colpisa”. Desde 1999 a 2001, fue corresponsal de “El Heraldo” de México. Y en 2004, colaboró con los diarios peruanos “”Gestión” y “El Comercio” de Lima en su suplemento a color de los sábados, “Somos”.

Desde Febrero de 2010, ejerce como crítico taurino titular en el diario LA GACETA, en su edición de papel y, posteriormente, en la digital (www.gaceta.es)

RADIO

Desde 1973 hasta su desaparición en julio de 2001, José Antonio del Moral ejerció ininterrumpidamente la jefatura de la sección taurina en la cadena Radio España donde popularizó el programa “La Corrida de Hoy a Examen” durante 15 años seguidos y, posteriormente, durante otros diez la tertulia “El Callejón” en compañía sucesiva de Alejo García, Matías Prats, Manuel Alcántara, Andrés Amorós y Antonio Jiménez, en cuyo programa matinal, Cada Día, informó diariamente sobre el mundo de los toros. También en Cada Día Fin de Semana se hicieron famosas sus conversaciones apasionadas con José Antonio Ovies, como asimismo sus intervenciones en directo desde las plazas de toros durante los programas vespertinos y sus crónicas nocturnas en Las 100 Noticias del Día que dirigió Carlos Peñaloza. Cerrada Radio España, pasó a colaborar asiduamente en el programa El Albero de la cadena COPE. Y en mayo de 2005 y 2006, fue comentarista en la Cadena “Radio Inter Economía” durante la feria de San Isidro.

Especial mención merece su programa “La Corrida de Hoy a Examen” que se emitía entre las 10 y las 11 de la noche después de cada corrida de la feria de San Isidro y en donde contó con importantes colaboradores y equipos. Desde el principio hasta que, desgraciadamente, fueron muriendo, por Radio España y de la mano de José Antonio del Moral pasaron José María del Rey “Selipe, Luís Fernández Salcedo, Álvaro Arias “Don Justo, Claude Popelín, José Montes Iñiguez, Jean Pierre Darracq “Tio Pepe”; siempre los más jóvenes José Miguel Ibernia, Francisco Baruqui, Pierre Arnouil y Agustín Marañón a los que, más tarde, se unieron José Juan Ayala, Paco Aguado, José Carlos Arévalo y, en varias ocasiones, Ricardo Díaz Manresa,  Huberto Apaolaza y Carlos Abella hasta que el programa fue cambiado por otro que también fue muy popular y un gran éxito radiofónico: la Tertulia “El Callejón”.

Esta inolvidable “Tertulia” se celebró para comentar las ferias de Sevilla y de Madrid, siempre maravillosamente organizadas por Cuca García de Vinuesa en el hotel Occidental de la Capital Hispalense y en el Miguel Ángel aunque el último tuvo lugar en el Welington, ambos de la capital de España. Ante habituales invitados especiales – todo el estamento taurino, político, artístico de cualquier faceta y social de ambas ciudades, como en cada programa los triunfadores de cada corrida, y otros muchos asistentes esporádicos. La tertulia El Callejón, única en su modalidad, fue conducida por el sin par Alejo García Ortega, solo un año – el último – por Antonio Jiménez,  y como crítico principal e impertinente contestador de cuantos allí se manifestaban erróneamente, José Antonio del Moral a quien en diaria crónica hablada, precedieron con las suyas y sucesivamente, Matías Prats, Manuel Alcántara y Andrés Amorós. Desde marzo de 2014, colabora asiduamente en el programa dominical “CLARIN” de Radio Nacional de España.

TELEVISIÓN

En un programa isidril de Tele MadridDirector, presentador y guionista del programa “Sol y Sombra” en Tele-Madrid (1990 y 1991) que obtuvo el Gran Premio de Cine Taurino en el Festival Aigües Mortes (Francia). Asesor de la serie para Canal Sur Televisión “El toros bravo”. Director de la serie “Tierra de Toros” para el Canal 2 de TVE, posteriormente a la venta con enorme éxito en venta de vídeos y DVD. Serie documental realmente extraordinaria por su calidad y contenidos. Más recientemente, ha participado como director taurino en la elaboración de un documental de larga duración sobre David Fandila El Fandi, “The Matador”, producido en los EEUU y estrenado en Texas en marzo de 2008 a la espera de los próximos estrenos en Los Ángeles y en New York. En mayo de 2005 regresó a Tele-Madrid como comentarista de todas las corridas de la feria de San Isidro en un programa especial, nocturno y en directo.

LIBROS

Autor de los siguientes libros: MADRID, 50 AÑOS DE CORRIDAS, editado en 1980 por la Diputación de Madrid. NACIDO PARA MORIR (Espasa-Calpe1986), Primer Premio Literario Antonio Díaz-Cañabate, editado posteriormente en Francia por Hachett con el título VÍE ET MORT DE PAQUIRRI con prólogo de Jean Cau. REPÓQUER (Espasa-Calpe 1987). LA TAUROMAQUIA DE JOSÉ MARÍA MANZANARES y EL ENIGMA DE CURRO ROMERO (Akal 1989). OJEDA, EL ÚLTIMO REVOLUCIONARIO (Espasa-Calpe 1994), editado en castellano y en francés con dibujos de Jean Ducasse y prólogo de Jean Cau. CÓMO VER UNA CORRIDA DE TOROS (Alianza 1996), traducido y editado en Francia por “La Presquille” en 1987, por “Diana” en México 1999, nueva edición del “El Círculo de Lectores” de España, próxima en inglés, otra de Alianza corregida y actualizada con ilustraciones en color aparecida en diciembre de 2002 y una posterior de bolsillo en Alianza. Cómo ver una corrida de toros es uno libros de autor más vendidos de la historia de la literatura taurina y manual imprescindible para nuevos aficionados.

CONFERENCIANTE, CRÍTICO INTERNACIONAL Y HONORES

Conferenciante habitual, ha intervenido en las peñas y clubs taurinos más importantes de España y en el el extranjero como en los de París, Londres (socio de número del Club Taurino of London), Milán, New-York (miembro de honor del New York City Club Taurino), Chicago (miembro de honor de su Club Taurino), San Diego, México donde es miembro de la Unión de Bibliófilos Taurinos Aztecas, Tijuana, Lima (miembro de honor del Circulo de Periodistas Taurinos del Perú), Cali y Bogotá (Colombia). Ejerce la crítica taurina desde hace 35 años y cubre la gran temporada española, francesa y americana con casi 200 crónicas por campaña.